5 Comentario

16 increíbles trucos que puedes hacer con tu microondas

Hay que admitir que el microondas ha revolucionado la manera de la que cocinamos y preparamos la comida. De hecho, es el único objeto del mundo capaz de calentar cualquier plato hasta los mil grados y al mismo tiempo dejar su contenido en su temperatura original. Pero aparte de las bromas, es verdad que la rapidez con la que puede calentar cosas le ha dado un puesto especial en cualquier cocina. Lo usamos a diario para recalentar comida, descongelar alimentos y hacer palomitas. Sin embargo, ¿sabías que el microondas tiene muchísimos más usos que se le pueden dar? La mayoría de las personas no lo sabe y se pierde una gran cantidad de trucos que pueden facilitar la vida. No te pierdas con nosotros los 16 usos que se le puede dar al microondas.

1. Pelar tomates

Si necesitas tomates pelados para una salsa especial o para un ensalada, puedes hacerlo comprando directamente tomates pelados, si tu tienda los vende, o usar el microondas. Coloca los tomates durante un minuto en el horno y ya está. Notarás que el tomate está más blando y se puede pelar con facilidad. Ya no tendrás que hervirlo durante mucho tiempo o buscar tomates pelados en lata. Si este truco te ha parecido sorprendente, no puedes perderte los que vienen a continuación.

1. Pelar tomates 1

2. Deshidratar hierbas

Seguimos con el tema de la cocina, ya que ese es el principal objetivo del microondas, pero no dudes: aparecerán también trucos que no tienen nada que ver con la comida. La clave para un plato exquisito está en las especias que definen su sabor. Si necesitas hierbas secas, puedes deshidratarlas con facilidad gracias al horno microondas. Para conseguirlo, vas a necesitar un trozo de papel de cocina húmedo en el que envolverás las hierbas frescas que tienes. Puede ser cualquier tipo de especia: menta, albahaca, orégano, hierbabuena… ¡la que necesites! Ahora deja la hierba envuelta en el microondas durante unos 2-3 minutos y la sacarás preparada para servir con tu plato favorito.

2. Deshidratar hierbas

3. Miel cristalizada

Como todos sabemos, la miel es el único producto que NUNCA se estropea. Sin embargo, a veces puede cristalizarse dentro del frasco y es muy difícil utilizarla. Sin embargo, es posible restaurar su estado original con ayuda del microondas, ¿lo sabías? Simplemente métela en el horno durante 15 segundos y de nuevo obtendrás la consistencia viscosa de la miel que tanto a todos les gusta. Tal y como lo prometimos, a continuación te presentaremos más usos del microondas, ¡no todos de cocina!

3. Miel cristalizada

4. Desinfectar los trapos de cocina

Los trapos de cocina suelen llenarse de bacterias por permanecer durante mucho tiempo húmedos. Es peor aún si no los lavas bien con jabón y cloro, pero no es necesario que los tires, ya que existe una manera muy eficaz de eliminar todas las bacterias y está relacionada con el microondas. Sí, nosotros también nos quedamos sorprendidos. En primer lugar, pon el micro a máxima potencia. Humedece los trapos con jabón y agua y ponlos en el horno durante unos minutos. Después sácalos (con mucho cuidado, estarán muy calientes) y termina de lavarlos con agua, jabón y cloro. De esta manera te ahorrarás mucho tiempo de lavado y el trapo estará desinfectado gracias a las altas temperaturas.

4. Desinfectar los trapos de cocina

5. Aprovechar los cítricos

Este truco es muy útil si quieres aprovechar al máximo el jugo de limón, de naranja o de cualquier otro fruto cítrico. Una vez más, utilizarás para ello el horno microondas. Es muy sencillo: corta la fruta en cuestión por la mitad y déjala en el micro durante 20 segundos. Lo que podrás ver es que soltará hasta la última gota de jugo. ¿Cuántas veces te ha pasado que el pan se te ha quedado duro y poco apetitoso? ¿Quieres darle una segunda vida? Entonces tienes que comprobar la siguiente página.

5. Aprovechar los cítricos

6. Pan recién salido del horno

Una barra de pan o un bollo duro es lo peor que puede pasar durante un desayuno un domingo por la mañana. A veces sucede porque por casualidad no cerramos bien la bolsa, porque lo dejamos fuera o porque ya tiene unos días. De todas formas, es un gran fastidio que lo toquemos y parezca una piedra. Sin embargo, es suficiente con tener un microondas en casa para recuperar su estado original y fresquito. Envuelve el pan que quieres refrescar en un trapo ligeramente húmedo, ponlo en el microondas durante 5-10 segundos… ¡y ya está! ¡Cómo recién sacado del horno! (Juego de palabras a propósito).

6. Pan recién salido del horno

7. Aceite gourmet

Si eres una de esas personas a las que le encanta cocinar y quieres sorprender a tu pareja con algo increíble, pero fácil de preparar, tienes que servir estos aceites gourmet con hierbas. Sin embargo, no es necesario gastar enormes cantidades de dinero en una tienda especializada. Es suficiente con un frasco de aceite y un microondas. Agrega ajo, chile o cualquier especia aromática que quieras usar y mete el frasquito en el microondas durante 40 segundos. ¿El efecto? Simplemente delicioso. No te pierdas la siguiente página, en la que te contaremos cómo preparar un capuccino delicioso en cuestión de segundos, entre otras muchas cosas.

7. Aceite gourmet

8. Capuccino

Un café delicioso es la clave para una tarde feliz con los amigos o simplemente con tu querida pareja al lado. Uno de los cafés más populares es el cappuccino gracias a su consistencia espumosa y delicada. Desgraciadamente, no todos somos maestros del café para preparar esta bebida deliciosa. Por lo menos hasta ahora. Si tienes un microondas, puedes convertirte en uno de ellos con facilidad. Sigue nuestros pasos para conseguir la famosa y deliciosa espuma del cappuccino: vierte la leche en un recipiente, pero sólo hasta la mitad. Tapa el frasco y agítalo hasta que la leche quede espumosa. Una vez hecho esto, pon el recipiente en el microondas (sin la tapa) y calienta durante 30 segundos. ¡Ya está! Ahora añade la espuma al café y puedes servir un cappuccino delicioso como en los restaurantes.

8. Capuccino

9. Compresas calientes

Cuando llega un día estresante en el trabajo, no hay nada mejor que una compresa caliente para el cuello, la espalda o cualquier otra parte del cuerpo que te duela. ¿Quieres preparar una? En ese caso necesitas una toalla pequeña y un microondas. Enrolla la toalla, mójala ligeramente y ponla a calentar durante un minuto. No la dejes más tiempo, porque podrías quemarte. El micro tiene tantos usos… pero para que no sirva durante mucho tiempo hay que mantenerlo en buen estado. En la siguiente página te contaremos un truco para limpiarlo rápido y de manera eficaz.

9. Compresas calientes

10. Papas fritas caseras

Todos de vez en cuando tenemos la necesidad de pecar un poco con comida basura. Sin embargo, puedes pecar un poquito menos si te la preparas de manera más saludable en casa. Y para ayudarte a ser mejor persona acude el microondas. Pela una papa (o varias) y córtala en rodajas. Si quieres, puedes hacerlo con la cáscara para que estén incluso más crujientes. Ahora colócalas en un recipiente resistente al calor y echa encima aceite de oliva, sal, especias o cualquier otra cosa con las que quieras saborearlas. Ahora es suficiente con meterlas en el horno durante unos 10 minutos y estarán listas y preparadas para comer.

10. Papas fritas caseras

11. Limpiar el microondas en segundos

Limpiar el microondas no es una tarea fácil. Un espacio reducido y una superficie homogénea dificultan su cuidado, pero es posible hacerlo de manera simple con un truco: rocía con un poco de vinagre todo el horno, préndelo durante 5 minutos en una potencia baja y cuando termine, pasa un trapo limpio. Toda la suciedad que pueda tener dentro se despegará y el microondas quedará como nuevo. ¿Sabías que puedes librarte de las lágrimas de la cebolla con facilidad? Si te cuesta creerlo, tienes que consultar la siguiente página.

11. Limpiar el microondas en segundos

12. Picar cebolla sin lágrimas

Este truco no lo sabe ni tu abuela. De hecho, eres tú quien se lo puede enseñar. La cebolla nos hace llorar porque expulsa al aire una sustancia que irrita nuestros ojos y les produce el picor que conocemos. Sin embargo, esta reacción puede frenarse con ayuda de un microondas. Corta los dos extremos de una cebolla y colócala en el microondas. Es suficiente con 30 segundos a máxima potencia para que no te produzca ganas de llorar. Ahora puedes ayudar a tu madre con todas las cebollas que quiera picar sin temor a que se te estropee el maquillaje.

12. Picar cebolla sin lágrimas

13. Sal húmeda

Probablemente muchas personas han tenido un escalofrío al leer el título de este párrafo. La sal húmeda es lo peor del mundo y hace que la sal sea completamente inútil. Sin embargo, es posible solucionar este problema con gran facilidad. Coloca la sal mojada en el microondas y caliéntala durante 20 segundos. Podrás ver que otra vez está fresca y ligera, como el día en el que la compraste. Si todo esto te ha parecido curioso, te explotará la mente cuando sepas que sólo con el microondas puedes preparar un postre superdelicioso. ¡No te lo puedes perder!

13. Sal húmeda

14. Postre en tres minutos

Mejor apunta esta receta porque te encantará. Es posible hacer un pastelito de chocolate en pocos minutos. Para ello, vas a necesitar 4 cucharadas de harina para pastel, 1 chorrito de esencia de vainilla, 4 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de cacao, 1 huevo, 3 cucharadas de leche, 3 cucharadas de aceite de cocina y opcionalmente 1/4 de taza de chispas de chocolate. Una vez que lo tengas todo, mezcla los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme, repártela en tazas pequeñas y métela en el microondas durante 3 minutos a máxima potencia. Podrás ver como tu postre primero se infla y luego baja otra vez. Cuando termine de calentarse, espera unos minutos para que se enfríe ligeramente y… ¡a comer! Te encantará.

14. Postre en tres minutos

15. Retira la cáscara de ajo

Sabemos que muchas personas tienen problemas con retirar la cáscara del ajo. De inmediato acudimos al rescate con el horno microondas. Coloca el ajo en el microondas y ponlo en marcha durante 15 segundos. Después de ese tiempo, la cáscara estará prácticamente pelada por sí sola. ¡Así sí se puede cocinar! ¡A preparar comida en vez de pasar la tarde pelando ajos! Para terminar, algo que te sorprenderá incluso más que todo hasta ahora. ¿Sabes que puedes renovar el rímel con facilidad? Comprueba la siguiente página y verás lo fácil que es.

15. Retira la cáscara de ajo

16. Renueva tu rímel

Es una tragedia cuando el rímel se seca y deja grumos en las pestañas. Es prácticamente imposible de usar. Sin embargo, no lo tires a la basura. Pon tu rímel dentro de una taza con agua y mételo en el microondas durante 30 segundos. Antes de hacerlo, revista detalladamente que el rímel no contenga ninguna pieza de metal, pues NO DEBES meter cualquier cosa de metal en el microondas. Cuando saques el producto del microondas, podrás notar que está como nuevo y se puede usar como el primer día (o mejor). ¡Estarás encantada con este truco!

16. Renueva tu rímel

De esta manera concluimos la lista de trucos con el microondas y creemos que todos de ellos son por lo menos tan geniales como desconocidos. ¿Vas a probar estos trucos en tu casa? No dudes en compartir con nosotros tus impresiones en la sección de comentarios y compartir el artículo si te ha gustado y te ha parecido útil. ¡Nosotros vamos a utilizar estos trucos de ahora en adelante todos los días!
Fuente: Imgur / Giphy

266
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

9 cosas muy útiles que puede hacer tu microondas y que probablemente no sabías…
Síguenos