Increíble!ConsejosComida

Publicado 2017-01-09
1 Comentario

¿Funcionan de verdad estos trucos culinarios?

Cuando vemos a un cocinero famoso elaborar sus platos siempre nos sorprende su habilidad con los cuchillos y con el resto de herramientas que maneja con una destreza sobrehumana. Mientras que ellos cortan con destreza una cebolla sin dejar de mirar al espectador, nosotros no paramos de hacernos tajos en las manos aunque estemos prestando toda la atención que nuestros ojos nos permiten. Por eso empezamos a buscar toda suerte de trucos en internet para hacernos pasar por profesionales. Ahora os desvelamos cuáles de ellos realmente funcionan y cuales son un mito.

1

1. Cortar un tomate con dos platos

Cortando una fruta, ya sea un tomate o una manzana, siempre corremos gran peligro en la cocina. Para evitar esas heridas de guerra nos proponen usar dos platos para sujetar ambas superficies para que, apretando, evitemos que éstas salgan proyectadas. Es cierto que se consigue el objetivo, evitamos cortarnos y el corte es preciso. Pero necesitamos tener un cuchillo largo, como para superar el tamaño de la mitad del plato, y afilado o acabaremos por destruir la fruta. Si quieres conocer la historia completa haga clic en “Siguiente página” para ver el resto del contenido.

2

2. Separar las yemas de las claras de huevo

Cuando tenemos que aprovechar sólamente uno de las dos partes del huevo siempre nos vemos en la tesitura de cómo separarlas sin romper la yema o sin poner en riesgo la salud por entrar en contacto la parte exterior de la cáscara. Para hacerlo de forma rápida y efectiva nos recomendaban usar un envase de plástico similar a una botella. Vaciamos el aire de dentro apretando uno de sus extremos y dejamos que al recuperarlo absorba la yema. Gracias a esto la separaremos sin necesidad de manchar nada más ni de romperla en el proceso. Y damos fe de que funciona.

3

3. Calentar pizza en el microondas

Uno de los grandes desastres de la cocina se produce al tratar de usar el microondas con algunas comidas. Al tratar de recalentar los alimentos podemos o bien acabar por convertirlos en duros como piedras o blandos como el chicle. Para tratar de explicar lo que sucede se añadió un truco en el que se podía introducir un vaso con agua para evitar el proceso de secado, pero en la realidad nos encontrábamos con algo similar. Lo cierto es que el agua de la comida se escapa, pero no se vuelve a reintroducir en los alimentos como si se tratase de magia.

4

4. Pelar un huevo duro con una cuchara

Sabemos que para hacer un huevo duro simplemente tendremos que calentarlo en agua. Pero a la hora de pelarlo nos encontramos con un trabajo complejo de elaborar, pues siempre se acaba por romper en miles de pedazos pequeños que se adhieren como si no hubiese mañana. Nos plantearon la posibilidad de usar una cuchara para ir deslizándola por debajo de la cáscara, pero finalmente sólo conseguíamos tardar mucho más que si usamos el método tradicional. Definitivamente peor el remedio que la enfermedad.

5

5. Una cuchara para evitar que se vaya el líquido de una olla

De todos es conocido el eterno problema de los líquidos en las ollas. Estamos atentos para que no se suba la leche, el agua o cualquier cosa que hayamos colocado en el cazo y, justo en el microsegundo en el que pestañeamos ya tenemos homogéneamente repartida nuestra comida por toda la vitrocerámica o el hornillo. Para evitar esta catástrofe nos recomiendan poner una cuchara encima de la olla con el fin de detener la ebullición. Desconocemos la procedencia de este ritual mágico, pero la ciencia no avala este hecho y su madre, la experiencia, tampoco.

6

6. Usar un trapo húmedo para enfriar una bebida más rápidamente

Cuando nos hemos olvidado de meter las bebidas en la nevera, sabiendo que venían visitas, hasta poner velas a un santo nos parece poco. El truco extendido de envolverlas en una toalla húmeda o un trozo de papel mojado siempre nos ha llamado la atención. Hay que tener en cuenta que aunque para nosotros suponga una manera de entrar en frío antes, para un líquido es exactamente lo mismo. Definitivamente tampoco tiene sentido esta teoría. Lo mejor para evitar estos casos es acordarse antes o comenzar a pensar en cubos de hielo.

7

7. Cortar el queso con hilo dental

Si lo hacemos con un cuchillo siempre corremos el riesgo de que se nos desvíe hacia algún lado o de que podamos recibir un corte accidental. Además de eso se podría quedar el producto adherido al cuchillo partiendo el trozo y estropeando la presentación. Para ello podemos usar un trozo de hilo o seda dental, consiguiendo en el proceso unas rebanadas perfectas evitando todo riesgo. Si queremos podemos usarlo también para el pan o incluso para un bizcocho o tarta. Para estos últimos necesitaremos practicar un poco si queremos que el acabado sea óptimo.

8

8. Abrir un tarro con cinta adhesiva

Volvemos a la magia. La cinta adhesiva no hará que un objeto cueste menos abrirlo. Malgastaremos ese producto cuando realmente podremos abrir usando un simple trapo o hasta un guante de goma. El problema más común en este tipo de problemas es que alguna de las superficies esté húmeda, haciendo que ésta resbale. Si logramos la suficiente adherencia, el tarro no se escurrirá y podremos ejercer la fuerza suficiente como para poder acceder al contenido sin problema.

9

9. Eliminar el centro de las frutas usando una pajita

Cuando tenemos que quitar el centro de la fruta menuda como las fresas nos encontramos con el problema de desperdiciar demasiado producto con un corte para eliminar sólo la parte verde. Nos propusieron usar una pajita con la que perforamos el centro y removemos lo que nos sobra. Para decidir si este truco funciona debemos aclarar algo: si la fruta es lo suficientemente pequeña, vale. Si es ligeramente superior es mejor que vayamos apurando el cuchillo. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

10
64
Te mostramos por qué no deberías reírte de estos tigres obesos…
Te mostramos por qué no deberías reírte de estos tigres obesos…
Hace poco se hicieron virales una serie de instantáneas mostrando a tigres obesos, que parecían enfermos, yaciendo en el suelo de un “parque de tigres”. Inmediatamente su visionado causó un escándalo en diversas asociaciones para la conservación...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Mercedes Edith Rivera Ordóñez
Mercedes Edith Rivera Ordóñez 12/1/17 7:07
Asi como estas paginas