ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2017-03-20
0 Comentario

¡8 síntomas iniciales de cáncer de páncreas que no debemos pasar por alto!

El cáncer de páncreas es una de las neoplasias más peligrosas y más mortales. Según las estadísticas, es la cuarta causa de muerte por cáncer, pero se dice que en 2030 aumente su incidencia en un 50% y se convierta en la segunda causa de muerte por tumor, siendo más letal que el cáncer de mama, colon o próstata. Las buenas noticias son que no es un tumor muy frecuente. En las estadísticas ocupa el décimo puesto y constituye sólo un 2-3% de todos los tumores sólidos. La principal causa de su alta mortalidad es que no da síntomas evidentes y está en estado avanzado o con metástasis cuando es diagnosticado. Por eso, vale la pena observar el cuerpo de uno mismo para ver si es hora de acudir al médico y comprobar si el páncreas no está en peligro.

1. Diagnóstico inesperado: diabetes

La diabetes es una enfermedad del páncreas en la que el organismo no produce la cantidad necesaria de insulina. Es una enfermedad común, pero si se diagnostica de manera repentina en el caso de una persona adulta y no tiene ningún origen lógico (p.ej. a causa de una operación muy invasiva), existen probabilidades de que se trate de un síntoma de cáncer. No es el único síntoma que hay que tener en cuenta. Comprueba la siguiente página para conocer los demás.

2. Color amarillo de los ojos

Uno de los síntomas del cáncer de páncreas es la ictericia, o sea la coloración de la piel y los ojos. Alrededor de los dos tercios de todos los tumores de páncreas ocurren en la cabeza del páncreas, cerca del conducto biliar. La aparición de un tumor rápidamente bloquea la vía y obstaculiza la secreción de bilis. La acumulación de bilis en el organismo puede provocar diferentes síntomas. El color amarillo de esta se puede ver reflejada en la parte blanca de los ojos, que se pone de color amarillento. De la misma manera, la orina se puede volver más oscura. Estos síntomas aparecen cuando el tumor está en una fase temprana de desarrollo, pero desgraciadamente pueden ser también síntomas de otras enfermedades.

3. Picazón en las manos y los pies

Es suficiente con un tumor de páncreas pequeño para bloquear el conducto de la vesícula biliar. Cuando este canal se bloquea, la bilis comienza a acumularse en el organismo y al ser imposible de eliminar, empieza a crear un compuesto nocivo. Este compuesto, al no poder ser expulsado del cuerpo, se almacena en las palmas de las manos y en los pies, provocando un constante picazón. Para diagnosticar más efectivamente el cáncer de páncreas, lo mejor es conocer los variados síntomas que puede presentar. En la siguiente página podrás conocer los demás.

4. Dolor de estómago

Sabemos lo que puedes pensar: ¡el dolor de estómago puede ser síntoma de casi cualquier enfermedad! Y desgraciadamente tienes razón. El dolor abdominal puede significar desde una ligera e insignificante indigestión hasta las enfermedades y trastornos más serios que existen, situándose el cáncer de páncreas en este segundo grupo evidentemente. Por suerte, es posible reconocer el dolor que puede empezar a preocuparte y señalar que se trata de un trastorno del páncreas. Es un dolor punzante, ligeramente similar al dolor del hambre. También te puede servir de pista que las personas que han sufrido cáncer de páncreas admiten que el dolor desaparecía cuando se inclinaban hacia adelante.

5. Deposiciones extrañas

Cuando se habla de la salud, también hay que decir que uno de los elementos que proveen más detalles del estado del organismo es la deposición, o sea el excremento. En el caso de un páncreas saludable, la bilis se maneja de manera adecuada y las heces tienen un color marrón normal. Sin embargo, en el caso de un tumor y una bilis mal gestionada, el excremento tendrá un color más pálido, parecido al de la arcilla. Si este síntoma se repite, acude al médico para comprobar el funcionamiento de tu páncreas. Como puedes ver, el cáncer de páncreas no da síntomas evidentes. Lo mejor es conocer las diferentes posibilidades y comprobar si suceden varios de estos. Comprueba la siguiente página para conocer otros síntomas frecuentes.

6. Pérdida de peso repentina

Probablemente el síntoma más traicionero de todos. A ver, ¿a quién de nosotros no le gusta adelgazar cuando tenemos algunos kilos de sobra? Sin embargo, es una señal de que algo no funciona bien. Si no sigues una dieta, no haces ejercicio o no cambias tus costumbres alimenticias, según las leyes de la física y la lógica, no deberías perder peso, o por lo menos no mucho y de repente. Así que en vez de alegrarte de que la fortuna te ha sonreído, primero comprueba que tu páncreas está funcionando de manera correcta. Un páncreas enfermo no procesa de manera adecuada las grasas, azúcares y nutrientes que proporcionas a tu cuerpo, por lo tanto pierdes peso porque, hablando metafóricamente, tus células corporales pasan hambre y se encogen.

7. Desaparecen las ganas de comer

Si hasta ahora has sido un fanático del chocolate, queso o cualquier otro producto, y de repente has perdido las ganas de tomarlo, eso es una señal a la que vale la pena prestar atención. Un páncreas que no produce cantidades adecuadas de enzimas puede también afectar tu apetito. Es posible que sientas que los alimentos que te encantaban antes, ahora no parecen deliciosos y te producen náuseas. A continuación el último síntoma que vale la pena observar. No te lo pierdas en la siguiente página.

8. Pérdida de apetito

Todos los síntomas mencionados en este artículo son en cierto sentido parecidos, ya que están relacionados con el mismo factor. Es obvio que cualquier falta de apetito no significa al instante que tienes un tumor en el páncreas, pero si es un estado constante y se combina con otros síntomas descritos, es posible que necesites ir al médico. Otro de los síntomas que da el cáncer de páncreas es la pérdida completa de apetito. Es posible que sientas hambre, pero que a las dos cucharadas no quieras comer más incluso una comida que te encanta. La falta de enzimas digestivas puede “confundir” el estómago y todo el sistema digestivo y nervioso.

En conclusión, la causa de la alta mortalidad del cáncer de páncreas es la falta de síntomas agudos y evidentes hasta que está en una fase avanzada. Sin embargo, los pequeños síntomas combinados pueden apuntar al problema, especialmente si síntomas frecuentes como dolores de estómago no tienen explicación lógica. No dudes en compartir el artículo si te ha gustado para que todos puedan observar su cuerpo y a lo mejor prevenir una enfermedad que puede ser letal.
Fuente: Imgur / Starstock

0
9 cosas por las cuales quisieras vivir en Japón
9 cosas por las cuales quisieras vivir en Japón
Hablar de Japón es hablar de otro mundo. ¡Es más! Es difícil creer que el país del Sol naciente esté en el mismo planeta, dado que las diferencias con otros países del mundo son por lo menos enormes. No sólo estamos hablando de las costumbres y...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación