4 Comentario

8 mitos y verdades sobre los plátanos!

Está claro que la mayoría de las veces nos creemos casi todo lo que se nos dice. Las creencias populares son hechos que creemos como verdad y que van pasando poco a poco de generación en generación y de boca en boca. Cuanto más grande es el bulo, más se transmite, como una especie de enfermedad. Esta transmisión llega hasta el punto de que tanto jóvenes como adultos, creen en una cosa que algún día alguien inventó, pero que nadie sabe a ciencia cierta de donde proceden.

Bananas

Estos rumores y mitos se acabarían bastante rápido si alguien decidiese comprobarlos para comprobar su veracidad, pero es algo que nadie (o casi nadie) sabe, por tanto se propaga como la pólvora sin remedio alguno. Esto es lo que ha pasado con los plátanos, rumores generados por alguien con dudoso motivo, los cuales hemos asumido y contado a otra gente como si supiéramos que es verdad. Por todo lo anterior, en este artículo os traemos 8 rumores sobre los plátanos que la gente cree como ciertos y no lo son.
Haz click en Siguiente Página para ver el resto del contenido del post.

1. El plátano es una bomba de azúcar y calorías

Según mucha gente, los plátanos tienen mucha grasa y engordan mucho debido a la cantidad de calorías que tienen, pero nada más lejos de la realidad. Los plátanos tienen solo 85 kcal ,algo muy por debajo de lo que necesitamos diariamente (unas 2000 kcal), así que no hay que preocuparse de que engorden o no. Aunque tengan más hidratos de carbono que otras frutas, esto no quiere decir que el impacto en tu carga glucémica sea alto.

Bananas

2. Los plátanos pueden contener parásitos

El mito dice que los plátanos pueden contener parásitos como la giardia al en uno de sus extremos. Este mito es totalmente falso ya que este tipo de parásito no puede sobrevivir ahí. La única infección que podemos contraer comiendo plátanos es haciéndolo con las manos sucias o no limpiando bien el plátano antes.

Bananas

3. El estómago no puede digerir el plátano

Este mito es verdad, pero solo a medias. Un plátano maduro es bastante fácil de digerir para el estómago. Es problema aquí es cuando el plátano está verde, ya que contiene gran cantidad de almidón, una sustancia que va perdiendo con su maduración, pero que no se puede digerir bien, algo que puede desencadenar flatulencias y dispepsia.

Banana

4. Podemos sufrir enfermedades de los monos

La leyenda dice que si te comes un plátano que haya tocado un mono enfermo, tú también te puedes contagiar de fiebres tropicales. Este mito es totalmente falso, ya que los plátanos se cogen jóvenes, cuando aún los monos no los han tocado y además se cubren de sustancias químicas que matan toda posible bacteria.

Mono Banana

5. El plátano como sustitutivo de la comida

Hay gente que piensa que un plátano está tan lleno de calorías y vitaminas, que para hacer dieta, con un plátano tienen de sobra. Pero nada más lejos de la realidad, como hemos contado antes, un plátano tiene un balance nutricional muy positivo, pero nunca un plátano tiene la capacidad de sustituir una comida completa y saludable.

Banana cortada

6. Puede haber veneno de serpiente en los plátanos

Otra historia que se cuenta mucho, es la de que los plátanos puedan tener veneno de serpiente en la punta. Pues bien, sabemos que las serpientes son venenosas, pero no se especializan en ir mordiendo plátanos porque sí. Las serpientes sólo comen animales que puedan ingerir, no se ocupan en comer frutas.

Serpiente

7. Hay que prestar atención a la punta de los plátanos

Por fín un mito verdadero. Es verdad que hay que prestar bastante atención a la parte final de los plátanos, ya que ello puede ayudarnos a determinar la calidad de estos. Una punta blanca y fea es indicativo de que está llena de químicos,. mientras que los buenos plátanos sin muchas sustancias tienen la punta negra.

Bananas

8.Hay que cortar la punta del plátano

Otra cosa que es verdad. La punta del plátano es la parte más vieja y desagradable, ya que es la primera en crecer. Esta parte muchas veces está blanda y con demasiado mal color, por ello es mejor cortarla y no comerla. Otra ventaja que tiene cortar este extremo del plátano es que se puede pelar de una forma más cómoda, y sin tener que utilizar los dientes. ¿Hemos desmentido algún mito que tu creías como cierto?
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: GIPHY/ Starstock

Banana cortada
116
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cosas que le pasan a nuestro cuerpo cuando dejamos de consumir azúcar
Síguenos