9 Comentario

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada

El momento de dar a luz es un proceso muy importante por varias cuestiones. Una de ellas es que en esos momentos la mujer está completamente debilitada y a menudo no es capaz de ocuparse ni de sí misma ni del bebé. Para hacerlo, se necesita asistencia médica y desgraciadamente esta no siempre está al nivel adecuado. Ni siquiera estamos hablando del equipo médico necesario, sino de los doctores y las enfermeras. Su trabajo es muy delicado y a menudo participan en duras batallas entre la vida y la muerte. En otras ocasiones, sin embargo, sus simples errores pueden llevar a consecuencias muy serias para su paciente.

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 1

De esta manera podríamos resumir la historia que te vamos a presentar. Una madre dio a luz a un niño sano en Lebanon, ciudad situada cerca de Nashville, estado de Tennessee. Sin embargo, un error médico se convirtió en lo que la mamá describe como una verdadera pesadilla. ¿Qué pasó en el hospital de Lebanon? Te lo contamos a continuación.

Jennifer Melton, 31, vecina de Hartsville, dio a luz el 16 de diciembre a un bebé después de pasar por una cesárea complicada que duró varias horas. Llamó al bebé Nate Harper y todo parecía ya listo y preparado para que Jennifer pudiera comenzar a recuperar fuerzas, pero al día siguiente pasó algo que cambió su vida. Una de las enfermeras vino y pidió que le entregara a su hijo y que ella mientras tanto descansara un par de horas. La mujer, todavía muy débil después de un parto complicado, aceptó y se durmió durante unas horas completamente segura de que su bebé iba a pasar por unas pruebas médicas rutinarias.

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 2

Sin embargo, cuando la enfermera volvió con Jennifer y su pareja, Dominique Harper, 33, escucharon algo muy preocupante. “La enfermera trajo a nuestro hijo de vuelta a la sala y empezó a explicar los tratamientos a los que había sido sometido el bebé mientras no estaba aquí”, comenta Jennifer, “Respondí: ¿De qué está hablando? ¿Qué tratamientos?” Cuando la enfermera mencionó el nombre, ambos se quedaron sin palabras.

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 3

Jennifer agarró a su bebé y de repente vio que tenía sangre en la boca. Resultó que el niño había sido sometido a un tratamiento llamado frenectomía, o sea la extirpación quirúrgica del frenillo de la lengua. “Básicamente se llevaron a mi bebé que estaba al 100% sano y sin problemas a la sala de operaciones y le cortaron la boca”, dice la conmovida mujer. La operación acabó sin ningún tipo de complicaciones, pero el problema era diferente. En la actualidad la mujer está preocupada por las posibles dificultades que puede tener su hijo a la hora de hablar y comer.

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 4

¿Por qué es un tema tan llamativo? Todavía no hemos mencionado un detalle fundamental: el niño fue llevado a la sala de operaciones por equivocación. Resultó que los médicos se habían equivocado y habían realizado una frenectomía que era completamente innecesaria en el caso de Nate, ya que su lengua estaba en perfecto estado. ¿Qué pasó después de que Jennifer conociera la verdad? Compruébalo en la siguiente página.

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 5

El cabo de un tiempo, Jennifer salió de la clínica y decidió contratar un abogado y demandar al hospital. Su abogado, Clint Kelly, dice que se trata de imprudencia. No hay excusa para cortar a un niño sano. No hay excusas para equivocarse de bebé en los hospitales. En cuanto al hospital, el médico que cometió el error y operó al bebé admitió su error y dijo: “Probablemente llevé a cabo el procedimiento con un bebé diferente al que debía… y admito mi error y pido disculpas”. Desde la perspectiva “humana”, no hay mucho más que se pueda hacer, pero desde el punto de vista de lo legal, todavía hay cosas por resolver. Una de ellas es que, al confundir a otro bebé con Nate, el médico operó al bebé sin el permiso por escrito de sus padres.

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 6

Melton afirmó que había aceptado las disculpas del médico, pero sigue insegura sobre los posibles efectos negativos que puede tener su bebé a la hora de comer o hablar. La cuestión todavía está por resolver, pero lo más probable es que la madre del bebé reciba una indemnización por parte del hospital. Para terminar el artículo, sólo podemos desear que casos como este (y otros, más drásticos) sucedan cada vez menos y menos. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: people.com / dialymail.co.uk / Starstock

Una enfermera entrega al recién nacido a su madre. Cuando mira en su boca, se queda horrorizada 7
302
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Propietaro de Nueva York no cobrará el alquiler y pide a sus inquilinos que se salven
Síguenos