2 Comentario

¿Son los cascos más seguros que los auriculares? Estas 10 pistas de ayudarán a no perder el oído

Hay personas que prefieren usar audífonos grandes para escuchar música, mientras que otros se conforman con auriculares pequeños que se introducen en el canal auditivo. La disputa entre estos dos grupos de personas se puede comparar con la que tienen los partidarios con los enemigos de la piña en la pizza y por eso hoy vamos a considerar este tema más de cerca. ¿Cuál de estos dos tipos de audífonos es mejor para la salud? ¿Cuál de ellos puede dañar tu oído? Y finalmente, ¿cuál de ellos te puede dar una mejor calidad de sonido? A estas preguntas intentaremos responder en el artículo de hoy.

¿Son los cascos más seguros que los auriculares? Estas 10 pistas de ayudarán a no perder el oído 1

Aunque uno de los principales puntos de la gran batalla es la calidad del sonido, la verdad es que la calidad no depende de ningún modo del tipo de audífonos que usas. Es posible tener unos cascos y unos auriculares intraurales de semejante calidad y todo depende más bien de los materiales y la tecnología empleada en su fabricación. Sin embargo, hay una diferencia fundamental que sí puede afectar a la recepción final del sonido. De esto hablaremos en breve.

¿Son los cascos más seguros que los auriculares? Estas 10 pistas de ayudarán a no perder el oído 2

2. La gran ventaja de los cascos

En cuanto a los audífonos que cubren las orejas enteras, tienen una ventaja que sí puede favorecerte bajo ciertas condiciones. Si los cascos son de buena calidad, son capaces de bloquear los sonidos de tu alrededor, lo que significa que podrás escuchar tu música a un nivel reducido en comparación con los intraurales sin preocuparte por sonidos como el timbre o el teléfono llamando. En comparación, los auriculares no aíslan tanto, por lo que tendrás que subir el volumen de tu música para poder escucharla con claridad. Sin embargo, un mayor volumen puede resultar perjudicial.

2. La gran ventaja de los cascos

3. ¿Mi oído está en peligro?

Es posible que te estés haciendo esta pregunta. Sí y no. Depende de cómo usas tus audífonos y durante cuánto tiempo. Los científicos han llevado a cabo numerosas pruebas y al final han llegado a la conclusión de que cualquier sonido que supera los 85 dB puede perjudicar el oído humano. Sin embargo, hay un fundamental problema relacionado con este estudio. ¿Cuál es? Lo describimos a continuación.

3. ¿Mi oído está en peligro?

4. ¿Cuánto es eso?

El problema fundamental de la barrera de los 85 dB es que un usuario común de audífonos es incapaz de decir cuánto en realidad es eso y dónde está el límite que no debería sobrepasar. La intensidad de este sonido se puede comparar al sonido de una excavadora trabajando. Una exposición permanente a esta intensidad de sonido durante 8 horas seguidas puede causar daños permanentes e irreversibles en el oído. Por eso es importante cuidar la potencia de nuestra música para no pasarnos de este límite y no dañar el oído a largo plazo.

4. ¿Cuánto es eso?

5. ¿Cuánta potencia produce un dispositivo?

Todo depende de la calidad del aparato de reproducción de música, pero un buen dispositivo es capaz de generar incluso 100 dB de potencia. ¡Es suficiente con 15 minutos de música a este volumen para empezar a dañar el sentido del oído! ¡Especialmente si se escucha con audífonos! Por eso, los dispositivos modernos a menudo vienen equipados con un aviso al intentar pasar del umbral seguro de que incrementar el volumen puede empezar a dañar el oído. Existe también una teoría que dice que los audífonos pueden causar infecciones. ¡Vamos a comprobar si es cierto!

5. ¿Cuánta potencia produce un dispositivo?

6. ¿El uso cotidiano de los cascos puede provocar una infección?

Existen voces que admiten que el uso prolongado de los cascos puede producir infecciones bacterianas o virales de oído. Hay incluso científicos que lo admiten y señalan que el uso de los cascos hacen que el oído se vea expuesto a temperaturas más altas e impiden una ventilación adecuada de los canales auditivos. Sin embargo, hay otro grupo de científicos que ha llevado a cabo estudios y experimentos que no han demostrado que el uso de los cascos pueda ser la causa directa de una infección. Es suficiente con asegurar una higiene adecuada tanto de los oídos como de los cascos para no sufrir ningún tipo de problemas al escuchar música.

6. ¿El uso cotidiano de los cascos puede provocar una infección?

7. ¿Y los auriculares?

Los intraurales tampoco son capaces de provocarte una infección por sí solos. Existe una teoría que dice que, al introducirlos en los canales auditivos, empujan la cera del oído demasiado al fondo y que es la cera la que puede provocar daños importantes. Sin embargo, esta teoría nunca ha sido realmente probada con estudios científicos. Así que a día de hoy no podemos decir que sean un riesgo cierto. ¿Conoces un famoso truco para asegurarte de que tu oído no sufrirá serios daños al escuchar música con audífonos? ¡Compruébalo a continuación!

7. ¿Y los auriculares?

8. ¿Qué tipo de música es más peligroso?

Está claro que el tipo de música per se no puede suponer ningún riesgo para el oído, pero una vez más todo depende del volumen y el tiempo. Incluso escuchando música clásica demasiado alto, puedes dañar el oído con facilidad. Eso sí, puedes escuchar tus compositores favoritos durante horas y horas sin ningún tipo de daño si escuchas a bajo nivel. Sin embargo, la música fuerte como el heavy metal puede dañar tu oído si lo escuchas durante mucho tiempo y a un volumen excesivamente alto. Lo mismo pasa con la música electrónica. Los fuertes golpes y beats de esta música puede provocar daños con mayor facilidad. Pero hay un truco perfecto para evitar cualquier peligro.

8. ¿Qué tipo de música es más peligroso?

9. El truco 60/60

Como llevamos repitiendo durante todo el artículo, el principal enemigo del oído humano es la intensidad del sonido y el tiempo de exposición. Por eso, el truco 60/60 consiste principalmente en no escuchar música muy alta durante mucho tiempo. Una hora al día (o sea 60 minutos) de música al día es un límite seguro que no hace ningún tipo de daño. ¿El otro 60? El otro 60 hace referencia al volumen: no escuchar música a más del 60% de las posibilidades del dispositivo es un umbral seguro para mantener el oído en buen estado. ¿Quieres algunas sugerencias adicionales cómo usar tus audífonos? En ese caso no te pierdas la siguiente página.

9. El truco 60/60

10. Otras pistas

Hay personas que escuchan música a menudo durante su viaje al trabajo o a la escuela. Para esas personas tenemos una sugerencia adicional a las mencionadas anteriormente. Para eliminar los sonidos del entorno, no subas el volumen hasta que sean inaudibles. A la larga eso te puede perjudicar mucho. Por eso, si escuchas música tanto, es mejor que gastes un poco más de dinero en unos cascos o intraurales que tengan reducción de ruido. Los audífonos con cancelación de ruido son muy eficaces en eliminar el ruido del entorno y te permitirán escuchar música a un nivel reducido.

10. Otras pistas

Conclusiones

Para terminar, podemos resumir que no existe un claro vencedor en la dura batalla entre los cascos externos y los intraurales. Todo depende de tus preferencias personales, aunque es verdad que los externos pueden ser un poco mejores a la hora de aislarte del ruido de tu alrededor. Por otro lado, ocupan mucho más espacio y pueden ser menos cómodos a la hora de desplazarse con ellos. Lo más importante es que sean audífonos de buena calidad y que no escuches música demasiado alto y durante mucho tiempo para no dañar permanentemente el oído. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: Starstock

Conclusiones
112
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
El milagroso rescate de la Corona de Cristo en el incendio de Notre Dame
Síguenos