Increíble!

Publicado 2017-03-29
4 Comentario

9 estudiantes que no estudiaron pero respondieron de manera ingeniosa

¿Cuál es tu peor recuerdo del cole? En ese lugar tan característico vivimos gran parte de nuestras vidas y seguramente hemos tenido recuerdos muy felices, como nuestras primeras citas o infinitas aventuras con amigos. Sin embargo, cada estudiante habrá tenido por lo menos un recuerdo horripilante. En la escuela no había nada peor que llegar a clase con toda la tranquilidad del mundo y de repente oír por parte del profesor que toca examen sorpresa. Eran esos momentos en los que todos sucumbían a la desesperación y el dolor (menos los empollones, claro). Desgraciadamente, no todos eran de los que se mataban estudiando miles de horas cada día, ni tampoco de los que tenían memoria de un elefante para recordar lo que se había dicho la clase anterior. En aquellos momentos en los que la pregunta parecía escrita en chino, lo único que quedaba era copiar del empollón (si se estaba a su lado) o dar uso de la imaginación, creatividad y rezar por el buen sentido del humor del profesor.

1. La célula madre

En clase de ciencias llegaba en un momento la biología molecular, o sea todas esas palabras raras como mitocondria, cloroplasto o ravioli. Bueno, lo último a lo mejor era diferente. ¡Pero es porque era tan difícil recordar todo eso! Nadie puede culpar al alumno de que no recuerde cómo exactamente es una célula madre. Eso sí, el dibujo representa lo más cercano a una célula y lo más cercano a una madre al mismo tiempo. No te pierdas la creatividad de algunos alumnos, ya que no es algo que en momentos de estrés viene con facilidad.

1. La célula madre 1

2. Metales pesados

Si tu profesor de química suele venir con el pelo largo y liso hasta la cintura, con ropas de cuero y una camiseta de alguna banda metal, puedes arriesgarte el truco que ha propuesto este estudiante. Sin embargo, si es el típico profesor siempre arreglado, con traje y corbata, mejor ni lo intentes. El estudiante del examen a continuación no consideró esa variable y lo único que ha conseguido es la consternación de su maestro. Para nosotros está claro que sus propuestas de 4 metales pesados son correctas, pero el profesor no lo ha entendido del todo. Ese estudiante se merecía por lo menos medio punto por sus habilidades artísticas…

2. Metales pesados

3. El INFIERNO

En la introducción hemos hablado de lo que era la escuela. Para algunos era un lugar alegre y feliz. Para otros… bueno. Este estudiante lo ha dejado más claro que el agua. ¿Qué tipo de maestro se arriesga a preguntar por la escuela a sus alumnos? ¿Qué respuestas esperaba? ¿La fuente de la vida eterna de placer, paz, sosiego, amor y agrado? ¿El lugar en el que se cumplen todos los deseos y las sonrisas no desaparecen de las caritas sonrojadas del alumnado? ¿Quién de nosotros no dio uso de la imaginación en un examen al ser confrontado con una pregunta que no le decía nada? Sigue leyendo el artículo para más respuestas estudiantiles dignas de una medalla.

3. El INFIERNO

4. ¿Quién? ¡Goku!

¡Cuidado! ¡Hemos descubierto a un fan de Dragon Ball! En este caso no podemos hablar de un estudiante que no conozca la respuesta correcta a la pregunta, sino de un bromista bastante caradura, ¿no crees? De todas formas, si hay una cosa que no podemos decir, es que esté equivocado. ¡Es más! ¡Goku lo hizo más de una vez! No es de extrañar que tenga tantos fans en todas partes del mundo. El estudiante decide rematar su ya penosa nota con otra gran respuesta. No sabemos si esa era exactamente la relación entre Sócrates y la filosofía, pero su versión nos ha encantado.

4. ¿Quién? ¡Goku!

5. Profesor, ¿le gusta?

Otra forma de intentar sacar puntitos en un examen sorpresa en el que no nos salvamos ni con la ayuda de Goku es intentar agradar al profesor. Eso sí, sugerimos que en este caso tengas un don para el dibujo y una idea perfecta. Sin lugar a dudas es el caso que presentamos ahora. Hacer de un par de figuras geométricas aburridas un par de figuras geométricas mucho más interesantes es digno de un aplauso. Eso sí, si de matemáticas tienes una profesora… ¡no pasarás! ¡Hay miles de formas para sorprender a un profesor! Algunas se ven recompensadas aunque sea con un puntito, otras no. No te pierdas las que vienen a continuación.

5. Profesor, ¿le gusta?

6. Honesto ante todo

Las matemáticas… la asignatura más traicionera de todas. Cuando empezábamos prometía que se iba a tratar de ecuaciones con cifras para servirnos más adelante todo tipo de símbolos raros, letras, raíces, fracciones y miles de cosas más. Encontrar una cifra entre todo ese montón de signos misteriosos era como encontrar el santo grial. Por eso no es de extrañar que muchas decidieran dedicar sus vidas a otra cosa. Sin embargo, las matemáticas había que aprobarlas de alguna manera para no quedarse en un bucle infinito en el colegio hasta la muerte. Eso es probablemente lo que le pasó a este estudiante, dado que no recibirá puntos positivos por su respuesta. ¡Eso sí! Su sinceridad se merece un visto bueno. Si no lo entiendes, no lo entiendes y lo dices con valentía. Aunque te cueste un bucle infinito en el colegio hasta el fin de tus días.

6. Honesto ante todo

7. Inigualable

¿Quieres saber cómo se llama el as de los exámenes sorpresa? Marcelino. Este chico es capaz de superar a cualquiera con su lógica. De hecho, ninguna de sus respuestas puede considerarse falsa del todo, aunque tampoco pueda considerarse verdadera del todo. Este joven ha sido capaz incluso de trolear la fecha. Señores y señoras, ante vosotros: el amo de los exámenes sorpresa. Para terminar, otros dos alumnos que buscaron las cosquillas de sus maestros allá donde no las pudieron encontrar. Pero el esfuerzo: memorable.

7. Inigualable

8. Hallar X

¿Conoces ese momento cuando tú has logrado resolver una tarea con facilidad mientras el resto de la clase está escribiendo como si no hubiera un mañana y empiezas a dudar de tu respuesta, pensando que si los demás tardan tanto y hacen cuentas tan complicadas, tú también deberías? Probablemente sí. Son esos momentos cuando empiezas a preguntarte para tus adentros si eres un genio y deberías estar ahora descubriendo la piedra filosofal, o eres un tarado que no se acaba de enterar de lo que se le pide en el examen o se ha olvidado de algo importante. Eso es lo que podría haber sentido este alumno al simplemente señalar la X, mientras sus amigos se ocupaban de aplicar bien el Teorema de Pitágoras. O a lo mejor no porque no se inmutó en buscar otra solución.

8. Hallar X

9. ¿Por qué tanta violencia?

Hay también casos en los que el alumnado (especialmente el más joven) puede enseñarnos una lección importante sobre el mundo de los adultos. Aunque la respuesta a la pregunta no entra dentro de las opciones propuestas, el alumno se salta la norma para defender algo más importante y además lo justifica en breves palabras. El profesor debe considerar su respuesta a un nivel más profundo. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: Imgur / Giphy

9. ¿Por qué tanta violencia?
260
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Crees que eres mal estudiante? ¡Estas respuestas de otros alumnos te harán desternillar!
Síguenos