Increíble!Consejos

Publicado 2017-03-01
0 Comentario

9 trucos que te gustaría haber conocido antes…

Hay muchas situaciones en la vida en las que nos complicamos demasiado para realizar tareas sencillas, sin pensar que podríamos hacerlas de una manera súper básica, empleando solamente algunos materiales que todo el mundo tiene en casa y un poco de ingenio. Es por eso que a lo largo de este artículo, el cual recomendamos encarecidamente que lo lean completo, hablaremos sobre unos trucos cotidianos que os servirán mucho a la hora de completar ciertos menesteres. ¡No os lo perdáis!

gesto de OK

1. Capa anti-agua para el calzado

Para empezar, deben saber que este gran truco funciona con cualquier tipo de calzado, no solo las botas de invierno, aunque sí es verdad que se recomienda su uso en el calzado invernal. Necesitarás un par de zapatos, una vela blanca no aromática y un secador para el pelo. Para empezar, debe agarrar la vela y frotarla muy bien por toda la superficie de los zapatos, sin que quede nada libre. Verá que ha adquirido un color blanco debido a la cera, por lo que ahora debe tomar su secador para el cabello y darle a los zapatos hasta que vuelvan a su color original. ¡Ahora verá que el calzado permanece seco en cualquier situación!
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Capa anti-agua para el calzado

2. Pelar una naranja

Aunque parezca una verdadera estupidez, hay muchas ocasiones en las que las naranjas tienen la cáscara muy pegada a su interior, por lo que usar las manos para pelarla, o incluso un cuchillo, puede hacer que se desperdicie parte de ella. Sin embargo, existe un truco general que hace que la piel se divida en cuatro partes y que sea mucho más fácil de extraer. Lo único que tiene que hacer es tomar un cuchillo afilado y que corte bien, agarrar la naranja con una mano y colocar el cuchillo sobre su superficie, rotando la mano para que este pase alrededor de toda la naranja. ¡Verá lo bien que sale la cáscara ahora!

Pelar una naranja

3. Difusor de líquido

Este truco es muy recomendado para una barbacoa u otro tipo de evento en el que se requiera cualquier tipo de bebida, por ejemplo garrafas de agua. Necesitará: un tapón de una botella de Pepsi, Coca Cola u otra, una jeringuilla, y pegamento potente. Primero, corte con un cúter la parte de la boquilla de la jeringuilla. A continuación, haga un agujero con un taladro en la mitad del tapón de la botella; Atraviese con la jeringuilla el tapón (por el agujero), y utilice un buen pegamento para pegar la base del tapón a la jeringuilla. Por último, vuelva a enroscar el tapón en la botella a utilizar (se recomienda una garrafa o botella de 2 litros) y… ¡Ya está! ¡Ahora tiene un gran difusor que facilita mucho las cosas!

Difusor de líquido

4. Cómo sujetar un remache de un mueble

A veces hay remaches de adorno que vienen en los muebles y que, lejos de quedarse sujetos, se mueven o incluso se llegan a caer. Para evitarlo, retire el remache con los dedos y extraiga el tornillo que haya debajo con un destornillador o similar. A continuación, utilice un taladro con una broca similar al tamaño del agujero restante para hacerlo algo más hondo. Rompa la cabeza del tornillo e introdúzcala por uno de los extremos de una pajita. Corte una gran parte de la pajita de modo que se pueda enrollar entre un billete viejo, usado, o un papel similar. Vuelva a introducirlo en el agujero del mueble y coloque el remache, verá como no se vuelve a caer nunca más.

Cómo sujetar un remache de un mueble

5. Ablandar la carne

Hay platos en los que se necesita ablandar la carne antes para que esté más tierna y jugosa. Sin embargo, si no tenemos a manos un ablandador apropiado, podemos hacerlo de otra manera. Tome un martillo normal y utilice cinta adhesiva fuerte para mantener un tenedor pegado a él, de modo que las puntas del tenedor sobresalgan un poco de la parte más ancha del martillo. Una vez que se haya asegurado de que ha quedado bien sujeto, ya tendrá un excelente mortero para la carne.

Ablandar la carne

6. Soldador improvisado

Este truco es muy recomendable cuando tenga que utilizar algo similar a un soldador pero no tenga a mano uno original. Necesitará un poco de cobre, un encendedor o mechero y un poco de cinta adhesiva. Primero, con la ayuda de una barra de hierro sólida o similar, doble un trozo de cobre para que tenga una punta redondeada. A continuación, utilice esa parte del cobre junto con un poco de cinta adhesiva para quede bien pegada al encendedor, de modo que la parte redondeada del cobre sobresalga justo por la zona de la llama del mechero. Cuando lo encienda, el hierro se pondrá muy caliente, y podrá utilizarlo para, por ejemplo, encender fósforos o soldar todo tipo de cosas con la ayuda de un poco de estaño.

Soldador improvisado

7. Sujeta tornillos

¿Cuántas veces ha tenido que montar un mueble u otra cosa y ha perdido los tornillos porque no tenía un buen lugar donde dejarlos? Si bien este truco no es estrictamente necesario, sí que le ahorrará algo de tiempo si está “manos a la obra” y no puede alcanzar algunos tornillos que se encuentren alejados. Lo único que tiene que hacer es utilizar un guante con forro o agujeros en los que pueda meter los tornillos para poder agarrarlos momentáneamente. Tenga en cuenta que los agujeros del guante deben variar según el tamaño de los tornillos.

Sujeta tornillos

8. Cómo aprovechar al máximo la pasta de dientes

Esto es el algo que le pasa a todo el mundo, por lo que aprender este truco le vendrá muy bien para dejar de malgastar esos restos de pasta de dientes que siempre quedan en las zonas de más difícil acceso. En lugar de agarrar un cuchillo para cortar el bote, doble una barra fina de hierro por la mitad con la ayuda de unos alicates, y cuando esté bien prensada, coloque un poco de cinta adhesiva en un extremo para que no se separe. Ahora podrá pasar dicha barra a lo largo de todo el bote de pasta para aprovechar todo el contenido restante y no malgastar ni una gota.

Cómo aprovechar al máximo la pasta de dientes

9. Sacar un tornillo complicado

¿A quién no le ha pasado? Siempre hay tornillos o tuercas que se quedan muy clavadas al mueble y que son muy difíciles de extraer, incluso si se tienen las herramientas apropiadas. Aun así, si no tienes a mano una buena llave inglesa que pueda facilitarte la tarea, siempre se puede emplear una especie de truco que te sirva a la hora de sacar un tornillo. Utilice una barra con varias arandelas (también sirve un tornillo largo y una arandela que quede sujeta) en los extremos, separadas por la distancia que ocupe el tornillo, y péguela lo más fuerte posible al tornillo. De este modo, solo tendrá que girar la herramienta “improvisada” para sacarlo. ¡Te facilitará mucho las cosas! ¡Comparta estos trucos con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: YouTube - TheChacal557

Sacar una tuerca complicada
82
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

8 trucos de Internet que DE VERDAD funcionan...
Síguenos