0 Comentario

¡La verdadera historia de "Las chicas superpoderosas" NO es para niños!

¿Te acuerdas de estos dibujitos animados?

Scooby-Doo, los Picapiedras, el Oso Yogui, Maguila Gorila, los Supersónicos, Tom y Jerry, Pixie, Dixie y el gato Jinks, Dexter, el perro Huckleberry, el Capitán Planeta y los planetarios Johnny Bravo... ¿Sabes qué es lo que une a todos estos personajes? Cada uno de ellos fue creado por la casa productora de Hanna-Barbera existente en el mercado como tal entre los años 1957 y 2001. Después de la muerte de uno de sus fundadores, la marca fue absorta por Warner Bros., y la cadena televisiva Cartoon Network (al principio responsable por la emisión de sus películas) se independizó y comenzó a producir animaciones a solas.

Aunque en cierta época de la historia la mayoría de ellas han influido bastante en la infancia y los recuerdos de muchísimas personas jóvenes de ahora, lo elemental es que la mayoría de los personajes de la marca fueron hombres, animales-machos o chicos pequeños. Quizá ser por todo ello, que un lugar muy especial entre todas estas películas ocupa la historia de tres muchachitas que, además de ser increíblemente dulces, saben oponerse al mal... Con ello, desde luego, nos referimos a "Las Chicas Superpoderosas".
Si quieres conocer la versión más tenebrosa de su historia, no dejes de leer este artículo...

¿Qué sabemos de las chicas superpoderosas?

Las protagonistas de la exitosa serie de dibujos, como sabemos, fueron creadas por el Profesor Utonio con el uso de "Azúcar, flores y muchos colores" , pero también cierta cantidad de "la sustancia X". Gracias al empleo de esos ingredientes, el científico pretendía dar vida a "una niñita perecta" pero, ya que se pasó con las medidas, también la cantidad de las nenas aumentó considerablemente. Así nacieron Bombón (la pelirroja con un vestido rojo), Burbuja (la rubia con un vestido azul) y Bellota (la morena con un vestido verde).

Otra versión de la historia

He aquí viene lo chocante. Aunque en la tele las chicas "dedican su vida a combatir el crimen y las fuerzas del mal", hay fuentes que aseguran que las personas en las que se había basado el creador de las adorables hermanitas, Craig McCracken, poco tenían que ver con las cosas agradables, sucesos gloriosos y el lado luminoso de la vida. A continuación, te vamos a presentar la historia que figura como verídica en varias páginas web relacionadas con la famosa animación. Ten en cuenta que algunos de los detalles pueden ser bastante siniestros...

Algunas personas opinan que el autor de la historia de las chicas superpoderosas con su trabajo quería honrar a otras tres hermanas. Las niñas, hijas de inmigrantes que habían llegado a Rumanía, huyendo de una guerra que se había desatado en su propia tierra, contaban con 9, 10 y 12 años de edad cuando, junto con sus padres, se vieron forzadas a buscar una vida mejor en "el país de los vampiros". Por desgracia, no todo allí les fue exactamente tal y como lo planeaban...

Aunque al principio el padre de las chicas no lograba encontrar trabajo y tenía que esforzarse para abastecer las necesidades de su familia, terminó estableciéndose un negocio propio, en el que vendía artículos electrónicos. Gracias a su sueldo, la situación de todos había mejorado un poco, aunque no han podido gozar de la tranquilidad durante mucho tiempo. Unos años más tarde, el cabeza de la familia murió a manos de los ladrones que entraron a robar a su negocio. Después todo empezó a ir de mal en peor...

Fue entonces cuando su mujer comenzó a trabajar en varias partes a la vez, con el fin de mantener a las niñas y brindarles un futuro mejor. Cuando la madre salía de casa, las chicas se quedaban a cargo de una vecina que ocultaba un terrible secreto: en realidad formaba parte de una red de personas que se ocupaban de organizar el tráfico de mujeres... Una noche, aprovechando la ausencia de la señora de la casa, la vieja se había llevado a las muchachas con el fin de convertir sus vidas en la peor de las pesadillas.

Cuando las hermanas fueron vendidas y abusadas por primera vez contaban con tan sólo 11, 12 y 14 primaveras. Además de hacerles daño, las personas responsables por su maltrato les ofrecían todo tipo de sustancias estupefacientes, que les hacían olvidar del mundo repugnante en cuya parte se habían convertido. Al cabo de unos años, en un momento de lucidez, las tres decidieron encontrar una manera de vengarse... Y pronto se les dio una oportunidad perfecta. Lo que hicieron definitivamente no se podría presentar en la televisión (y menos a los niños).

Triste final de las tres hermanitas

Una noche, los jefes de la red del tráfico a la que pertenecían, organizaron una reunión llena de vicios y alcohol. Mientras los líderes festejaban en compañía de sus "presas" y tomando a montones, las tres hermanas -siempre unidas y preocupadas la una por la otra- se pusieron a realizar lo planeado. De alguna manera lograron llenar el edificio de gasolina y otras sustancias inflamables y provocaron un incendio. Sin duda sabían que nunca iban a poder volver a ver a su madre... Nadie sobrevivió. Cuando el fuego fue apagado, las autoridades encontraron cuerpos de las tres, abrazadas.

Como indican las fuentes, su historia se hizo conocida circulando en la prensa local y, años después, llegando a los oídos al autor de "Las chicas superpoderosas". Estremecido por su triste fin, el animador pensó en hacer a sus protagonistas invencibles y fuertes: para que, al menos en el mundo de fantasía, nadie pudiera hacerles daño. Se dice que hasta el día de hoy se transfiere cierta cantidad de ingresos ganados por el dibujito a las organizaciones que luchan en contra del tráfico de mujeres. ¿Crees que puede ser cierto?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cómo han evolucionado los dibujos animados más famosos del mundo
Síguenos