Increíble!

Publicado 2017-03-29
24 Comentario

8 gestos inconscientes que revelan nuestra personalidad

Una gran número de científicos reputados de distintas universidades del mundo determinaron hace tiempo que las personas usan un sistema de comunicación espontáneo cuando hablan que refuerza su mensaje o proporciona información adicional que no se puede transmitir solo con palabras. Se apodó “expresión acústica analógica”, y se describe como una especie de gestos verbales; Expande la capacidad de comunicación de las personas, y suelen realizarse con poca intención por parte del hablante (de ahí lo de inconscientes), aunque es posible usarla para dramatizar una enunciación.

8 gestos inconscientes que revelan nuestra personalidad 1

Aunque los investigadores fueron conscientes de que las personas modulan su discurso, asumieron que dicha modulación era intencional, y que simplemente tenía la intención de enfatizar puntos o transmitir emociones. Se podría decir que es un tipo de lenguaje corporal, el cual se ha constituido como algo muy importante en nuestro día a día, ya que nos ayuda a ofrecer numerosos rasgos o detalles de nuestra personalidad. Muchas veces, sin darnos cuenta, revelamos pensamientos que quisiéramos disimular, pero el lenguaje inconsciente los revela. ¿Quiere saber cómo? Pues no dude en seguir avanzando a lo largo de nuestro artículo…

8 gestos inconscientes que revelan nuestra personalidad 2

1. Actitud aburrida

Si una persona se siente aburrida, todo su cuerpo te lo estará comunicando. Así que, si estás tratando de persuadirla, no se moleste (a menos que quieras aburrirla a más no poder). Seguramente encontrará otra cosa que hacer, desde hablar con la persona que tenga al lado, hasta mirar alrededor de la habitación; También puede mirar su reloj varias veces. Las personas hastiadas suelen repetir acciones, como golpear con los dedos de una mano o mover las piernas; Dichas repeticiones pueden aumentar mientras intentan señalar su aburrimiento. Su rostro también puede mostrar una clara falta de interés, así como bostezar varias veces o inclinarse hacia abajo.

1. Actitud aburrida

2. Nerviosismo

Al tratar de ver si alguien está dando señales de que está nervioso, preste atención a varias partes del cuerpo y sus movimientos. Tome nota de su cura y cómo mueve los ojos, las cejas y la boca. Observe cómo mueve su cabeza, hombros y manos, así como su manera de sentarse. Si una persona parece estar temblando e inquieta, puede estar tratando de ocultar algo. Cuando una persona está nerviosa, tratará de ocupar menos espacio con su cuerpo, sus hombros pueden estar encorvados, sus codos hacia los lados y sus piernas juntas. Tocarse la cara, retorcerse las manos y mover rápidamente los pies son signos de que alguien está enervado.

2. Nerviosismo

3. Manos en las caderas

Este gesto es adoptado por una persona que está “lista para la acción”, que se siente segura. Asimismo, al reposar las manos en las caderas y abrir los pies para adquirir una postura más amplia, tratamos de parecer más grandes ocupando más espacio, por lo que también intentamos intimidar a la persona que quieres atacar, en todos los sentidos. Sin embargo, puede no ser siempre negativa; También significa que estamos esperando a que empiece algo, descansando de pie cuando nos podemos sentarnos, etc.

3. Manos en las caderas

4. Actitud segura o confiada

Cuando una persona está sentada cómodamente, apoyándose en el asiento en lugar de hacia delante, con las manos en el regazo o detrás de la cabeza, significa que se siente segura al tener que tomas decisiones evaluativas. Por lo general, suelen mantener la parte inferior del cuerpo inmóvil, con ambos pies plantados en el suelo o vagamente cruzados para mayor comodidad. De otro modo, las piernas entrelazadas o nerviosas son signos de ansiedad. Las personas confiadas no sienten la necesidad de defenderse, y se muestran con una clara apertura.

4. Actitud segura o confiada

5. Apretón de manos

Hay muchos tipos de apretón de manos, pero por lo general, alguien que muestra su palma hacia abajo muestra signo de autoridad o superioridad. Es útil saber acerca de este apretón, ya que puede ser aconsejable en ciertas situaciones, como dejar que su jefe se sienta poderoso al “someterse “ a su dominio, o si se disculpa por algo, dejar que alguien tenga su palma en la parte superior les hará sentir en control de la situación. Si la otra persona tiene la mano fría y sudorosa, se asocia a un carácter débil o falta de energía usado por personas pasivas o apáticas; Suele usarse en personas nerviosas.

5. Apretón de manos

6. Posición de las manos

Tenemos 27 huesos en las manos, por lo que son una parte muy expresiva de nuestra anatomía. Dependiendo de su posición y de la situación en la que nos encontremos, pueden simbolizar delicadeza o ideas frágiles, pero también posesividad, propiedad y deseo. Una mano con la palma hacia abajo puede mantener o contener a la otra persona; Esto puede ser una acción autorizada (“Para de hacer eso ahora”) o puede ser una petición (“Por favor, calma”). Las palmas hacia abajo, apoyadas en un escritorio, generalmente muestran dominación (“Sé lo que hago”, “estoy a cargo”).

6. Posición de las manos

7. Actitud abierta

Puede haber varias razones para un lenguaje corporal abierto. En particular, hay que buscar la transición cuando el cuerpo se abre y las razones que pueden haber causado dicho cambio. Cuando los brazos adoptan una posición circular y las palmas de las manos están de lado, la persona puede ofrecer un “abrazo fingido”, mostrando que se encargará de todo y que cuidará de la otra persona; Los gestos pueden ser más lentos y simbolizar la dulzura. Por otro lado, cuando alguien abre su cuerpo y mira hacia otro lado, se está preparando para atacar. Los hombres con las rodillas separadas, exponen vulnerabilidad, por lo que pueden tratar de transmitir la diferencia de posiciones entre tú y él.

7. Actitud abierta

8. Falta de concentración

Si la persona no está interesada en su entorno o lo que está pasando, puedes mostrar falta de atención. El desinterés también puede fingirse si alguien no quiere que vea que se siente interesado. Una persona con falta de interés puede ser realmente lista para las acciones que desea, como terminar una reunión o cerrar una venta. Alguiente también puede sentirse aburrido si espera algo de alguien, y este siempre le da largas (no termina dándole lo quiere o pasa de él). Por ejemplo, si tu jefe te dice siempre lo mismo a final de mes, pero nunca hace lo que dice; La personas mostrará desinterés tocándose el lóbulo de la oreja o quitándose las pelusas de su prenda. ¡Comparta este artículo con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

8. Falta de concentración
85
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
La multimillonaria historia de amor entre Salma Hayek y François Henri-Pinault
Síguenos