Increíble!

Publicado 2017-03-30
4 Comentario

Los mayores tesoros perdidos del mundo, todavía esperan ser descubiertos…

Aún en los tiempos modernos en los que vivimos existen diversas fortunas que yacen en las profundidades del mar o la tierra. A menudo las circunstancias de su desaparición es desconocida o extraña. Todo esto no ha hecho más que estimular a lo largo de los años la imaginación de los cazatesoros profesionales, así como la de las personas normales que quieren hacerse ricas rápidamente, los más soñadores.

Si eres de los que aman la libertad, la literatura de piratas o los videojuegos como “Tom Raider”, te recomendamos que prestes atención a estos acontecimientos y lugares del globo, donde si das con determinadas claves puedes no tener que volver a trabajar. A continuación te mostramos las historias de los tesoros más grandes jamás encontrados… ¡Quizás te cubras de riquezas! Sigue leyendo para conocerlas...

1. La Ciudad Secreta de Paititi

Más de 500 años de generaciones sucesivas de científicos, investigadores de varias ramas y aventureros han estado tratando de encontrar Paititi, la legendaria ciudad de los incas. Tras una guerra de 40 años, los conquistadores españoles consiguieron adentrarse en ella en 1572, pero se encontraron con un lugar desierto. Es posible que en su huída los nativos se llevaran consigo sus riquezas, quizás hasta las selvas amazónicas.

tesoros perdidos en el mundo

El oro (lingotes, joyería, y artefactos incas) valorado en 10.000.000.000 dólares nunca fue encontrado desde entonces, siendo posible que esté localizado en alguna parte de Brasil o Perú. En 2009 se encontraron fotografías por satélite de la región brasileña de Boco do Acre en la que a través de la deforestación se podía deducir que en tiempos pasados existieron grandes estructuras en la zona. ¿Mito o fortuna por hallar? Sigue leyendo para conocer los 6 restantes…

tesoros perdidos en el mundo

2. Flor de la Mar

En 1511 se hundió la carraca portuguesa conocida como “Flor de la Mar” en el estrecho de Malaca tras una tormenta violenta. En el interior habían pertenencias valiosas recién robadas al sultán de Malaca; lingotes, copas de oro y platos de plata en su mayoría. Aquella nave contenía la más puntera tecnología de la época, y es que estas embarcaciones eran algo así como la “evolución” de los galeones, el doble de grande que cualquier otro barco contemporáneo y con 400 toneladas de desplazamiento.

tesoros perdidos en el mundo

El tesoro que era llevado a bordo está considerado como uno de los más grandes yacentes en el fondo de los mares del planeta (2.600.000.000 dólares). Incontables personas han estado en su búsqueda desde su desaparición; a principios del siglo XX una tripulación indonesia trató de hallarlo gastando millones en ello, pero nada obtuvieron. Aún espera a un valiente que dé con él. Cerca de donde se hundió se puede observar una réplica exacta, en el Museo Marítimo de Malaca. Prosigue si quieres conocer sobre grandes fortunas olvidadas...

tesoros perdidos en el mundo

3. La Tumba de Atila

Antes de la llegada del legendario líder de los hunos el mundo se encontraba muy agitado. Atila llegó a reunir durante sus expediciones bélicas una increíble masa de objetos valiosos. Cuando murió en el año 453, la mayoría de sus posesiones fueron enterradas junto a él. Los hunos depositaron el cuerpo de Atila y sus pertenencias en tres sarcófagos, uno de acero, otro de plata y otro de oro, estando todos repletos de monedas, joyería y piedras preciosas.

la tumba de atila

Los espacios sobrantes fueron rellenados con cera y alquitrán, y los esclavos que construyeron la tumba fueron asesinados. Se ha buscado en varias partes del centro y el este de Europa sin éxito, concretamente en República Checa, Alemania y Eslovaquia. La suma de este posible hallazgo ascendería a casi 2.500.000.000 dólares. En el siglo XIX se descubrieron varias piezas de oro y bronce considerados como hunas, cerca del pueblo checo de Náklo. Como los piratas, los hunos acostumbraron a esconder sus tesoros por numerosas localizaciones…Quedan aún 4 mágicos lugares donde puedes encontrar enormes ganancias...

la tumba de atila

4. La Habitación Ámbar

El rey prusiano Federico I entregó la habitación ámbar en 1716 al Zar ruso Pedro el Grande para afianzar lazos diplomáticos. Los paneles del habitáculo contenían más de 4 toneladas de ámbar danés junto a diversos ornamentos de pan oro. Durante más de 200 años decoró el palacio de Catalina en Tsárskoye Seló, cerca de San Petersburgo. Durante la Segunda Guerra Mundial fue desmantelada por los nazis durante dos días y fue transportada a Kaliningrado. Allí, en enero de 1945 se perdió la pista. Han habido varias afirmaciones en los medios hechas por cazatesoros comentando que habían hallado su localización concreta, pero ninguno ha conseguido hallar los paneles perdidos.

tesoros perdidos en el mundo

Las estimaciones hechas por los expertos le señalan un valor de 170.000.000 dólares. Se hizo una réplica en el sitio original, basándose en la única instantánea conservada, comenzada en 1976 y acabada en 2003. Las especulaciones acerca de su paradero hablan de el pueblo alemán de Deutschneudorf, el castillo de Bolków o el de Kaliningrado. También puede que se encuentre junto al malogrado transatlántico Wilhelm Gustloff al fondo del mar báltico. Los países que abarcan altas posibilidades de poseerla son Alemania, Polonia, Rusia y Lituania.

la tumba de atila

5. Tesoro de la Familia Romanov

El último de los Romanovs, el Zar Nicolás II, gobernó Rusia hasta su caída en 1917. Como resultado de la Revolución de Febrero tuvo que abdicar, y junto a toda su familia fue arrestado. En julio de 1918 fueron asesinados sin piedad, incluyendo a los hijos. Antes, sin embargo, los Romanovs consiguieron esconder la mayoría de sus bienes en un lugar desconocido. Las pertenencias eran muy variadas: diversas piezas de oro, bisutería, diamantes, joyas de la coronación y probablemente 8 “huevos Fabergé”, de los que solo se hicieron 50.

tesoros perdidos en el mundo

Estos eran unos preciosos huevos de pascua de oro, con piedras preciosas incrustadas, así como marfil y perlas. La marca Fabergé recibió el título de “joyero de la corte desde la creación de estos elementos en 1885. Cada uno de ellos están valorados en 10 millones de dólares, estimando el valor de la totalidad de este apartado en 150.000.000. dólares. Aún se busca en Rusia… ¡Quizás estén esperando por ti! Aún no hemos terminado, en las dos últimas páginas podrás observar yacimientos aún por descubrir...

la tumba de atila

6. Tesoro de Lima

Tras la caída del imperio Inca en el siglo XVI, todo Perú fue comandado por los españoles. A lo largo de las siguientes centurias, la Iglesia Católica reunió unas riquezas enormes en la capital de Perú. Al principio del siglo XIX comenzaron los movimientos de liberación, y para 1820 Lima estaba a un paso de la revolución. Los españoles decidieron transportar todos los bienes acumulados a México. Numerosas cajas repletas de oro y piedras preciosas fueron llevadas bajo el mandato del capitán William Thompson. Durante el camino el Thompson asesinó a todos los mandatarios españoles, robó el oro y lo ocultó en un lugar secreto.

tesoros perdidos en el mundo

Los aventureros piensan que debe ser en la Isla del Coco, al oeste de Costa Rica. En los últimos 100 años se han creado más de 300 expediciones con este rumbo, pero ninguna ha triunfado. Los elementos enterrados engloban un botín de 200 joyas, 113 figuras religiosas de oro, 300 espadas decoradas, 1000 diamantes, cientos de cálices y una estatua de dos metros de la Virgen María de oro macizo, algo estimado en 75.000.000. dólares. La isla Coco es la más posible, pero este navegante pudo haber elegido cualquier otra de las diversas cercanas y perdidas del caribe…

la tumba de atila

7. Las Joyas del Rey John

El rey John “El Malo” era bastante aficionado a coleccionar (robar) joyería y vajillas de oro para él y para pagar a sus guardas, soldados y seguidores de la corte. En 1216 viajó a Bishops Lynn en Norfolk, el área es llamada acertadamente “The Wash” (El lavabo) ya que una vez comprendió grandes expansiones de marismas y peligrosos pantanos. Allí contrajo disentería y decidió retornar al castillo de Newark por Wisbech. Tomó la ruta más lenta y segura rodeando “The Wash”. Sin embargo, sus soldados y carros siguieron un camino incluso más corto, hundiéndose en las marismas.

tesoros perdidos en el mundo

Allí se vertieron todas sus posesiones y joyas de la corona que había heredado de su abuela, la que fuera emperatriz de Alemania. Por si fuera poco también perdió copas de oro, lingotes de oro y plata, espadas célticas e importantes documentos. Todo ascendía a unos 65.000.000 dólares. Sus ayudantes se ahogaron cerca del Puente Sutton, mientras que el tesoro nunca se pudo recuperar. El Rey John moriría pocos días después, el 18 de octubre de 1216. ¿Qué te ha parecido? Si te gustó este artículo dale like y comparte con tus allegados.
Fuente: www.britainexplorer.com/Giphy

la tumba de atila
76
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¡Halima Cisse dio a luz a nueve bebés! El primer caso de este tipo ...
Síguenos