Increíble!Consejos

Publicado 2017-05-05
0 Comentario

6 simples trucos que harán tu vida más fácil

En la mayoría de los casos no nos damos cuenta de que necesitamos algún utensilio hasta que vemos lo mucho que nos puede facilitar la vida. Mientras tanto, nos las arreglamos como podemos, pero a menudo tenemos que poner más tiempo y esfuerzo en realizar una tarea que podría completarse de manera muy simple si nos paráramos a pensar unos minutos. A partir de la idea de facilitar la vida de las personas han nacido todos esos trucos caseros que hoy en día se puede encontrar por todas partes en la red. La mayoría de ellos son trucos ingeniosos que nos hacen cuestionar nuestra inteligencia. Las ventajas que da usar algunos de estos trucos es tan increíble, que nos extraña que los aprendemos tan tarde en la vida.

En el artículo de hoy te vamos a presentar algunos de esos trucos caseros. Si eres un manitas, estarás encantado. Algunas de estas ideas son simplemente impresionantes y pueden facilitar numerosas tareas del día a día. No siempre tenemos en casa exactamente las herramientas necesarias, pero tenemos otras muchas y un gran ingenio.

1. Pinzas caseras

Para construir unas pinzas caseras vas a necesitar unos alicates, dos tenedores y un poco de cinta aislante. Abre ligeramente los alicates y une un tenedor con cinta aislante a cada pinza de los alicates. Usa la cantidad de cinta necesaria para que los tenedores estén bien rígidos y no se muevan en ninguna dirección. De esta manera has conseguido hacer un par de pinzas que puedes usar para diferentes fines y la ventaja más importante de este utensilio peculiar es que no te quemarás las manos al agarrar objetos calientes. Uno de los usos más básicos que se le puede dar a las pinzas es agarrar huevos calientes que has estado hirviendo. Puedes usar una cuchara, pero es posible que el huevo se caiga y se rompa o que la cuchara se caliente demasiado y te quemes la mano. En cambio, con este pequeño truco evitarás los dos problemas con facilidad.

2. Empuñadura de cuchillo

A veces puede pasar que por alguna razón nos quedamos sólo con la hoja del bisturí y la funda de plástico a desaparecido sin dejar rastro. Es peligroso trabajar de esa manera, por eso vale la pena pensar un poco y prepararse una empuñadura casera y personalizada. Prepara una hoja de papel y con una pistola de pegamento industrial traza lo que sería tu empuñadura. Cuando la tengas preparada, coloca el filo del bisturí encima y haz con la pistola la otra mitad del agarre. De esta manera el cuchillo será más seguro de usar. A veces la vida nos pilla por sorpresa y nos deja sin una cuchara, utensilio que en un dado momento nos vendría de maravilla. ¿Cómo hacer una cuchara casera? Comprueba la siguiente página.

3. Linterna ingeniosa 1

En algunas ocasiones puede resultar que la linterna que todos ahora tenemos incorporada al teléfono celular es demasiado débil y no da la luz necesaria para que podamos ver algo en la oscuridad. Por eso recomendamos un truco curioso que es capaz de concentrar la luz de la linterna y, por lo tanto, hacerla más fuerte. Para ello vas a necesitar una pajita de plástico, un poco de pegamento industrial y un par de tijeras. Corta el borde de la pajita de manera que consigas unos “brazos” cortitos. Aplica en ellos pegamento con ayuda de una pistola y pega la pajita al flash de tu celular. Ahora, cuando estés a oscuras y enciendas la linterna, la luz será mucho más fuerte y te servirá mejor a la hora de buscar algo en la oscuridad.

4. Cuchara casera

Si alguna vez te encuentras en una situación en la que la cuchara es un producto de valor, acuérdate de este simple truco. Lo único que necesitas es una botella de Coca-Cola y un cuchillo afilado. De gran utilidad puede venir un rotulador permanente para trazar la línea, pero no es absolutamente imprescindible. Traza los bordes tal y como lo ves debajo. Recorta la parte señalada con un bisturí y ya está. En situaciones de crisis, esta pequeña cuchara de plástico puede servir de maravilla. ¿No crees? Estos trucos son muy curiosos, al igual que los que te esperan en la siguiente página. Si el método de la pajita no te ha acabado gustando, tenemos otra propuesta para ti. ¡No te la pierdas!

5. Soporte para maquinilla de afeitar

A un hombre le gusta tener las cosas bien ordenadas. Y si puede combinar esta necesidad con un poco de manualidades, estará más contento que unas pascuas. Este pequeño truco puede servir para colocar la maquinilla de afeitar en la pared. De esta manera, siempre estará al alcance de la mano y en un lugar conocido. Lo único que necesitas es un huevo Kinder y un poco de cinta adhesiva. Corta un círculo en la parte superior e inferior del envase de plástico del huevo Kinder. Pega un poco de cinta en el borde y pega todo a la pared en tu ducha o en la cercanía de tu espejo. Ahora podrás alcanzar tu maquinilla en cualquier momento.

6. Linterna ingeniosa 2

Si el método presentado anteriormente no te ha gustado, puedes usar también este otro. Corta la parte superior de un huevo, límpialo con cuidado y pégalo con cinta adhesiva a tu celular, donde tienes la linterna. El efecto final lo puedes ver debajo. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: YouTube - DrBolt / YouTube - VitaliUS EN

260
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

9 maneras de usar el vinagre que casi nadie conoce…
Síguenos