Increíble!

Publicado 2017-02-06
0 Comentario

15 escenas de películas que ocurrieron por accidente

Crear una película es todo un arte que requiere mucha planificación antes de comenzar a rodar. Empezando por el vestuario y los escenarios hasta establecer la ubicación de cada extra en el fondo de la escena; todos estos detalles combinados pueden crear un momento especial y mágico que será recordado para siempre por su iconicidad. Sin embargo, lo que acabamos de escribir es cierto, pero no completamente, ya que de vez en cuando se dan escenas, momentos o situaciones que no han sido planeados y que fueron grabados por casualidad. A veces se trata de una acrobacia que salió mal, en otro que el actor se olvidó de su parte y empezó a improvisar o que empezara a dar un espectáculo propio, llevado por una inspiración de otro mundo. Los momentos que te vamos a presentar a continuación salieron muy bien, pero nunca sabías que fueron completamente improvisados.

1. Edward Norton golpeando a Brad Pitt en “El Club de la Pelea”

La primera regla del Club de la Pelea es: nadie habla sobre el Club de la Pelea. Sin embargo, en este caso especial nos sentimos justificados porque vamos a contarte que una de las escenas más emblemáticas fue en realidad pura casualidad e improvisación de uno de los protagonistas. Según el guión, Edward no iba a golpear a Brad, sin embargo David Fincher le pidió que lo hiciera momentos antes de grabar la escena. Las palabras de Brad: “Me golpeaste en la oreja” y el dolor que sufrió en esos momentos fue completamente real y no incluido en los planes.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

1. Edward Norton golpeando a Brad Pitt en “El Club de la Pelea” 1

2. El aplauso de Joker (el Guasón) en “Batman: el caballero oscuro”

La trilogía de Christopher Nolan sobre las hazañas de Batman, uno de los superhéroes más populares del mundo, fue un verdadero éxito gracias a muchas cosas. El tema de un héroe sin superpoderes capaz de hacer el bien, antagonistas malvados muy bien definidos, luchas dinámicas, tensión de principio a fin, escenas emblemáticas y Heath Ledger. Para muchos, este nombre y apellido se hicieron conocidos gracias a su fenomenal protagonización de Joker. Es bien conocido que el actor decidió prepararse mucho tiempo antes de empezar a rodarse la película para poder identificarse con un loco malvado como lo era Joker. Sin embargo, gracias a esa identificación fue posible una de las escenas más reconocibles de la película. Ledger decidió por su propia cuenta unirse cuando todos felicitaban a Gordon, cosa que Christopher Nolan decidió grabar. Ese aplauso tan lento y misterioso que daba escalofríos fue uno de los cortes finales más famosos de Joker (y fue improvisado).

3. El incendio en el teatro en “Bastardos sin Gloria”

La escena del incendio fue planeada y entraba dentro de los planes del guionista y director. Sin embargo, muy rápido se perdió el control de la escena. Omar Doom y Eli Roth fueron tratados por quemaduras menores después del rodaje, pero todo un incendio descontrolado, peligroso y, por lo tanto, real fue grabado en toda su gloria e introducido en la película. Fue un realismo que está al alcance nada más que de los mejores.

3. El incendio en el teatro en “Bastardos sin Gloria”

4. El gato de Don Corleone en “El Padrino”

El Padrino es uno de los clásicos más clásicos que ha conocido la humanidad. Aunque fue grabada hace varias décadas (en 1972 para ser exactos), sigue siendo una película que intriga a generaciones enteras y constituye una parte importante en la cultura. Independientemente de si hayas visto la película o no, algunas escenas características seguro que han aparecido alguna vez en tu vida y eres capaz de reconocerlas. Una de ellas es cuando Don Corleone está sentado en su despacho y tiene un gato en su regazo. Seguramente no lo sabías, pero la aparición de ese felino fue toda una sorpresa para todos. Marlon Brando encontró un gato callejero en el estudio de grabación y decidió tenerlo consigo durante dicha escena. ¿Cómo salió? De manera tan mítica, que ha perdurado casi medio siglo y perdurará incluso más.

5. La patada en Misión Imposible 2

Misión Imposible fue una serie llena de acción, lucha, tiroteos y un glorioso protagonismo de Tom Cruise. Aunque hay que admitir que no fue tan glorioso cuando olvidó retroceder antes de efectuar una patada en la mandíbula de uno de los dobles durante la escena de la pelea. Como puedes ver en la imagen, el actor está sorprendido y desconcertado con lo que acaba de pasar. Las lesiones nunca son agradables, pero a veces hay que sufrir para conseguir un efecto final digno de recordar, ¿verdad?

5. La patada en Misión Imposible 2

6. El cabezazo de Gandalf en “El señor de los anillos: la comunidad del anillo”

Otra de las trilogías míticas que han entrado para siempre en el canon del cine es la adaptación de “El señor de los anillos”, una verdadera obra maestra de uno de los escritores de fantasía medieval más reconocidos y alabados de la historia, J.R.R. Tolkien. Probablemente no hace falta presentarle el argumento a nadie (cosa que además duraría un montón de tiempo y ocuparía un montón de espacio) y aunque el guión fue dictado principalmente por las novelas, hubo alguna que otra novedad que Tolkien desconocía. Ian Mckellan protagonizó el papel del mago Gandalf, quién era demasiado alto para las casas diminutas de los hobbits y al recorrer la casa de Bilbo, se dio por casualidad en la cabeza con una de las vigas. Esa casualidad fue grabada e introducida en la historia porque había quedado fantásticamente bien.

6. El cabezazo de Gandalf en “El señor de los anillos: la comunidad del anillo”

7. El espanto de Jay Baruchel en “Ligeramente embarazada”

Ser un actor en realidad es un trabajo muy complicado y no estamos hablando aquí de la necesidad de entrenar expresiones faciales, tener que protagonizar personajes muy diferentes al carácter del actor, etc. Estamos hablando de que el actor a veces tiene que hacer frente a sus mayores miedos y no tiene escapatoria. Ese fue el caso de Jay, quién en la vida real tiene miedo a las montañas rusas. Su pánico en la escena de apertura de Ligeramente embarazada no fue meramente un efecto artístico, sino que fue real.

7. El espanto de Jay Baruchel en “Ligeramente embarazada”

8. La rotura violenta de un espejo de Channing Tatum en Foxcatcher

Foxcatcher es una película dirigida por por Bennett Miller, quién ganó un premio al Mejor Director en el Festival de cine de Cannes, y entra dentro del género de drama biográfico. Está basado en la historia real de Mark Schultz, medallista olímpico. Una de las escenas dramáticas de la película tiene lugar cuando Channing debió romper un espejo, cosa que estaba prevista dentro del guión. Lo que no se esperaba nadie es que Channing pusiera todo su corazón en ello (y su cabeza). Los cortes que sufrió el actor en la escena fueron igual de reales que fue su sangre en la toma y no fueron planeados por el director.

8. La rotura violenta de un espejo de Channing Tatum en Foxcatcher

9. El vestido amarillo en La La Land

Emma Stone llevaba un vestido amarillo durante los ensayos para la famosa secuencia de baile en La La Land y terminó gustándole mucho. En realidad, no era lo que el director tenía pensado en principio, pero finalmente la actriz se acercó y preguntó si podía usarlo también en la toma real y él aceptó.

9. El vestido amarillo en La La Land

10. Joaquin Phoenix sacando el lavamanos de la pared en “En la rueda floja”

Otra cualidad que tiene que tener un actor día sí y día también es la habilidad de recordar grandes partes de texto en muy poco tiempo. Sin embargo, nadie es un dios en ello y cualquiera puede olvidarse algún fragmento. En este elemento se esconde la diferencia entre un verdadero artista y un no-tan-artista. Un actor mediocre se quedará estancado en esa frase olvidada, mientras que el artista intentará seguir con su actuación, intentando crear algo diferente. Así fue este momento, cuando Joaquin Phoenix arrancó el lavamanos, escena que apareció en el corte final de la película. Fue un acto improvisado a causa de no recordar lo que debía decir en aquel momento.

11. La presentación de Forrest Gump en “Forrest Gump”

Una de las más grandiosas comedias protagonizadas por Tom Hanks, Forrest Gump. Un pobre hombre, no del todo sensato, que al final termina conquistando los corazones de muchos. En una de las escenas, Tom Hanks se presenta: “Mi nombre es Forrest Gump. La gente me llama Forrest Gump”. Lo podías saber o no, pero esa línea fue completamente improvisada por Tom y no apareció en el guión de la escena.

12. La línea de Jack en “Titanic”

¿No te parece sorprendente que hubiera tanta improvisación incluso en películas clásicas y de gran presupuesto? Nosotros pensábamos que esas producciones estaban preparadas y controladas de principio a fin. Resulta que incluso un gran clásico como lo es el “Titanic” también tenía cosas que no entraban en los planes de creadores, pero que finalmente les acabaron gustando. En una de las más famosas escenas reconocidas por la palabra “Dibújame”, Leo se puso tan nervioso que se olvidó de su línea. A cambio dijo: “Sobre en la cama… el sofá”, en vez de “sobre el sofá”. Sin embargo, a James Cameron le encantó el error y lo dejó en la versión final de la película.

12. La línea de Jack en “Titanic”

13. “¡Aquí está Johnny!” en “El resplandor”

Probablemente la escena más conocida de la película, tan famosa que hasta fuente de numerosos memes en la red. Resulta que el enunciado fue invento de Jack Nicholson y sin lugar a dudas le dio el terror que esa escena necesitaba. Stanley Kubrick no estaba familiarizado con la frase y resulta que por muy poco no la incluye en la versión final de la película. Pero por suerte, ahí está.

14. El ritual de calentamiento de Matthew McConaughey en “El lobo de Wall Street”

Otra de las grandiosas películas protagonizadas por Leo DiCaprio, aunque muy diferente de la anterior y muy controversial también. Incluso se dice que debido a condiciones de emisión, se tuvo que eliminar algunas escenas por ser demasiado explícitas. De todas maneras, esas no eran las improvisadas, así que tranquilo, tampoco las vamos a presentar. Sin embargo, en una de las escenas, Matthew improvisa completamente una secuencia de calentamiento (aunque está basada en su calentamiento real antes de hacer la toma). Cuando DiCaprio mira a un lado, desconcertado, en realidad está mirando al director Martin Scorsese que está fuera de cámara para pedir instrucciones sobre lo que debería hacer. Finalmente, los golpes en el pecho y la incomodidad que tuvo que sentir Leo en esa escena improvisada quedaron estampados en la película para siempre.

15. El consejo de “matrimonio” de Robin Williams en “En busca del destino”

Hay actores y hay maestros. En este segundo grupo entra de lleno y sin lugar a dudas Robin Williams, una persona y un actor especial en todos los sentidos. En una de las escenas, Robin lanza un discurso entero que fue invento suyo preparado sobre la marcha y la risa de Matt Damon es real e inesperada. Por si fuera poco, en aquel momento la cámara tambalea ligeramente, sugiriendo que incluso el camarógrafo no pudo contener la risa.
Fuente: Imgur / Giphy

15. El consejo de “matrimonio” de Robin Williams en “En busca del destino”
110
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

9 escenas de películas que NO fueron generadas por computadora y NO LO SABÍAS
Síguenos