Increíble!Consejos

Publicado 2017-04-24
18 Comentario

Consejos para dormir bien y levantarse descansado

Cuando nos encontramos con problemas cotidianos para dormir solemos achacar a otras causas como el estrés o nuestra propia naturaleza. Pero sea por el motivo que sea, siempre acaba por pasarnos factura el no poder conciliar el sueño de forma efectiva. Para tratar de corregir los inconvenientes más habituales os dejamos 9 consejos que podrán ayudaros a que vuestro descanso sea mucho más saludable y placentero. Esperemos que os puedan servir de ayuda.

sueño

1. No puedes caer rendido

¿Cuando llega la hora de dormir y vas a la cama notas que no puedes empezar a descansar hasta que no pasa demasiado tiempo? Tu problema puede estar relacionado con las bebidas excitantes con altos contenido de cafeína u otras sustancias similares. También hay que tener en cuenta que un alto esfuerzo tanto físico como mental antes del descanso puede tener efectos perjudiciales, ya que tu cuerpo no estaría preparado para poder entrar en la fase de relajación y tardarías demasiado en dormirte. Procura dejar un tiempo de, al menos, dos horas antes de irte a la cama para evitar todos estos procesos. Los problemas del sueño ya nunca más serán importantes para ti si sigues estos consejos.

No puedes caer rendido

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A pesar de que muchas personas han decidido viajar a Rusia para disfrutar de uno de los mundiales más locos y sorprendentes de los últimos tiempos, no todo son buenas aventuras, pues también lo trágico ha salpicado al evento.

2. Roncar

Mucha más gente de la que pensamos tiene problemas con los ronquidos. Aunque esto pueda parecer un problema para las personas que nos acompañan, también afecta a los que lo sufren de primera mano. Para evitar sufrir una apnea, os recomendamos cambiar de postura y dormir de lado, a fin de que podamos facilitar el tránsito de aire. Si antes de irnos a la cama limpiamos correctamente nuestras fosas nasales, lograremos despejar las vías respiratorias, facilitando que nuestra nariz y no nuestra boca haga las veces de camino, favoreciendo que no se seque la garganta y se produzca el ronquido. Es útil también utilizar agua marina con sal, ya que se produce un limpiado mayor.

Ronquidos

3. Dolor de cuello

Las almohadas son uno de los mayores problemas a la hora de dormir, ya que en muchas ocasiones no las cambiamos con la suficiente frecuencia. Se recomienda, al menos, que sea una vez cada dos años. Hay que saber elegir la dureza necesaria y la confortabilidad adecuada para cada persona, pero siempre se recomienda que se utilicen las nuevas tecnologías de látex para poder asegurar una adaptación correcta a nuestro cuello. Procurar un descanso correcto nos puede ayudar a rendir mucho mejor a lo largo del día.

Dolor de cuello

4. No puedes dormir profundamente

Si acabas por pasar toda la noche a duermevela, sin llegar a notar un descanso efectivo, es posiblemente porque no alcances la fase REM. Esto hace que tu cerebro no entre en un estado de descanso suficiente y que no puedas aprovechar bien tu tiempo. Para evitar este estado procura no ingerir alcohol antes de irte a la cama y trata de mantener la temperatura de tu cuarto de forma adecuada, entre los 20ºC y 25ºC. Así verás cómo tu sueño se producirá de forma continua y profunda.

No puedes dormir profundamente

5. Reflujo ácido

Otro de los problemas más habituales de las personas que no pueden dormir son las digestiones pesadas y el reflujo ácido. Para facilitar estos procesos es recomendable inclinarse sobre el lado izquierdo, a fin de colocar el estómago en una posición adecuada. También ayuda colocar una almohada elevada, pero recomendamos siempre que se acuda a un médico a fin de poder facilitar algún tipo de medicación que palíe los efectos, ya que la situación fácilmente se podría agravar. La consulta a un médico puede evitar descartar algunos males mayores.

Reflujo ácido

6. Dolor de hombros

Normalmente el dolor de hombros viene dado o bien por un sobreesfuerzo o por una mala postura al dormir. Si es lo segundo podemos tratar de evitar el descanso de lado para comenzar a dormir en otra posición. Ayuda bastante el abrazar una almohada, ya que nuestros hombros se encontrarán en una posición más relajada. Puede también que la postura del cuello ayude, ya que si se encuentra en tensión podríamos tener un reflejo que nos haga padecer mayor dolor.

Dolor de hombros

7. No puedes despertarte

Aunque nuestra alarma suene, hay a quien nos cuesta más despertarnos y comenzar nuestra rutina diaria. Para evitar esto siempre podemos buscar la forma de sincronizar nuestro reloj biológico con el tecnológico marcándonos unos horarios fijos para irnos a dormir y para despertarnos. Recuerda que el hábito nos ayuda a cambiar nuestra hora de mayor actividad y que, finalmente, acabaremos por acostumbrarnos a levantarnos de forma diaria. Luego ya nos resultará imposible pasar más tiempo en la cama una vez nos llegue la hora. De todas formas no sería mala idea visitar el médico para descartar problemas psicológicos. ¿Aún no has encontrado el problema adecuado? Sigue en la página siguiente.

No puedes despertarte

8. Dolor de piernas

Cuando lo que nos duele al levantarnos son las piernas, o bien si son estos dolores lo que nos provoca que no podamos tener un descanso correcto, tendremos que tomar cartas en el asunto. Realizarse un automasaje puede ayudarnos a relajar los músculos para garantizar un descanso correcto. Esto puede acabar por facilitarnos que se eviten tensiones y nuestros músculos no nos duelan durante la noche. Simplemente realizando unos movimientos circulares suaves a lo largo del músculo y realizando movimientos naturales se lograrán unos resultados excelentes.

Dolor de piernas

9. Dolor de espalda

El problema estrella de las personas que no pueden descansar es el dolor de espalda. La tensión que se produce durante el descanso puede estar relacionado con un colchón en mal estado o bien por el uso de una almohada demasiado floja. Si tenemos opción de colocar una almohada en nuestras piernas, podríamos evitar que el dolor se haga crónico. Procura siempre invertir en tu descanso, pues es lo que te va a permitir una relajación y regeneración total que garantice tu recuperación. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay

Dolor de espalda
39
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Lo que no conocíamos sobre los ronquidos y además cómo curarlos
Síguenos