Increíble!Controversial

Publicado 2017-05-11
0 Comentario

Posó para una foto junto a 2 mujeres. Terminó en la cárcel...

Algo que caracteriza al mundo virtual de los tiempos que corren son los medios sociales: unos espacios cuyo objetivo principal es permitir el contacto otras personas a través de la red, pero que rápidamente se convirtieron en algo más que sólo un comunicador. En la actualidad, los medios sociales son también un modo para expresar el lado artístico de uno y compartir recuerdos. Sin embargo, en numerosas ocasiones nos olvidamos de que las redes sociales tienen una serie de pautas que tenemos que seguir estrictamente, que tiene términos y condiciones de uso (que casi nunca nadie lee) y que, a su vez, cada red social tiene que respetar las leyes de cada país. Y si le damos la vuelta a esta frase, podemos obtener: las autoridades tienen acceso a lo que pasa en los medios sociales para asegurarse de que se respeta la ley.

A menudo nos olvidamos de que nuestros datos, fotos y mensajes son vigilados y subimos cosas que a lo mejor no deberíamos hacer. En la mayoría de los casos ni siquiera nos damos cuenta de que podemos infringir una ley, a decir verdad. Con estas palabras podemos resumir la historia de Sosha Makani, 30, un portero de nacionalidad iraní que fue detenido por subir una foto a su cuenta de Instagram. ¿Cuál fue la razón? Te la contamos en breve.

La historia de Makani empezó a principios de 2016, cuando en su perfil de Instagram apareció una fotografía de él con dos muchachas hermosas en brazos. La ocasión fue una reunión con amigos que el futbolista decidió inmortalizar y compartir con las redes sociales. No es de extrañar que las mujeres quieran sacarse fotos con él, dado que el guardameta del equipo iraní Persépolis FC ha conseguido gran reconocimiento e incluso ha participado en el campeonato mundial de 2014 con su selección nacional. Sin embargo, fue su mayor error, ya que al poco rato fue acusado por las autoridades de infringir el artículo 17 de la ley iraní.

Posó para una foto junto a 2 mujeres. Terminó en la cárcel... 2

El artículo 17 dice que: “Cualquier persona que publique fotografías personales o familiares o vídeos de otros mediante la Internet sin su permiso de tal modo que causa daños o irrespeto, será castigada con una pena de 91 días a dos años de encarcelamiento o una sanción de cinco millones de riales [aprox. 168 dólares] a 40 millones de riales [aprox. 1.340 dólares] o ambas”. En palabras simples, el delito cometido por Makani fue subir una fotografía con dos mujeres que no llevaban el velo sagrado iraní, hijab. Por muy extraño que pueda sonar para alguien de otra cultura, Makani fue arrestado y encarcelado el 4 de enero de 2016, aunque su procedimiento no había terminado y lo más probable era que él no había subido esa foto. ¿Quién entonces?

Según una de las fuentes de información, el funcionario judicial iraní admitió que una de las mujeres de las imágenes aceptó no presentar cargos contra Makani, pero “permanecerá en prisión porque las imágenes propagan la corrupción y la indecencia en la sociedad y tenemos que descubrir la verdad”. Sin embargo, la investigación no se ha cerrado todavía porque el defensa de Makani presentó pruebas de que la fotografía no la había subido su cliente, sino que su cuenta de Instagram, al igual que su teléfono celular, habían sido pirateados. Sin embargo, uno de los expertos legales, Hossein Raeesi, admitía que Makani había sido encarcelado de manera ilícita.

“La ley sobre los crímenes en la red dice que si alguien sube directamente fotos indecentes de sí mismo u otras personas, comete un crimen. Pero dadas las declaraciones del abogado [sobre el pirateo de la cuenta de Makani] y el hecho de que es una persona famosa, dudo que haya subido la fotografía en persona”. Después de unos días de prisión, Makani fue puesto en libertad, pero el procedimiento sigue en curso. Por si fuera poco, no es la única situación que le ha dado problemas. Pocos meses después fue incluso suspendido de jugar al fútbol. ¿Qué hizo esta vez? No lo creerás…

En cuanto a la normativa del hijab puedes decir “vale, es la ley de su país” y simplemente aceptar que en Irán siguen de manera tan estricta ciertas normas. Sin embargo, el caso por el que pasó unos meses después te dejará por lo menos confuso. En junio de 2016, Makani fue suspendido de jugar al fútbol por la Comisión Ética, que trabaja en cooperación con la federación de fútbol iraní, por publicar una fotografía en la que llevaba un pantalón de Bob Esponja. ¿Te parece una pena muy rigurosa? Entonces fíjate bien en el pantalón del portero. Su pantalón ni siquiera tiene el diseño del de Bob Esponja ni tampoco representa personajes de dicho dibujo animado. La pena fue impuesta en base a que los usuarios de los medios sociales y los miembros de la presa iraní los relacionaron con el personaje debido a su color.

Parece ser que las autoridades de algunos países se han hecho altamente sensibles a la imagen de las personas famosas, especialmente deportistas, y el mensaje que transmiten del país en los medios sociales. No dudan en infringir los derechos de privacidad para ello y por eso han hecho estallar una gran polémica en todo el mundo. ¿Qué significa esto para el mundo del fútbol, especialmente en oriente medio? ¿Cómo han reaccionado las autoridades de la FIFA?

Las medidas tomadas por la Comisión Ética no son infrecuentes en Irán y han despertado discusiones y polémicas tanto en los medios sociales como en la comunidad futbolística del país. Los críticos admiten que la comisión interfiere en las vidas privadas de las personas y que infringen las normativas de la FIFA. Sin embargo, la Comisión Ética piensa otra cosa. Dicen que el estatuto de la FIFA tiene que ser domesticado y en una de las entrevistas el presidente de la comisión Morteza Turak dijo que: “algunos temas no entran en el marco y los principios de la FIFA, pero entran en los principios de Sharia [ley islámica]. En este caso, los principios del Sharia regulan las normas. Esto es lo que significa domesticación y la FIFA ha aceptado el concepto de domesticación”.

Esto significa que por el momento el fútbol iraní seguirá siendo gobernado por las normas culturales y la polémica sigue viva: ¿es adecuado infringir la privacidad de las personas (ya sean famosas o no) para asegurar de que den una buena imagen de su país o cultura? ¿Qué opinas? Comparte con nosotros tu opinión sobre este tema y no dudes en compartir el artículo con tus familiares y amigos si te ha gustado.
Fuente: Instagram - sosha.makani.official / Twitter - Spor Spikeri / Giphy

22
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Ezra Miller en la alfombra roja de Animales Fantásticos y los mejores looks a lo largo de su carrera
Síguenos