0 Comentario

9 datos curiosos sobre Albert Einstein de los que nadie parece saber

"No tengo ningún talento especial. Sólo soy apasionadamente curioso", solía responder Albert Einstein a las personas interesadas en sus logros. A pesar de su modestía y sinceridad (y de que sus profesores estaban convencidos de que una persona como él no podría llegar lejos en la vida), hasta el día de hoy se lo considera uno de los científicos más excepcionales y polifacéticos de la historia. Eso sí: por más informado que te sientas al respecto, existen informaciones y datos relacionados con Einstein que por lo general quedan ocultos ante la opinión pública... Compueba cuáles son y ¡comprende el porqué!

0

1. Basta con la imaginación

La mayoría de sus experimentos Einstein los realizaba en la imaginación: justamente por eso, comprobar los resultados en la vida real no le despertaba demasiado interés. De hecho, nada de eso era tan peculiar como te parece: cuando los sabios inventaban teorías nuevas, sabían que ellos mismos tenían que encontrar pruebas que las confirmaran y preferían permitir que otros se ocuparan de la realización de sus experimentos.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

2

2. Es cuestión de Dios

A pesar de lo que ponen e intentan transmitirnos varias fuentes interesadas en su vida y obra, Einstein no se consideraba ateo. Más bien, se consideraba agnóstico. Y ¿cuál es la diferencia? Mientras que los ateos opinan que Dios no existe y es la única "verdad" a la que se apegan, los otros prefieren creer que no es posible probar con exactitud ninguna de las dos opciones relacionadas con la entidad divina.

3. Al menos cumplía su palabra

El gran físico no solía hacer promesas en vano: una prueba de ello puede suponer el hecho de que en una ocasión exclamó que aumentaría la cuota alimenticia para su primera mujer solo si hubiera ganado un Premio Nobel... Cuando fue galardonado con él, la totalidad de la cuota se la cedió a Mileva Maric. ¡La mujer gastó el dinero adquiriendo 3 inmuebles en Zurich!
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

3

4. ¿Científico-espía?

Por más descabellado que suene, el FBI creía que Albert Einstein fue en realidad un espía soviético. Por ende, los agentes estadounidenses durante dos décadas enteras no paraban de escuchar sus llamadas telefónicas, investigar su correspondencia y hurgar en su basura. Puesto que el hombre a menudo lanzaba opiniones acerca de la vida política y social en el mundo, los altos mandos del FBI intentaban probar que era un gran admirador de socialismo. Desde luego, nunca pudieron hallar ninguna evidencia de sus suposiciones.

5. Hasta cierto punto él también fue un Jedi...

¿Alguna vez el rostro de Yoda te ha resultado sorprendentemente parecido a otra persona? Si la respuesta es "sí", no te preocupes: ¡no pasa nada malo contigo! La cuestión es que el autor del famoso personaje de "Star Wars", Stuart Freeborn, creó un muñeco del gran maestro de Jedi a base de su propia apariencia. Sin embargo, ya que no quedó del todo contento con el resultado, decidió agregarle un par de rasgos típicos de la cara de Einstein, sabiendo que así Yoda luciría más sabio.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

6. Hombre valioso y buscado

No sólo los estadounidenses le hacían la vida imposible. Debido a sus raíces judías, Einstein fue perseguido también por los Nazis, quienes emitieron una orden de su búsqueda y garantizaron un premio de 5.000 dólares por su cabeza. Aunque al enterarse de ello, el científico constató: "Ni siquiera sabía que tenía tanto valor", el peligro era tan real que su casa en Bélgica tenía que contar con los guardias que la vigilaban las 24 horas por día. Además, su foto en el repertorio oficial de los enemigos del III Reich venía con una descripción: "Todavía no ha sido colgado"...

6

7. ¿No lo habrá necesitado?

He aquí, una buena noticia para todas las personas que por diversas razones se oponen a conseguir un carné de conducir. De ahora en adelante, van a poder decir a todo el mundo que no hace falta poseer el documento para romper moldes y ser considerado único. Albert Einstein, por ejemplo, nunca en su vida había tenido un auto, ni había conseguido el permiso para usarlo. Si tenía que usar un vehículo, hacía uso de la cortesía y amabilidad de su amigos y sus choferes.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

8. La controversia del Nobel

Pensar que Einstein obtuvo su Premio Nobel por inventar la teoría de la relatividad, es uno de los mitos más grandes que tienen que ver con el genial alemán (popularizado por toda suerte de fuentes escritas que la describen como su mayor descubrimiento). La verdad es que fue premiado por explicar el efecto fotoeléctrico (así que sus otros logros también merecían ser galardonados con esta prestigiosa gratificación).

8

9. Pro-vegano... desilusionado

Aunque opinaba que "No existe nada que beneficie más la salud humana y que aumente las posibilidades de supervivencia en la tierra como la evolución hacia la dieta vegetariana", al mismo tiempo creía que el vegetarianismo no puede tener bases ideológicas ya que, sí o sí, conlleva la muerte de muchos seres vivos. Todo indica que se sentiría muy bien si pudiera vivir hasta el día de hoy...
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Giphy

92
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Conoce curiosidades que no se enseñan en las escuelas pero ...
Síguenos