Increíble!

Publicado 2017-03-28
0 Comentario

9 trucos asiáticos que merece la pena tener en cuenta…

Sabemos que un gran número de culturas asiáticas tienen un origen milenario, sobre todo la china o japonesa. Es por ello que, con el paso de los años, varias de sus costumbres se han traspasado a occidente, llegando incluso a servir en muchas acciones de la vida cotidiana. A lo largo de este artículo verás que existen numerosos trucos que merece la pena saber, ya que pueden facilitarte realmente muchas otras tareas que realizas a diario. Probablemente las sabías, pero nunca está de más echar un vistazo, por lo que pueda pasar…

1. Usa palillos para no mancharte los dedos con ciertos alimentos

Seguramente alguna vez has tenido los dedos manchados de ese residuo desagradable (y también agradable) de color anaranjado, sobre todo en el pulgar, el dedo índice y el dedo medio, tras comer vorazmente una bolsa de Cheetos. Puedes lamerte los dedos (que es lo más normal) o puedes lavarte las manos, pero no cabe duda de que es una sensación bastante molesta. Para aquellos que quieran disfrutar comiendo alimentos que ensucian los dedos, pero desprecian el desastre, ¿qué pueden hacer? Exacto, usar palillos chinos; También sirven para las patatas fritas, chocolate…¡Todo lo que ensucie! ¡Avance a la siguiente página para ver el resto de consejos!

trucos asiáticos

2. Jugo de limón y sal para mantener frescas las manzanas

Las manzanas, junto con algunas otras frutas, como las peras y los plátanos, tienen una tendencia a volverse de color marrón rápidamente, una vez que la carne interna se daña y se expone al aire. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de detenerlo? Con la ayuda del oxígeno del aire, el polifenol oxidasa contenido en la fruta inicia una serie de reacciones químicas, produciendo melaninas: pigmentos marrones. La mejor manera de evitarlo es exprimir un poco de limón en agua, y echar un poco sobre la manzana cortada.

trucos asiáticos

3. Hojas de té para el olor del frigorífico

Incluso si te has quedado sin bicarbonato de sodio, no tienes que aguantar un frigorífico apestoso. Lo primero es comprobar si tienes algo dentro que pueda estar podrido (dejarlo dentro sería inútil). Después, coloca unas cuantas hojas o bolsitas de té en una taza pequeña, y guárdala en la parte posterior del refrigerador. Las hojas absorberán los olores y dejarán un olor bastante fresco; Cambia las hojas o bolsitas cada pocos días para un control máximo del olor.

trucos asiáticos

4. Arroz en lugar de pegamento

Si de repente te has quedado sin pegamento para el papel, el agua sobrante del arroz hervido lo reemplazará perfectamente. De hecho, el pegamento de arroz es ampliamente utilizado para hacer artesanías japonesas tradicionales de papel, y no es para nada difícil de preparar. No contiene ningún ácido, por lo tanto es bueno ya que no degrada los materiales que necesita pegar. Básicamente, lo único que tienes que hacer es separar el agua de arroz cuando esté bien hervido y dejarlo reposar unos 45 minutos.

trucos asiáticos

5. Salsa de soja para aliviar las quemaduras ligeras

Mientras que las quemaduras graves requieren atención médica inmediata, muchas personas están de acuerdo en que el agua fría y la salsa de soja trabajan de maravilla con las quemaduras cotidianas de la cocina. Si no dispones de salsa de soja en ese preciso momento, también puedes acudir a la mostaza amarilla para una alivio momentáneo. Otras varias personas dicen que el jugo de cebolla fresca también funciona. ¡Eres libre de elegir el que quieras!

trucos asiáticos

6. Aceite de eucalipto para las náuseas

Puede ser muy beneficioso cuando tienes un resfriado porque es antibacteriano, antiviral y antiinflamatorio. Además, sus cualidades descongestionantes ayudan a aliviar el catarro y los mocos que causan una dolorosa congestión. Así podrás respirar mejor, y sufrirás menos dolores; También se utiliza para aliviar otros síntomas comunes del resfriado, como la tos y el dolor de garganta. De hecho, sirve para muchas cosas más. ¡No dudes en investigar sobre ello!

trucos asiáticos

7. Compresas de arroz para el dolor de cuello y espalda

Tales compresas son utilizadas por una gran cantidad de familias orientales para aliviar el dolor de cuello y espalda, así como calentador de manos. Y lo cierto es que son muy sencillas de hacer: solamente hay que llenar un calcetín viejo con arroz (también puede añadir un par de gotas de cualquier aceite esencial), hacer un nudo o coserlo por la abertura, y luego ponerlo en el microondas durante 40 segundos.

trucos asiáticos

8. Aire acondicionado improvisado

Este es un truco que agradecerá enormemente en esas temporadas de calor infernal en las que cualquier intento por refrescar la habitación sea inútil. El caso es que como no todos los residentes de los países asiáticos tienen aire acondicionado en el hogar, tienen que improvisar distintas ideas para hacerlo lo más parecido posible. Una de las maneras más comunes de enfriar las habitaciones es atar algunas botellas de agua congeladas a un ventilador. Mientras el agua esté fría, el ventilador moverá el aire frío por la habitación, hasta que el agua llegue a temperatura ambiente. Entonces solo tendrá unas botellas obstaculizando parcialmente el ventilador.

trucos asiáticos

9. Cómo saber si unos vaqueros te quedan bien

En China, Vietnam y otros países asiáticos, hay tiendas donde se puede comprar ropa, pero la gente no se la puede probar porque no hay probadores disponibles. Por supuesto, el tamaño debe ser el indicado en la ropa, pero todos sabemos que los diferentes fabricantes usan ideas distintas sobre las tallas. Afortunadamente, podemos revisar los pantalones vaqueros y otros pantalones sin probárnoslos. Simplemente debes envolver la cintura abotonada del pantalón alrededor de tu cuello, y si los extremos se encuentran, probablemente te quedarán bien. Se cree que la circunferencia del cuello de una persona es igual a la mitad de su cintura, y la muñeca la mitad del cuello. Obviamente puede no funcionar, ya que la complexión de la persona también influye mucho (no todas tienen los muslos del mismo tamaño que la cintura). ¡Comparta este artículo con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy / StarStock / thelightmedia

trucos asiáticos
110
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

6 trucos que podemos hacer y no sabíamos…
Síguenos