Increíble!

Publicado 2017-05-10
0 Comentario

9 cosas que tu madre ha hecho por ti sin quejarse nunca…

Hoy es el Día de la Madre, y qué mejor manera de honrar su vida a nuestro lado que dedicándole unas letras. Todos podríamos escribir una larga lista de cosas que nuestras madres hacen y que nos sacan de quicio, sin embargo, todo eso no es nada comparado con todo lo bueno que hacen por nosotros. Cada madre es un mundo, pero sea cual sea el caso, las cosas que enumeraremos a continuación son solo algunas de las pequeñas cosas que, probablemente, significaron un mundo para todos nosotros. Y lo peor, nunca se lo agradecimos. Probablemente, ni siquiera piensa que todavía nos acordamos…

cosas que hacen nuestras madres

1. Ir siempre a verte jugar

Si de niño has jugado a algún deporte, probablemente tu madre te acompañó en todos y cada uno de los partidos o entrenamientos. No importa si se trataba de una liga de baloncesto a los 7 años de edad, o un equipo de fútbol cuando ya eras adolescente. Siempre, incluso cuando se viajaba a otras escuelas secundarias alrededor de la ciudad. A veces que incluso decidía acompañarte a entrenar incluso cuando estaba lloviendo… ¿Quién más podría hacer algo así? Probablemente nadie. ¡Avance a las siguientes páginas para más detalles tiernos de nuestras madres!

cosas que hacen nuestras madres

2. Apuntarte a ciertas actividades sin tu permiso

Esto es algo que seguramente a los niños de la escuela secundaria les da algo de pánico. Una madre que quiere que su hijo haga algo de deporte por las tardes y lo apunta a un equipo sin su permiso… ¡No! Seguro que nos enfadamos con nuestras madres al principio por haber hecho algo así. De repente, vamos cogiendo confianza con nuestros compañeros y nos sentimos cada vez más entusiasmados para ir a jugar a algún deporte. Incluso si cuando sentíamos el valor para apuntarnos a una actividad y no podíamos porque se había acabado el plazo… ¡Nuestra madre ya lo había hecho por nosotros!

cosas que hacen nuestras madres

3. Ayudarnos en nuestros primeros días de clase

Todos los chicos y chicas recordaremos nuestros primeros días en la escuela, sobre todo secundaria. Sentíamos un poco de miedo porque no sabíamos lo que nos esperaba, y la idea de tener que acudir a una nueva escuela no siempre era de nuestro agrado. Incluso se nos quitaban las ganas de ir después del primer día. Sin embargo, nuestras madres siempre han estado ahí para calmarnos y decirnos que era lo más recomendable para nuestro futuro. Además, si sacaba la chancla, íbamos con mucho gusto.

cosas que hacen nuestras madres

4. Reaccionar bien con nuestro primer beso

En este caso hay que decir que no todas las madres son iguales. Cuando le dices a tu madre que te han dado tu primer beso a la edad de 11 años, pueden reaccionar un poco bruscas y gritarte que es mejor que te alejes de las chicas. Sin embargo, es solo algo pasajero, y después se acerca más calmada para hablarte de lo ocurrido, y para darte la enhorabuena. A veces parecen algo frías con esos temas, pero es porque se preocupaban por nosotros y siempre han querido que tengamos lo mejor. Es importante tener unos padres a los que les puedas contar este tipo de cosas y comunicarte abiertamente con ellos.

cosas que hacen nuestras madres

5. Quedarse a nuestro lado

No importa en qué situación. Ya fuera hasta que nos quedáramos dormidos mientras éramos bebés, o consolándonos durante una tormenta terrible, nuestras madres no nos dejaban nunca, incluso en medio de la noche. Por supuesto, el hecho de saber que estaban allí con nosotros cada vez que lo necesitábamos, nos mantenía una grata sensación de seguridad. Y aunque nunca agradezcamos a nuestras madres todas las tardes y noches que pasaron con nosotros, esto se merece un gran “gracias”.

cosas que hacen nuestras madres

6. Alimentarnos

Nuestras madres sabían de buena mano que tener la barriga llena nos hacía muy felices. Esto podría haber significado increíbles cenas familiares en casa, o incluso determinadas comidas ocasionales. Es más, muchas veces nuestras madres dejaron que nos comiéramos el último bocado de algo que no encanta, a pesar de que todavía podrían tener hambre. Así que pensamos que ha llegado el momento de agradecer a nuestras madres todo lo que han hecho (y hacen) por alimentarnos durante todos estos años.

cosas que hacen nuestras madres

7. Renunciar a sus momentos de tranquilidad

Cuando éramos niños, podríamos haber sido un poco más que traviesos, siendo impredecibles, gritando de un lado para otro de rabia, o sin parar de reír a carcajadas al día siguiente. Pero cualquiera que fuese nuestro estado de ánimo, podemos estar seguros de que a menudo éramos bastante ruidosos. Nuestras madres comprendían que el tiempo de silencio era algo raro y preciado; Pero estaban dispuestas a sacrificarlo para asegurarse de que sabíamos cuánto nos amaban. Qué menos que gritar fuerte “gracias” por dejarnos hacer lo que queríamos la mayor parte del tiempo…

cosas que hacen nuestras madres

8. Dejarnos dormir en su cama

Muchas veces teníamos pesadillas, otros veces simplemente echamos de menos estar cerca de nuestros padres. Pero nada nos reconfortaba tanto como cuando nuestras madres nos dejaban arrastrarnos entre las sábanas con ellos. Incluso cuando significaba renunciar al “tiempo para adultos”, nuestras madres nos daban un lugar seguro para cerrar los ojos y dormir plácidamente. El Día de la Madre es un buen momento para dar a nuestras madres un gran abrazo y mostrar nuestro aprecio por dejarnos dormir junto a ella.

cosas que hacen nuestras madres

9. Cuidarnos cuando se sentían enfermas

Las mujeres más increíbles de nuestras vidas no pudieron tomarse ningún día libre durante la maternidad, incluso cuando no se sentían totalmente bien. Un hogar con niños es, por necesidad, un hogar con gérmenes. A pesar de los mejores esfuerzos de todos para mantener a la familia saludable, los resfriados y las enfermedades inevitablemente aparecían por la zona. Pero nuestras mamás enfermas aún así luchaban contra los estornudos y las gargantas doloridas para estar allí con nosotros, algo que sin duda merece un enorme “¡GRACIAS!”. ¡Por favor, comparte este artículo con tu madre para dedicarle todos los agradecimientos que pudimos no darle en su momento! ¡Y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

cosas que hacen nuestras madres
56
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Harry y Meghan gastan millones renovando su nuevo hogar
Síguenos