5 Comentario

La barbie viva de Rusia: afirma que sus rasgos son absolutamente naturales…

Una de las muñecas más famosas de todos los tiempos es, sin lugar a dudas, la joya de Mattel, Barbie. Su apariencia ha sido emulada en múltiples ocasiones, ha influido directamente en el arte contemporáneo y ha servido de inspiración a millones de jóvenes a lo largo y ancho del mundo entero. Originalmente inspirada en otra muñeca similar, sus dimensiones siempre han sido imposibles de trasladar a la realidad, pero eso no ha sido un impedimento para los amantes de los cambios estéticos.

barbie

Las imitaciones

Aunque lo más común es tener solicitar ayuda externa para poder obtener unas medidas de infarto y de ensueño como las que tiene Barbie, en algunos casos la propia genética es la que se encarga de hacer todo el trabajo, dando como fruto una auténtica belleza. Pero la historia de esta mujer es aún más sorprendente, porque apenas necesitó ayuda para poder conseguir lucir como un auténtico clon de la muñeca. Conoce la historia de esta joven rusa que ha sorprendido en las redes gracias a su parecido.

Julia Krieger con rosas

Barbie: Orígenes

Un buen empresario sabe ver la necesidad de su público para crear un producto demandable. Por ello observó que su hija prefería jugar con muñecas que emulaban mujeres adultas más que con las tradicionales muñecas infantiles que inundaban el mercado. Gracias a esto se hizo con los derechos de una muñeca que ya tenía este rasgo y la perfeccionó hasta convertirla en el producto actual. Tras una buena inversión en imagen y publicidad, Barbie consiguió traspasar fronteras e inundar a todos los mercados de juguetería infantil, llegando en algunos casos al mercado adulto.

Julia Krieger

Como icono fue sin duda un ejemplo de la hiperfeminización de los juguetes infantiles, creando una fuerte polémica en generaciones posteriores. Su figura tenía una proporción imposible de cumplir para un cuerpo sano, ya que tenía un ideal tan sólo estético. Pero esto no supuso un impedimento para todas las mujeres que se criaron con la compañera de ocio favorita. También llegó el turno de los hombres que querían emular a su novio, Ken. Pero dentro de toda esta vorágine aparecían algunos casos de mujeres que invertirán auténticas fortunas para poder parecerse a Barbie. Otras nacerían con el don de casa.

Julia Krieger cenando

Comienza la locura

Gracias a la popularidad que alcanzó la muñeca, pronto comenzaron a brotar toda suerte de imitadoras en el mundo que arriesgaban sus vidas para poder parecerse a su ídolo. Incluso las que habían nacido con una diferencia substancial trataron de corregirla con tal de poder levantar miradas de las personas que iban a su lado. Por suerte o por desgracia sólo unas pocas conseguían emular a Barbie de forma natural, con unos rasgos que no parecieran artificiales y logrando, por el camino, toda una legión de fieles adeptos a su belleza y encanto.

Julia Krieger con amiga

Este es el caso de Julia Krieger, una joven rusa con unas dimensiones de infarto que se ha convertido en todo un fenómeno viral en todas las redes sociales. Con unos impresionantes ojos azules y unos rasgos físicos muy afilados, parece haber salido directamente de la fábrica de Mattel. Ya desde pequeña todo el mundo le decía que parecía enteramente un clon de la muñeca, pues su apariencia angelical y su natural elegancia la hacían convertirse en un ejemplo de belleza similar al de Barbie. La mujer fue creciendo poco a poco hasta convertirse en casi una super modelo.

barbie con amiga

La barbie rusa

Aunque algunas personas la acusaron de haberse realizado cambios para poder lograr tener esa apariencia, ella lo desmintió todo y aludió a que todo se correspondía con su propia apariencia personal. La Barbie rusa dijo que aunque antiguamente había llegado a usar unas lentillas para poder aparentar aumentar sus ojos, los que aparecen en la actualidad en sus fotografías son los propios de Krieger. Con a penas alguna ayuda externa consiguió alcanzar la apariencia que podemos contemplar en las fotografías.

Julia Krieger con abrigo

Según ella afirma, tan sólo necesitó un ligero cambio menor para conseguir su apariencia actual. El resto es sólo deporte, dieta sana y una selección de genes que la hacen convertirse en la envidia de las redes sociales. Sea como fuere, la diva rusa consiguió abrirse paso a través de su instagram y ha conseguido crear toda una legión de admiradores que siguen sus pasos por las redes sociales. Muchos trataron de emularla, pero pocos consiguieron lograr sus objetivos de una forma tan fidedigna.

Julia Krieger con gorro de colores

Las “otras”

Lejos de parecerse a otras mujeres que han cometido auténticos horrores personales, esta modelo sirve de ejemplo para poder ver que se puede alcanzar el sueño de parecerse a una barbie sin necesidad de cambios excesivos. Si bien es cierto que ha sido toda una revelación para el resto del mundo, muchos ya han tratado de buscar explicaciones de su belleza y han comenzado a pedirle consejos de maquillaje y secretos ocultos para lograr su apariencia.

Julia Krieger posando

Una mujer que nace con unas dimensiones y proporciones adecuadas y que, a pesar de que haya usado algún cambio menor, ha logrado la apariencia sólo con trabajo y esfuerzo personal. Si bien es cierto que a cada uno le toca una genética personal, a algunos parece que esta ruleta les ha salido a ganar. Esperemos que no haga como otras personas y comience una espiral de visitas hasta convertirse en una persona completamente artificial. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay / Instagram:_julia_kriger_

Julia Krieger entrevista
52
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La chica que ha invertido más de 150 mil dólares en lucir como una celebridad
Síguenos