Increíble!

Publicado 2017-05-12
10 Comentario

¿Puedes ver algo inusual en esta niña? Sólo un 10% de la población es capaz de notarlo...

La fotografía de la tierna niña que puedes ver a continuación no ha sido bautizada todavía, aunque parece una chica como otra cualquiera. No obstante, tiene una característica tan especial que la ha hecho merecedora de aparecer en nuestro artículo. Pero antes de desvelar de qué se trata, queremos que le dediques un momento a pensarlo en profundidad. ¿Quién puede ser? O quizás, ¿qué puede ser? Observa bien la fotografía para que la puedas mirar detenidamente. A primera vista parece que no es nada especial, pero es algo que llama mucho la atención.

mascaras hiperrealistas

¿Ya tienes alguna idea de lo que se trata? Si eres como la mayoría de las personas que se dieron cuenta, quizás te sorprenda, pero lo cierto es que esta chica no es para nada real. El responsable es el artista estadounidense Landon Meier, quien es mundialmente famoso por sus máscaras hiperrealistas. Nada de goma o plástico, sino que emplea otros materiales que puedan llegar a ese tono real espeluznante. Sin embargo, esta niña no fue la excepción. Si te interesa este tema, no dudes en seguir avanzando por las siguientes páginas…

mascaras hiperrealistas

Al principio puedes decir: No me suena de nada este hombre… Sin embargo, cuando sepas que él mismo fue el autor de la famosa máscara del “niño real llorón”, con la que muchos bromistas han grabado miles de vídeos y la cual podéis ver en la foto de más abajo. Resulta que los trabajos de Landon Meier están entre las más llamativas del mercado debido a su fotorrealismo basado en las caras de muchas personas, famosas y no tan famosas. Se pueden adquirir en una talla única y son perfectas para disfraces o Halloween.

mascaras hiperrealistas

Meier crea máscaras hechas de silicona y látex, y son extremadamente buenas, siendo el nivel de detalle nada menos que asombroso. De hecho, él mismo describe su propio trabajo como “máscaras inquietamente realistas que aterrorizarán, confundirán y excitarán a las masas”. Si ese es el objetivo, no cabe duda de que seguirá cosechando un gran éxito. Estos últimos meses, gracias a la creación de máscaras hechas acorde a personajes famosos, como Donald Trump o Charlie Sheen, ha atraído a una gran audiencia vía online. No te pierdas otros detalles en la página siguiente…

mascaras hiperrealistas

Meier, nativo de Denver, Colorado, comenzó a hacer las máscaras hace ya más de 15 años, solamente de tres maneras diferentes: bebé gritando, disgustado y feliz, con un coste de alrededor de 150 libras cada una. Ahora, el abanico de posibilidades es bastante largo, pudiéndose elegir según el gusto del consumidor. Landon consiguió aparecer en los titulares a finales del año 2016, cuando creó las máscaras de los tres candidatos presidenciales estadounidenses: Bernie Sanders, Hillary Clinton y Donald Trump.

mascaras hiperrealistas

“Trato de elegir personajes, gente con la que será divertido correr y asustar a la gente”, dijo Meier en una entrevista. “Trato de recopilar datos de acuerdo a la actualidad y, en ese momento, con la gran atmósfera política, todo el mundo estaba polarizado y enojado, así que pensé que sería divertido hacerle algunas bromas a cada uno de ellos”. Cada máscara requiere varias semanas de trabajo como mínimo; Algunas piezas tardan meses, ya que Meier se obsesiona sobre cada detalle para obtener los mejores resultados. Seguimos contándote el proceso de fabricación en la siguiente página…

mascaras hiperrealistas

A veces, una pieza puede sufrir daños cosméticos menores; Sin embargo, el artista todavía consigue vender estas máscaras a un precio reducido, si bien el desguace de alguno de sus proyectos es difícil de asumir para un perfeccionista de este calibre. Meier dice que sus máscaras son “arte vestible” y las describe como algo muy fino. Ciertamente, no podemos discutir su afirmación. El detalle de cada pieza es increíble, y los precios reflejan eso. Mientras Meier ofrece algunos modelos “estándar” por varios cientos de dólares, las máscaras de silicona personalizadas cuestan más de 4.500 dólares, cada una firmada y numerada con el fin de garantizar una increíble autenticidad.

mascaras hiperrealistas

Es cierto que el precio puede sorprender a algunos consumidores, pero los fans de Meier entienden que calidad tienen un precio, a veces excesivo. “Por 4.500 dólares, estás pagando por su habilidad y tiempo que ha puesto en todo esto”, escribió un cliente en Facebook, defendiendo a Meier cuando otro lo rechazó rotundamente. “Si piensas que es demasiado caro, lo haces tú y lo vendes más barato… Estás pagando por su talento, no lo insultes diciendo que vale menos”. ¡No te pierdas las conclusiones finales en la última página!

mascaras hiperrealistas

Por supuesto, el precio es un punto discutible si estás demasiado horrorizado por estas cosas como para llevarlas a tu casa. Son ciertamente inquietantes, tal y como demuestra la mujer detrás de la cámara en el vídeo de la máscara de la niña que abre nuestro artículo. Recuerda, esto algo que puede dar muy “mal rollo”, no intentes mirar si te asustan las máscaras, ojos raros o niñas sin alma. Bueno, no es para tanto, seguramente acabes mirando el vídeo…

Más recientemente, con el estreno del modelo de Donald Trump, Landon Meier también mostró algunas máscaras hiperrealistas, como Vladimir Putin o Kim Jong-un, pero lo que realmente atrajo la atención de Internet es, precisamente, la niña pequeña sonriente. Así que ya sabes, si te apetece adquirir una de estas máscaras para salir a la calle y comenzar a asustar a la gente, no lo dudes, “Hyperflesh”, como se conoce su tienda online, es tu sitio ideal. Claro, debes estar dispuesto a desembolsar una cantidad entre 150 y 4.500 dólares. ¡Si te ha gustado este interesante artículo, no dudes en compartirlo con todo el mundo y en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Facebook - Landon Meier / YouTube - Kihf sifjo - Landon Meier

mascaras hiperrealistas
40
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Todo sobre la teoría conspirativa de Bill Gates y los microchips en las vacunas
Síguenos