Increíble!Consejos

Publicado 2017-04-18
0 Comentario

9 signos que indican que eres un auténtico genio…

¿Alguna vez te has planteado si realmente eres un genio? Seguro que tienes alguna característica que te hace diferenciarte de los demás y que, en muchas ocasiones, has creído que la has desarrollado hasta el nivel de maestro. Puede que consideres que tienes que ser más humilde para considerarte alguien valioso, pero lo cierto es que en muchas ocasiones podrías ser un genio sin que te dieras cuenta. Para descubrirlo tan sólo debes de buscar entre las características que te ofrecemos a continuación.

Albert Einstein

1. Son de naturaleza olvidadiza

Las personas que se consideran genios tienden a estar todo el día elucubrando, por lo que es bastante normal que no presten atención a lo que les rodea. Esto no significa que no consideren importante lo que sucede a sus alrededores, es simplemente que no se dan cuenta de ello. Es muy común encontrarnos, por lo tanto, con personas que tienden a olvidarse de lo que les dicen los demás, que cometen fallos de memoria y, especialmente, cuando se trata de algo que no está asociado al campo con el que son genios. Seguro que descubrirás más genios de los que piensas encerrados en esta guía.

Son de naturaleza olvidadiza

2. Poseen habilidades artísticas y mucha imaginación

Generalmente otro de los recursos que más destacan en la mente de los genios es la posesión de habilidades artísticas que les permiten expresar sus ideas de forma práctica y rápida. Puede venir por parte de la música, el dibujo o de la escritura, pero siempre va acompañado a una mente privilegiada. Incluso en algunos casos nos encontramos con alguien que abarca más de una forma de expresión a la misma vez. Su imaginación siempre les permite explotar sus posibilidades al máximo.

Poseen habilidades artísticas y mucha imaginación

3. Hablar consigo mismo

Aunque para algunos esto es una simple manifestación de esquizofrenia, lo cierto es que las personas con un alto coeficiente intelectual tienden a acabar hablando consigo mismos para poder resolver ciertos problemas. Esto no significa que hablen como si fuera otra persona, sino que simplemente tratar de recuperar la información que almacenan en sus privilegiadas cabezas para poder hallar la respuesta a todos los misterios. ¿Te consideras ya un genio? Sigue leyendo para confirmarlo.

Hablar consigo mismo

4. Saben escuchar

Dicen que los sabios escuchan y los ineptos hablan. Esto se debe a que cuando hablas, normalmente, no sueles obtener nueva información, mientras que cuando escuchas puedes ampliar tus propios conocimientos. Gracias a esto los grandes genios consiguen comprender con mayor facilidad los problemas de la gente que los rodean para luego, gracias a sus conocimientos, resolver cualquier situación de forma fácil. Tan sólo procura que tu problema merezca la pena su tiempo.

Saben escuchar

5. Prefieren monogamia a poligamia

Generalmente uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las personas con una gran inteligencia es que no quieren perder el tiempo. Una interacción social implica perder tiempo en peleas, momentos personales y toda suerte de conflictos de diversa índole. Y una matemática simple nos dice que los problemas crecen de manera exponencial cuando aumenta el número de participantes. Por ello suelen querer estar con una o ninguna persona a su lado. ¿Sigues pensando que eres un genio?

Prefieren monogamia a poligamia

6. Son asociales

La otra cara de la moneda de la genialidad es la soledad. Generalmente no suelen “malgastar” el tiempo con personas que no consideran a su misma altura, por lo que acaban quedándose solos. Prefieren disfrutar de su tiempo con ellos mismos antes que emplearlo en interminables fiestas o charlas de temas triviales. Un precio que muchos de ellos pagan con absoluta alegría, pues tampoco les supone un gran aliciente. Eso no significa que no puedan dedicarle el tiempo que precisen a las personas que más quieren.

Son asociales

7. Son sarcásticos

Uno de los aspectos más destacables de la inteligencia es el humor, pues se requiere una inteligencia superior para poder convertirse en un genio de la retórica. Pero dentro de los tipos de humor existentes, es el sarcástico el que se lleva la palma de la genialidad. Si ese humor va dirigido contra uno mismo, ya que implica una aceptación de los propios errores, se denota un conocimiento pleno de sus propias capacidades y, por tanto, de un alto grado intelectual. Conoce el resto de los rasgos en la última página.

Son sarcásticos

8. Tienen falta de sueño

Generalmente asociados a los brotes de genialidad nocturna, los sujetos con un alto coeficiente intelectual suelen tener problemas con la conciliación del sueño. Esto les provoca tener toda suerte de problemas asociados, desde ojeras hasta continuos bostezos y dolores de cabeza. No es de extrañar, pues, que siempre acaben por aparentar un constante cansancio y un aspecto desastroso, ya que en muchos casos suplen esa falta de relajación en momentos inadecuados.

Tienen falta de sueño

9. Tienen extraños pasatiempos

Para cumplimentar un buen currículo de genio tenemos que agregar un rasgo especial a nuestra composición. Generalmente debido a que expresan su diversión de un modo aconvencional, suelen traer parejos los más diversos hobbies que los convierten en auténticos bichos raros. Desde coleccionar escarabajos hasta monedas sólo de islas, cualquier diversión que les haga sentirse especiales acaba por ser un elemento distintivo. ¿Qué ha sucedido al final? ¿Te puedes considerar un genio? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay

Tienen extraños pasatiempos
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
La Desafiante Historia De Amor Entre Kobe Bryant Y Vanessa
Síguenos