Increíble!

Publicado 2017-04-24
115 Comentario

9 mitos relacionados con los alimentos que fueron desmentidos

¿Alguna vez te ha dicho tu madre que cenar después de una hora determinada no es muy saludable? ¿O que es mejor comer siempre dos bananas en lugar de una? Una gran cantidad de mitos como estos han existido desde que el hombre comenzó, básicamente, a comer. Sin embargo, ¿conoces todas las mentiras relacionadas con la comida que se han ido extendiendo por ahí? A menudo solemos preguntarnos si son verdaderas o no… No obstante, los científicos han encontrado las respuestas a todas esas preguntas persistentes mediante el uso de la ciencia. De hecho, consiguieron desacreditar algunos de los mitos más famosos de todos los tiempos, ¡no se los pierda!

mitos desmentidos por la ciencia

1. Se evitan bacterias si se cortan los alimentos en una tabla de madera

La gente asume que todas las tablas de cortar son iguales, y que no hay que darle demasiada importancia a su limpieza puesto que únicamente las usamos para cortar verdura, fruta, u otros alimentos. Obviamente, diremos que es mucho mejor emplear una tabla de madera que una de plástico; Si bien estas son mucho más fáciles de desinfectar, también se originan muchos surcos donde las bacterias pueden esconderse, por lo tanto, la de madera es más aconsejable debido a la dureza de su superficie. Sin embargo, se trata de solo un mito; No hay datos científicos disponibles para apoyar que no se acumulen bacterias en ambas. Todo lo que tienes que hacer es asegurarte de que sus tablas de cortar se lavan a fondo.

mitos desmentidos por la ciencia

2. El agua con sal hierve antes

De acuerdo a una leyenda originada por las malas lenguas, la adición de sal a una olla de agua al fuego hará que esta hierva más rápido. Si bien podría decirse que no es del todo mentira, la diferencia es prácticamente insignificante, ya que la temperatura de ebullición del agua seguirá siendo la misma. Por lo tanto, podría tratarse de apenas unos segundos de adelanto; Para que el agua hierva, su presión del vapor tiene que igualar a la de la atmósfera, sin embargo, cuando se añade sal, hace más difícil que las moléculas de agua escapen de la olla y entren en la fase gaseosa, algo que ocurre cuando hierve el agua. En conclusión, el agua salada tiene un punto de ebullición más alto.

mitos desmentidos por la ciencia

3. Los huevos aumentan el colesterol en sangre

Si bien es cierto que una yema de huevo contiene 200 mg de colesterol, siendo una de las fuentes más ricas de las dietas, también contienen nutrientes adicionales que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Además, la cantidad moderada de grasa en un huevo (solo 5 gramos), es sobre todo grasa monoinsaturada y poliinsaturada, por lo tanto, no debemos preocuparnos por ello. De hecho, se podría decir que esa creencia es incorrecta, ya que los huevos no contienen grasas trans en absoluto, que son las que producen el colesterol. Los huevos contienen incluso antioxidantes que ayudan a mejorar la visión.

mitos desmentidos por la ciencia

4. Las bebidas energéticas te dan energía

La mayoría de las bebidas energéticas contienen grandes cantidades de cafeína, que puede proporcionar un impulso temporal de energía. Sin embargo, también contienen mucha azúcar y otras sustancias, y siendo este impulso de corta duración, puede venir acompañado de otros problemas. Por ejemplo, las bebidas energéticas que contienen azúcar pueden contribuir al aumento de peso, y demasiada cafeína, o sustancias sucedáneas, pueden conducir a: nerviosismo, irritabilidad, insomnio, taquicardias y aumento de la presión arterial. Si encima las acompañamos con alcohol, el resultado es mucho más problemático.

mitos desmentidos por la ciencia

5. Los alimentos fritos pueden causar un ataque al corazón

Es un mito que comer regularmente alimentos fritos causa ataques al corazón siempre que se utiliza aceite de oliva o girasol. Según los científicos, hay una creciente investigación de que es el tipo de aceite usado, y si ha sido usado o no antes, lo que realmente importa. De hecho, no se encontró ninguna relación entre la frecuencia del consumo de alimentos fritos (donde se usa mayormente aceite de girasol o de oliva) y la incidencia de enfermedades cardíacas graves. Sin embargo, es cierto que no es recomendable acostumbrarse a ingerir alimentos fritos y rebozados a diario, sino a la plancha y con bajo contenido en sal.

mitos desmentidos por la ciencia

6. Debes comer al menos 5 veces al día en porciones pequeñas

A los fanáticos del fitness les encanta discutir sobre la frecuencias recomendada de las comidas, pero, ¿es realmente importante el número de comidas al día para la pérdida de peso o la ganancia muscular? Realmente no importa, algunas personas comen cada dos o tres horas, mientras que otras comen solo una vez al día o dentro de un pequeño intervalo de tiempo. Aumentar la frecuencia de las comidas no aumenta la tasa metabólica cuando se combina una ingesta saludable, lo importante son las calorías totales que se consumen. Lo recomendable es satisfacer las necesidades nutricionales de forma consistente a diario, y no el estrés sobre comer cada 2-3 horas.

mitos desmentidos por la ciencia

7. La vitamina C ayuda contra la gripe y los catarros

Esta teoría se popularizó alrededor de 1970, cuando Linus Pauling, ganador del Premio Nobel, publicó un libro sobre la prevención del resfriado usando megadosis de vitamina C. En ese momento, no había realmente ningún estudio confiable que demostrara que esto era cierto, por lo que ha sido estudiado desde entonces de manera intensa. En las últimas décadas se realizaron estudios sobre si la vitamina C tiene algún efecto positivo sobre el resfriado común, y los resultados fueron decepcionantes. De hecho, se demostró que su ingesta no solo no reducía la frecuencia de catarros, sino que tampoco su gravedad ni la duración de los mismos.

mitos desmentidos por la ciencia

8. El café no es bueno para tu corazón

Los cardiólogos han aconsejado a los pacientes que eviten tomar café, suponiendo que su cafeína podría aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, además de cardíacas, cerebrovasculares y demás. Sin embargo, consumido con moderación, puede ser incluso protector; Los beneficios suelen atribuirse a la alta concentración de polifenoles en el café, nutrientes antioxidantes que ayudan a compensar los mediadores inflamatorios de la sangre y proteger al organismo contra todos los tipos de enfermedades, no solo las del corazón. Obviamente, se debe evitar un consumo realmente excesivo del mismo.

mitos desmentidos por la ciencia

9. El consumo de alcohol mata a las neuronas

Seguramente sea el mito que más hayas escuchado por ahí, pero lo cierto es que no “del todo cierto”. De hecho, la ingesta moderada de alcohol no mata a las células cerebrales, ni siquiera las daña. ¡Eso es porque la cantidad de alcohol necesaria para matar a las células del cerebro también mataría a la misma persona! Eso no significa que el alcohol no pueda dañar al cerebro; Las personas adictas pueden sufrir daños severos, pero no porque sus células cerebrales mueran. Puede dañar a las dendritas, que son los extremos de las células, las cuales son la clave para transmitir mensajes de una neurona a otra, por lo que una degradación de las mismas puede causar problemas cognitivos. Sin embargo, investigaciones recientes demuestran que el daño a las dendritas se pueden invertir con ciertos tipos de terapias y entrenamientos. ¡Comparta este artículo con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock / tapoos

mitos desmentidos por la ciencia
8290
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Mitos sobre el mundo que deberían ser desmentidos
Síguenos