0 Comentario

Las 9 cosas más raras con las que la gente de verdad se ha casado

Por suerte vivimos en un mundo mucho más abierto y permisivo que décadas antes. Los ciudadanos de numerosos países tienen más libertad para expresar su amor a quien quieren y pueden casarse con aquella persona que aman de verdad. Sin embargo, qué pasa si el amor de nuestras vidas no es una persona, sino más bien un objeto o un animal? Los científicos hablan de la objetofilia, o sea la sensación de sentir enorme atracción hacia un ente inánime. En este caso hablar de un matrimonio resulta raro y es juzgado por la mayoría como algo negativo. En el caso de los animales entra incluso la cuestión de lo moral, ya que los animales no son capaces de decir “no”. Por muy raro que parezca, suele pasar. Para tu entretenimiento, te traemos 9 matrimonios más raros del mundo.

1. La Tour Eiffel

1. La Tour Eiffel

Empezamos fuerte. Una mujer llamada Erika La Tour Eiffel (sí, ese es su nombre real) se ha enamorado en su vida de varios objetos ya, incluyendo el muro de Berlín o un trozo de cerca que guarda en su dormitorio. Recientemente, su corazón se llenó de amor al ver la Torre de París, así que decidió dar un paso adelante y casarse con ella. Exacto, ha declarado su amor por la Tour Eiffel (la torre) y en 2008 ha jurado amor, respeto y fidelidad. Cambió también su nombre y después ella y los testigos de la ceremonia celebraron juntos. La mujer comenta el suceso de la siguiente manera: “He encontrado mi tipo en un objeto que nadie entiende. La Tour Eiffel está rodeada de millones de turistas que están enamorados de sí mismos, no de ella”.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

1. La Tour Eiffel 1

2. Una muñeca

Aunque este segundo ejemplo pueda parecer un acto gracioso y de desesperación, en realidad oculta una historia un tanto triste. El hombre de nacionalidad china que puedes ver en la imagen descubrió que tenía cáncer terminal. Decidió que la última cosa que quería hacer antes de morir era casarse, pero no tenía ninguna mujer en su vida. Tampoco quería hacer a nadie sufrir por su muerte, así que decidió casarse con una muñeca. La ceremonia se compuso de lo mismo que puedes ver en cualquier otra boda, aparte de la novia, claro. Aunque la historia parece real, muchos han acusado al hombre de inventarse toda la historia para incrementar las ventas de muñecas. Sea cual sea la versión verdadera, sigue siendo una curiosa historia para leer, ¿verdad?

2. Una muñeca

3. Un delfín

Sharon Tendler de Inglaterra conoció al delfín Cindy casi hace 25 años y se comprometió con él, asegurando que era el amor de su vida. Se casaron en Eilat, sur de Israel, acompañados de un par de testigos y con un beso amoroso. Tendler llevaba un vestido blanco con velo, sin embargo Cindy probablemente se negó a ponerse el traje. La mujer venía a visitar a su marido a Israel cada cierto tiempo. Desgraciadamente, cada historia de amor tiene su final. Poco tiempo después, Cindy murió. Se estima que tenía casi 40 años y hay que admitir que vivió una vida genial, incluso casándose con un ser humano. ¿Qué otro delfín puede decir lo mismo?
¿Te ha parecido curioso? Espera a ver lo que tenemos en las siguientes páginas del artículo

3. Un delfín

4. Una cabra

Aparecido Castaldo, un brasileño de 74 años, decidió vivir los últimos años de su vida comprometido a su querida cabra, Carmelita. De hecho, el hombre mantuvo una relación con ella dos años antes de contraer matrimonio. Admite que su querida se comió su traje de novia mucho antes de poder ponérselo, pero que ambos están enamorados. Al ser preguntado por los beneficios de tener una mujer-cabra, en vez de una mujer humana, respondió: “no habla y no quiere dinero”. Sin embargo, su decisión ha creado numerosas controversias, especialmente entre los defensores de los derechos animales. Sin embargo, no hay de qué preocuparse. Preguntado por si quería consumar el matrimonio, Castaldo replicó que no y que sólo estaba interesado en su compañía. ¡Menos mal!

4. Una cabra

5. Una montaña rusa

Este americano de 35 años, Amy Wolfe, se ha casado últimamente con el “1001 Nachts”, una montaña rusa localizada en el parque de atracciones Knoebels, en Pennsylvania. Se conocieron cuando el chico tenía 13 años e inmediatamente se enamoró. Ha acumulado más de 3 mil viajes con la montaña rusa en 10 años y después de ese tiempo, decidió casarse con ella. Wolfe admite que está enamorado de la montaña rusa de la misma manera que las mujeres se enamoran de sus maridos y que estarán juntos para siempre. Por suerte, no tiene envidia de que otras personas monten en ella (¿qué?). Wolfe confiesa que tiene una foto de su esposa en el techo y que lleva consigo un par de tuercas y tornillos sobrantes de la máquina. “No le estoy haciendo daño a nadie y no puedo hacer nada con ello, es parte de quien soy”, finiquita el joven.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

5. Una montaña rusa

6. Personaje de videojuegos

No es un misterio que los videojuegos se están desarrollando a una velocidad impresionante y era sólo cuestión de tiempo que alguien quisiera llevar el tema incluso más allá. Sal, un chico japonés de 29 años, dejó a todo el mundo desconcertado con su decisión de casarse con un personaje de videojuego, convirtiéndose en el primer hombre de la historia en casarse con un avatar. La ceremonia fue transmitida en directo y numerosos usuarios pudieron ver como declara su amor eterno y devoción a una imagen computerizada. ¿Y su novia? Su nombre es Nene Anegasaki y Sal admite que es la novia perfecta. “No se queja cuando respondo tarde. O bueno, se enfada, pero se le pasa rápido”. En la actualidad Sal y Nene viven alegres, de manera virtual, claro está. ¡Es más! ¡Sal puede llevarla a cualquier sitio consigo!

6. Personaje de videojuegos

7. Una cobra

Hemos pasado por una cabra, así que vamos a cambiar una letra. Después de quedarse con el corazón partido tras la muerte de su novia 5 años antes, este hombre estaba seguro de que su novia había vuelto a su vida en forma de serpiente. Asegurando que la cobra se parecía mucho a ella (en cuestiones de encanto), decidió que tenía que casarse con ella y organizó una boda poco después. Ahora son un matrimonio feliz que lo hace todo junto. Van al gimnasio, ven la televisión… incluso se dice que la cobra tiene los mismos sentimientos románticos que tiene el hombre. De hecho, ambos comparten la misma cama. ¡Él de verdad cree que es su novia reencarnada en serpiente!
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

7. Una cobra

8. Un puente

La artista Jodi Rose de origen australiano ha admitido tener una relación íntima con el Pont du Diable, un puente del sur de Francia. Ambos se casaron en el año 2013. Jodi llevó puesto un traje de boda y trajo consigo un anillo preparado para la ocasión. La chica dice: “nuestra noche matrimonial fue muy especial, aunque no hemos tenido tiempo para pasar a solas después de la ceremonia. Él es un adicto al trabajo y no puede dejar su río. Le dejé con un beso amoroso y me uní a mis amigos a celebrar la unión nadando en el Río Tech que fluye debajo”. Aunque el matrimonio no ha sido legalmente reconocido, Rose está segura del amor que les une y escribe un blog sobre su relación.

8. Un puente

9. Un árbol

Este chico es a menudo confundido con el actor americano Johnny Depp por su parecido físico, sin embargo son dos polos opuestos. Richard Torres de Perú admite que está enamorado en la naturaleza, así que decidió vestirse conforme a la ocasión y casarse con un árbol. En la imagen puedes ver como le ofrece un beso amoroso al árbol. El objetivo de Torres era en primer lugar despertar la consciencia sobre el calentamiento global y la contaminación ambiental. De hecho, Torres es polígamos y ha participado en tres matrimonios anteriores a este. Sus matrimonios no son reconocidos de manera legal y eso hace que pueda casarse con todos los árboles que quiera. ¡Ojalá no estén celosos los unos de los otros!
Fuente: therichest.com / Starstock

9. Un árbol
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Los matrimonios más extraños: ¡una muñeca, un perro y más en una altar de boda!
Síguenos