Increíble!Consejos

Publicado 2017-05-12
2 Comentario

4 ingredientes que harán florecer las paredes de tu casa

Todos los que alguna vez hemos tenido la oportunidad de remodelar nuestra casa, edificar una propia o cambiar de vivienda sabemos que al principio cuesta bastante acostumbrarse a vivir en un sitio completamente nuevo. Aunque los seres humanos sabemos habituarnos a todas las circunstancias y situaciones posibles, muchas veces para poder "sentirnos en casa" tenemos que poner bastante esfuerzo. Y ¿qué es lo primero que hacemos para aclimatarse bien en un lugar nuevo? Desde luego, lo acomodamos a nuestra manera.

a

Puesto que las paredes suponen una parte crucial de cualquier edificio, y su aspecto puede influir en el estado de ánimo de los que se encuentran en su interior (y exterior), es sumamente relevante encontrar una buena idea para adornarlas. Es justamente por eso, que se nos ha dado por escribir este artículo.
Si este tema ha captado tu atención, puede que te interese también: 9 maneras baratas de convertir tus paredes en unas obras de arte.
A continuación, te vamos a presentar un truco muy fácil y eficaz que les dará un toque especial y mágico a los muros de tu residencia. ¡No te lo pierdas!

Si te sientes cansado de todas las maneras típicas de mejorar el aspecto de las paredes, despreocúpate. La verdad es que basta con un poco de creatividad, una pizca de paciencia, cuatro ingredientes generalmente accesibles y unos cuantos utensilios para transformarlas por completo (sin tener que comprar pintura, papel de la pared ni pegatinas de uso múltiple). Pero, antes que nada, te tenemos una pregunta. ¿Sabías lo útil que podía llegar a ser el musgo? ¡Nosotros tampoco!

1

4 ingredientes que vas a necesitar:

1) un puñado de musgo,
2) 2 vasos de leche o yogur,
3) media cucharadita de azúcar,
4) agua o cerveza.
También te pueden hacer falta: una trituradora eléctrica, un cepillo (o un pincel) y un cubo.
En las siguientes páginas, te contamos todo lo que tienes que hacer para poder presumir de una pared única y llena de verde natural. ¡Toma nota!

2

Instrucciones

Antes que nada, intenta localizar algún sitio cubierto de musgo. Si vives en la ciudad, no pasa nada: puedes encontrarlo también en la superficie de los edificios y construcciones urbanas. Con cuidado y atención, límpialo de la tierra. ¡Este paso necesita ser realizado a conciencia para poder dar los mejores efectos finales! Necesitas más o menos la cantidad que quepa en tu puño cerrado. Una vez conseguido el yuyo, puedes seguir con el procedimiento... buscando una trituradora.

3

Introduce el musgo en la máquina y, poco a poco, ve agregándole la leche o yogur (en realidad no hay mucha diferencia entre los dos; te van a servir igual de bien), el azúcar y el agua o la cerveza. Recuerda preparar dichos componentes en cantidades exactas y bátelos todos (junto con el musgo) delicadamente, para que se conviertan en una masa uniforme y ligera.
¿Estás listo? Ahora puedes pasar a la siguiente etapa, que por muchos es considerada la mejor de todas. ¡Sígue leyendo y no te vas a arrepentir!

4

Ahora tendrás que verter la masa dentro de un cubo o recipiente de plástico y elegir el espacio sobre el cual querrás expandirla. Antes que nada, tienes que saber que vas a conseguir los mejores resultados si eliges algún sitio con poca luz. Tomada la decisión, usa el pincel o un cepillito pequeño para adornar la pared según te guste. Nota: aunque algunos recomiendan el uso de plantillas de cartón u otros materiales, no es imprescindible seguir sus consejos. ¡Haz uso de tu propia imaginación y crea algo tú mismo!

5

Si optas por darle un toque moderno a tu casa, puedes apostar por una inscripción (una cita de alguien famoso, una frase que te motive, etc.). Los que pueden jactarse de cierto talento artístico pueden sentirse libres de demostrarlo pintando personajes, animales, formas geométricas u objetos que tengan que ver con sus gustos e intereses... No importa qué elijas, ¡asegúrate de que tu obra te haga sentir en casa!
En la última página de esta publicación podrás admirar los resultados de todo el proceso. ¡Merece la pena comprobarlos!

6

Quedas advertido: si eres de los que repudian la espera, vas a tener que controlar tu índole. Teniendo en cuenta que el musgo también necesita crecer, para poder admirar la parte final de nuestra idea hace falta armarse de paciencia. No obstante, no pasarán más de un par de semanas hasta que puedas asombrarte con los resultados. Lo mejor de todo es que, cuanto más tiempo pase, mejor quedará la imagen en cuestión y, si te animas a realizar los pasos que te acabamos de proponer, vas a poder averiguarlo tú mismo.

7

¿Qué te parece este truco? ¿Te animarías a hacer uso de él en tu casa, o prefieres las maneras más comunes de adornar las paredes? ¿Conoces a alguien que ya haya usado el musgo en las paredes a propósito? O ¿quizás serías capaz de proponer una idea incluso más divertida y peculiar de mejorar el aspecto de los muros de tu casa?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Giphy / Popularne

8
352
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

9 formas baratas de convertir tus paredes en arte
Síguenos