1 Comentario

Cómo identificar y prevenir el cáncer de piel

El cáncer de piel es uno de los neoplasmas más peligrosos que afectan al ser humano. Se desarrolla de manera muy rápida y con facilidad da metástasis a otras zonas. De acuerdo con la Skin Cancer Foundation, cada 57 minutos muere una persona en el mundo a causa de melanoma. Cada año se diagnostican unos 160 mil casos nuevos y según las estadísticas, ocurre más a menudo en hombres que en mujeres. Por norma general, el riesgo de padecer esta enfermedad depende de factores intrínsecos, como la historia familiar o el genotipo de la persona, y ambientales, o sea la exposición a la luz solar. La probabilidad de padecer melanoma es mucho mayor si has tenido en tu vida más de cinco quemaduras de sol.

Cómo identificar y prevenir el cáncer de piel 1

Lo más importante es que el melanoma no aparece de la nada y nuestra piel nos envía señales de que algo no está funcionando bien. Las pecas, los lunares y las manchas de nacimiento son una fuente de información y hay que observar estos lugares en particular para poder prevenir posibles complicaciones. Para detectar los síntomas de posible cáncer de piel de proponemos el método ABCDE, por las siglas de las cuestiones que hay que tener en mente.

Cómo identificar y prevenir el cáncer de piel 2

1. Asimetría

El primer factor que hay que tener en mente a la hora de observar los lunares de nuestro cuerpo es su forma. Un lunar normal y corriente es, en primer lugar, simétrico y redondeado. O sea, si dibujas una línea imaginaria en medio, las dos partes del lunar deberían verse muy parecidas. En cambio, los melanomas no tienen forma regular y si ves uno de ellos en tu piel, lo mejor que puedes hacer es consultar a un médico inmediatamente. Lo más probable es que se trate de un lunar maligno y que en tu piel se puedan desarrollar células cancerígenas.

1. Asimetría

2. Bordes

El segundo factor a tener en cuenta son los bordes. Un lunar benigno (o sea uno que no está desarrollando células cancerígenas de melanoma) tiene los bordes suaves y la línea del borde está claramente definida. En cambio, un melanoma muestra bordes difuminados, sin una forma definida y esta observación debe ser consultada con un médico. ¿Qué otras cuestiones importantes hay que tener en cuenta? La C, D y E, por supuesto.

2. Bordes

3. Color

Un lunar es en realidad un fallo en el código genético de una persona. Se crea cuando las células que producen el pigmento de piel se agrupan. Estas células se denominan melanocitos y por definición no suponen ningún peligro para el ser humano. Cuando estas células se agrupan, producen un exceso de pigmento y por eso los lunares tienen un color marrón más intenso que el resto de la piel. Sin embargo, se trata de un color marrón claro uniforme. En cambio, un melanoma puede presentar varios colores en su superficie y puede incluso obtener un color muy intenso y llamativo. Una distribución desigual de color y/o un color intenso pueden ser señal de una mancha cancerosa.

3. Color

4. Diámetro

Además de la forma y color, los lunares benignos son también relativamente pequeños. Se dice que a menudo no miden más de 6 mm de diámetro, que se puede comparar al diámetro de la goma de borrar de un lápiz. Por eso, si tienes una mancha o un lunar más grande que eso, acude a un médico porque podría tratarse de un melanoma en fase de desarrollo. La última cuestión puede ser incluso la más importante de todas, así que sigue con nosotros.

4. Diámetro

5. Evolución

La característica más importante de los lunares y manchas de nacimiento es que son elementos fijos. O sea que no presentan cambios durante el transcurso de la vida. Por eso deberías fijarte en cualquier cambio que pueda ocurrir en la superficie de tu piel. Si una mancha o un lunar cambian de color, forma o tamaño, los bordes empiezan a doler o picar, lo mejor que puedes hacer es ir a un dermatólogo para que lo compruebe. En el caso del melanoma (y cualquier enfermedad en realidad) lo mejor es prevenir o reaccionar mientras la condición todavía está en una fase de desarrollo temprana.

5. Evolución

El método ABCDE es muy importante, ya que resulta que aproximadamente un 25% de todos los melanomas se desarrolla a partir de lunares o marcas de nacimiento. Por eso es sumamente importante que recuerdes las características mencionadas hasta ahora. ¡Cuidado! ¡Bajo ninguna condición intentes eliminar una marca de nacimiento o un lunar (sospechoso) en un salón de belleza! ¿Qué puedes hacer para prevenir un posible cáncer de piel? Te lo contamos a continuación.

5. Evolución 1

Cuida la piel

En realidad, en nuestra vida cotidiana no le damos a la piel el cariño que se merece. Cabe mencionar que es el órgano más grande del cuerpo humano y que está muy expuesto a las condiciones interiores y exteriores, ya que es la capa protectora que nos separa del medio ambiente. Por eso, los dermatólogos sugieren aplicar protector solar todos los días con un filtro de al menos 15 para proteger la piel de los rayos nocivos UVA y UVB. Aunque el día esté nublado, no dudes en usar protector, ya que los rayos mencionados de todas formas llegan a la superficie de la Tierra y afectan a la piel. Es también aconsejable que no uses el solarium, ya que es una fuente de rayos UVA y UVB que causan el envejecimiento prematuro y pueden provocar enfermedades de la piel o los ojos.

Cuida la piel

Autoexamen

Hemos sugerido autoexaminarse en los párrafos anteriores pero es tan importante que vale la pena mencionarlo de manera directa. Simplemente observa tu piel con detalle. Fíjate en cada parte del cuerpo, no sólo en los lugares evidentes. Es verdad que el melanoma suele aparecer en zonas expuestas al sol, pero puede desarrollarse también en cualquier otro lugar: uñas, pies o dedos. Y volvemos a repetir también: si notas cualquier cambio que despierta tu inquietud, no dudes en acudir al médico cuanto antes. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo para que todos puedan aprender algo importante sobre su piel.
Fuente: YouTube - iSelvi / Starstock

Autoexamen
86
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Las zonas del cuerpo humano donde con más frecuencia se sitúa el cáncer de la piel
Síguenos