ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2017-04-10
13 Comentario

Síntomas comunes del cáncer que la mayoría de la gente ignora

Bajo el término “cáncer” se esconde un amplio grupo de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo descontrolado de algunas células del cuerpo, llamadas cancerígenas. Aunque los científicos y médicos de todo el mundo están investigando las diferentes anomalías provocadas por este grupo de enfermedades, se estima que cada año se diagnostica aprox. 2 millones de casos nuevos sólo en Estados Unidos. Las enfermedades más peligrosas son el cáncer de pulmón, de páncreas, de mama y de piel. Si se diagnostica con antelación, es posible evitar las metástasis, condiciones más serias y la muerte del paciente. Sin embargo, los síntomas del cáncer no son evidentes y a menudo se confunden con otras enfermedades mucho más leves, por lo que los pacientes acuden demasiado tarde, a veces demasiado para poder ayudarles. Por eso en el artículo de hoy te traemos 9 síntomas que tienes que tener en cuenta y que la mayoría de la gente ignora.

1. Problemas con tragar

1. Problemas con tragar

Si tienes serios problemas con tragar y dicho estado persiste, deberías acudir al médico lo antes posible. Es posible que se trate de un tumor que te está bloqueando la garganta, ya sea un tumor de cuello, cabeza o esófago. Si el bloqueo no tiene su causa lógica (por ejemplo un dolor de garganta), no debe ser ignorado. Si quieres ver qué otras señales envía tu cuerpo de que está sufriendo cambios cancerígenos, no te pierdas el resto del artículo.

1. Problemas con tragar 1

2. Tos o ronquera persistente

Es verdad que muchas personas tienen una tos persistente que no se quiere pasar y no está relacionada con un cáncer. Algunas padecen tos por un ligero e inadvertible resfriado, otras a causa de alergias, etc. Sin embargo, como apuntan los médicos especialistas, si tienes tos o ronquera que persiste, no se quiere pasar y parece no tener relación alguna con otras causas, es mejor consultarlo con un doctor. La mayoría de los casos de tos no están relacionadas con cáncer, pero una tos persistente debería ser evaluada porque puede ser un primer síntoma de cáncer de pulmón. Que nadie entre en pánico después de leer este párrafo. Está claro que no cualquier tos apunta a un cáncer, pero sí vale la pena observar el cuerpo de uno y reaccionar si hace falta.

2. Tos o ronquera persistente

3. Cambios de hábitos de vejiga

Los desechos humanos son una fuente de información sobre el estado de salud, por eso los médicos piden muestras de estos para evaluar. Si encuentras sangre en la orina, tienes que ir la baño mucho más a menudo o mucho menos frecuente de lo que ibas por lo común, es posible que tengas una infección que puede provocar cáncer de vejiga o de riñón. Como puedes ver, hay que estar muy atento a los posibles cambios en el funcionamiento del cuerpo humano. A continuación te presentamos otros síntomas que apuntan a un posible cáncer.

3. Cambios de hábitos de vejiga

4. Bultos inesperados en la piel

Es algo fundamental, básico y bien conocido que hay que autoexaminarse para poder detectar un posible cáncer de mama. Se habla cada vez más de comprobar si se tiene bultos extraños en la zona del pecho, pero la verdad es que esta regla se aplica a cualquier parte del cuerpo. Si observas un bulto inesperado que crece debajo de tu piel, lo más recomendable es que lo consultes con un doctor para descubrir si no se trata de un serio problema de salud. Puede tratarse de un quiste benigno, pero no se puede descartar la posibilidad de que se trate de un cambio cancerígeno en los tejidos de la piel.

4. Bultos inesperados en la piel

5. Heridas que no se curan

Si tienes una herida persistente que no se quiere curar durante más de tres semanas, es mejor que lo vea un doctor. Las heridas leves que no se quieren curar durante mucho tiempo pueden indicar un carcinoma, según dicen los expertos. Hay incluso síntomas que podemos confundir por algo positivo, pero no lo es. Comprueba qué tienes que observar con detalle.

5. Heridas que no se curan

6. Pérdida de peso inexplicada

A la mayoría de las personas les gusta perder un poco de peso. Sin embargo, el único motivo para librarse de los kilos de más es que estés a dieta y haciendo ejercicio. Si no limitas de ninguna manera la cantidad de calorías que consumes ni tienes más actividad física de lo normal, observar cambios drásticos de peso es una señal preocupante. De ser así, es mejor que acudas al médico. Una pérdida o un aumento anormal de peso puede ser señal de cáncer de hígado o colon.

6. Pérdida de peso inexplicada

7. Fatiga inexplicada

Estar cansado y sin ganas de hacer cualquier cosa es un estado natural para cada uno. Especialmente por la mañana, antes de salir al trabajo o al colegio. Sin embargo, este estado se pasa de manera mágica por la tarde, cuando salimos del trabajo o colegio, ¿verdad? Bueno, aparte las bromas: si te sientes con fatiga durante mucho tiempo y es un estado que no se pasa, puede apuntar incluso en casos extremos a cáncer de sangre o leucemia, por eso no dudes en consultar a un experto. Las últimas dos señales son algo que a menudo dejamos pasar por alto, pero vale la pena comprobarlo para poder reaccionar a tiempo.

7. Fatiga inexplicada

8. Cambios en los lunares

Cada uno de nosotros tiene por lo menos un lunar. La mayoría tiene varios. Los lunares son mutaciones genéticas, alteraciones en el código que se representan como agrupaciones de las células productoras del pigmento de la piel. Si ves que en tu piel aparecen lunares nuevos o que los que tienes cambian de forma, tamaño o color, es mejor que veas a un dermatólogo. Estos cambios pueden ser señal de melanoma. El color básico de los lunares es el marrón y cualquier otro también puede apuntar a un problema de piel grave. No dudes en buscar ayuda y bajo ninguna condición ignores las señales de tu piel.

8. Cambios en los lunares

9. Dolor inexplicable y prolongado

Con el paso de los años todos somos más propensos a sentir diferentes dolores en diferentes partes del cuerpo. Sin embargo, ningún tipo de dolor sin explicación debería ser ignorado. Algunos dolores van y vienen, pero algunos de ellos vienen y se quedan. Por eso, un dolor permanente en el abdomen puede significar cáncer de ovario, un dolor en el pecho puede significar un cáncer de pulmón, etc. Si el artículo te ha parecido útil e interesante, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: wittyfeed.com / Starstock

9. Dolor inexplicable y prolongado
1440
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Síntomas de cáncer que las mujeres no deberían ignorar…
Síguenos