Increíble!Controversial

Publicado 2017-03-08
17 Comentario

El demonio con falda: Esta es la peor persona que ha pisado la Tierra. Conocemos su macabra historia…

El camino entre lo correcto y lo incorrecto depende en gran medida de la educación recibida y de las vivencias personales. Sin embargo, en algunos casos se cometen auténticas atrocidades fruto de unas mentes retorcidas en mitad de unas experiencias macabras. A pesar de que en italia se siguen produciendo muchos crímenes contra mujeres, 116 durante el año pasado, otros muchos son producidos por ajustes de cuentas. Pero ninguno tan sorprendente como el que nos ocupa.

cristal roto

Antecedentes

Leonarda Cianciulli nació en el seno de una familia compleja. A pesar de que su madre había pactado un matrimonio para ella, ésta decidió elegir a quien sería su pareja sentimental por su propia cuenta. Debido a esto, según relataba la propia protagonista, su madre la maldijo de por vida. Tras una serie de indagaciones y, tras consultar con dos adivinos diferentes, llegó a comprender las consecuencias de su propia condena. Tendría muchos hijos pero todos estos morirían muy jóvenes. El terror nubló la mente de esta mujer y la hizo cometer unos actos abominables.

Leonarda Cianciulli

Maternidad frustrada

Aunque quedó encinta por 17 ocasiones con su marido, perdió a 13 de sus hijos durante la juventud o el propio parto de los infantes. Fue por ello que desarrolló un miedo terrible por creer que los cuatro hijos que le sobrevivieron iban también a seguir el mismo camino en breve. Así fue como comenzó a actuar como una madre sobreprotectora capaz de hacer cualquier cosa con tal de protegerlos del destino que ella creía que le había marcado su propia madre.

Leonarda Cianciulli hijo

Inicio de la guerra

Las desgracias, que nunca vienen solas, se acumularon cuando se comenzó a gestar la Segunda Guerra Mundial en el 1939. El mayor de sus hijos se lanzó a alistarse al ejército en el bando italiano, por lo que los miedos de Leonarda se multiplicaron. Fue entonces cuando tuvo un sueño que le reveló la forma de proteger a su progenie. Debería realizar sacrificios humanos y, con ello, garantizaría la salud de su favorito. Aunque suene descabellado, para ella resultaba completamente plausible. Así fue como comenzó la historia de sus homicidios.

guerra mundial

Primera víctima: Faustina Setti

Fue así como comenzó a buscar a su primer sacrificio. Y cuando se le presentó la oportunidad con Faustina Setti no la desaprovechó. La pobre mujer sólo quería encontrar a un nuevo marido y Cianciulli le ofreció información sobre un supuesto pretendiente. Le dijo que redactase cartas para que, una vez todo se hubiera emparejado, le contase lo sucedido a sus familiares y amigos. Una vez hecho esto se acercó a casa de su Celestina para despedirse. Fue su última acción con vida.

Faustina Setti

El primer homicidio

Tal y como relató la propia autora, le dio una copa de vino con suficientes narcóticos como para acabar con su vida. Una vez hecho esto la mató y descuartizó con un hacha y la dividió en nueve partes, separando su sangre en un cuenco a parte. Ésta fue usada para elaborar unas galletas dulces de té y los restos fueron derretidos con sosa cáustica y vertidos a una fosa séptica. Gracias a esto fueron los propios vecinos los que hicieron desaparecer a la buena de Faustina. No acabaron ahí sus macabras andanzas.

galletas

Segunda víctima: Francesca Clementina Soavi

El segundo suceso también fue muy similar. La víctima fue convencida por Cianciulli para repetir todo el proceso sólo que en un lugar completamente diferente. La pobre mujer creyó a su vecina y, contenta, escribió cartas de despedida para toda su familia. De nuevo antes de marchar a conocer a su supuesto futuro marido se acercó a despedirse de su “amiga”. El proceso fue exactamente igual que el primero, dejando de nuevo completamente desaparecida a su vecina.

Francesca Clementina Soavi

Tercera y última víctima: Virginia Cacioppo

Virginia fue la última de la lista de víctimas. En su caso fue engañada alegando que la propia Leonarda había encontrado un supuesto contacto que le ofrecía trabajo como secretaria. El procedimiento que siguió fue exactamente el mismo, sólo que en su caso la grasa de su cuerpo fue utilizada para elaborar jabón que luego regaló a sus vecinos. Al parecer, según la criminal, se había dado cuenta que la grasa de la pobre Cacioppo era excelente para este fin, por lo que dió un resultado excelente. Pero lo que no sabía Cianciulli es que había cometido un trágico error en este caso.

Virginia Cacioppo

El gran descubrimiento

La cuñada de la última víctima se extrañó de la falta de contacto que tuvo su familiar. Como la había visto entrar en la casa de Cacioppo, decidió denunciar la desaparición a la policía. Rápidamente se inició una investigación y se resolvió que deberían detener a la presunta homicida. Fue entonces cuando ella misma se declaró culpable de los hechos y comenzó a detallar lo sucedido con todo lujo de detalles. La noticia conmocionó a todo el pueblo, dejando una triste noticia que pesaría a lo largo de los años.

Leonarda Cianciulli

El final de la homicida

Al demostrar su culpabilidad se le condenó a 30 años de prisión y a 3 años de internamiento en un hospital psiquiátrico. Para tranquilidad de todo el mundo, la mujer murió debido a una apoplejía cerebral en 1970. Los utensilios que Cacioppo usó para realizar los crímenes se encuentran expuestos en un museo en Roma, para dejar testigo de lo que sucedió. Tristemente famosa, la historia fue llevada al teatro y al cine, siendo un recordatorio para los parientes de por vida. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay / Imgur / Crimeblog

restos de Leonarda Cianciulli
20
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¡La mujer mató a sus amigas para hacer jabón y galletas!
Síguenos