Increíble!Animales

Publicado 2017-03-22
4 Comentario

Los 9 animales más grandes de la historia que contradicen a la Biblia…

Cuando pensamos en que se ha metido un animal extraño en casa, bien sea desde una cucaracha hasta una rata, siempre pensamos que la evolución los ha creado para darnos miedo. Pero lo que no sabemos es que realmente son ejemplos muy pequeños de lo que el terror puede generar en nuestras mentes. Si pudiéramos concentrar todas las criaturas que han existido en el mundo, sin duda nos daríamos cuenta de que al final serían los animales más encantadores que podríamos encontrarnos. Os mostramos 9 ejemplos de las criaturas más sorprendentes que jamás hayan habitado en la Tierra.

animales enormes

1. Arthropleura

Y para muestra un botón. ¿Qué se nos pasaría por la cabeza si viésemos entrar por la puerta a un insecto de hasta 2’3 metros de longitud con la apariencia de un ciempiés? Y si encima sabemos que estaba protegido por una coraza de quitina tremendamente dura, rematada con unas púas, sin duda la cosa no mejora. El único consuelo que nos quedaría sería saber que no se alimentaba de otros animales, ya que era vegetariano. Aunque fuese el invertebrado más grande que jamás haya pisado la Tierra, no es el más peligroso.

Arthropleura

2. Megalodón

Desde que Steven Spielberg crease su obra maestra con “Tiburón”, estos escualos se han convertido en el mayor terror de todo nadador que se adentre más de dos metros en la orilla. Pero es que en la antiguedad, el tiburón blanco no era lo peor que podías encontrarte. El Megalodón era una perfecta máquina de matar, de hasta 25 metros de largo y con unos dientes capaces de penetrar con diez veces más potencia que un gran blanco. Por suerte o por desgracia estas criaturas se extinguieron, puede que por la falta de presas necesarias para su alimentación. Y es que energéticamente hablando no les salía rentable devorarnos.

Megalodón

3. Indricotherium

A pesar de su aspecto bonachón se trata del mamífero terrestre más grande que jamás haya existido. Y no es algo desdeñable, ya que medía más de siete metros y medio de alto hasta la cabeza. Su tremenda fuerza no era empleada para cazar, sin embargo, pues se trataban de animales hervíboros. Eso no quita que pudieran pisarnos por accidente, ya que con sus más de 15 toneladas de peso nos convirtieran en polvo en un abrir y cerrar de ojos. Toda una mole, sin duda. Quedan muchos más ejemplos por descubrir.

Indricotherium

4. Leedsichthys problematicus

Si un día en la prehistoria decidías irte de pesca y no dabas con un megalodón, podrías encontrarte con una de las criaturas más enormes que hayan nadado por nuestras aguas. El leedsichthys problematicus era un pez que podía alcanzar los 16 metros de longitud, ostentando el récord de pez óseo más grande de la historia. Si lo comparamos con el viviente que tiene el actual, el pez luna, éste último tiene solo 3 metros. Por lo que es una comparación casi de risa. Su alimentación tampoco era carnívora, ya que se trataba de peces filtradores.

Leedsichthys problematicus

5. Liopleurodón

Este reptil marino era una de las mayores pesadillas que podías encontrar en su época. Sus casi seis metros y medio de longitud lo convertía en uno de los depredadores más peligrosos, pues en este caso sí que se trataba de un carnívoro. Para que nos podamos hacer a la idea tiene un tamaño similar al de un tiburón blanco. Sin lugar a dudas fue una de las criaturas más temidas por el resto de criaturas que poblaban los mares, con permiso del gran megalodón, claro. Conoce a los demás seres que poblaron nuestro planeta.

Liopleurodón

6. Meganeuropsis Permiana

Si tienes un pánico visceral a los insectos que vuelan, éste no será precisamente tu favorito. Y es que estos seres, emparentados con las libélulas actuales, alcanzaban los 71 centímetros de largo y los 33 de ancho entre los extremos de sus alas. Es el mayor volador que haya existido nunca. Y para colmo se trataba de una criatura carnívora. Se alimentaba de otros seres de menor tamaño a los que capturaba volando. Toda una alegría tener que verlo volando hacia ti.

Meganeuropsis Permiana

7. Megatherium

Un pariente cercano de los populares perezosos fue este enorme mamífero, el megatherium. Se trataba de todo un sibarita a la hora de escoger su alimento, pues tenía que seleccionar muy bien el tiempo de ramas y hojas que podía ingerir. Pero su gran tamaño, tan sólo superado por algunos otros mamíferos como los elefantes, le hacía convertirse en una criatura difícilmente capturable. Alcanzaba los 6 metros de largo y casi 2 de alto. Poseía un esqueleto mucho más robusto que el de otras criaturas de mayor tamaño. Reservamos el mejor animal para el final.

Megatherium

8. Quetzalcoatlus

Este gran volador fue la criatura alada más grande que jamás haya sobrevolando nuestros cielos. Surcando el aire con sus 11 metros de envergadura, acercándose a la tierra para cazar a pequeñas criaturas desprevenidas. A pesar de que no era fácil no ver a una criatura de tal tamaño acercándose, puede que el hecho de que no hiciera mucho ruido le diese ese factor de sorpresa. Una vez se echaba sobre la presa, ésta poco o nada podría hacer por escapar. Por suerte para nosotros ya no existe.

Quetzalcoatlus

9. Titanoboa

La titanoboa fue la serpiente más grande de todos los tiempo. Sus increíbles 13 metros de longitud la convierte en todo un terror terrestre. Teniendo en cuenta que la serpiente más grande de las que existen en la actualidad se quedó en poco más de 10 metros, nos podemos hacer la idea de lo que esta auténtica bestia podría haber hecho de existir en la actualidad. Puede que fuese la idea que tenían para hacer la película “Anaconda”. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Imgur / Facebook:Paleocreations / Youtube: Top View Viral

Titanoboa
462
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Insectos comunes que resultan sumamente peligrosos para los humanos
Síguenos