Increíble!Consejos

Publicado 2017-05-12
1 Comentario

Conoce estos sencillos trucos para ganar siempre a dos de los juegos cotidianos más famosos…

¿Quién no conoce al mundialmente famoso tres en raya? Dependiendo del país en el que nos encontremos, se le conoce con diferentes nombres, como por ejemplo, tres en línea, ceros y cruces, juego del gato, Tatetí (en Argentina), Triqui (en Colombia), Michi (Perú y Venezuela), Gato (Chile y México), Totito (Guatemala), Ceritos, Equis Cero, La Vieja chillona, o Triqui Traka, entre muchos otros. Se trata de un juego antiquísimo de lápiz y papel en el que intervienen dos jugadores, normalmente representados por X y O, turnándose para rellenar los espacios de una cuadrícula de 3x3, aunque existen variantes.

El objetivo es bastante simple: el jugador que logre colocar tres de sus marcas en una fila horizontal, vertical o diagonal, gana la partida. Debido a la simplicidad del tres en línea, a menudo se utiliza como una herramienta pedagógica para enseñar los conceptos de un buen espíritu deportivo, entre otras cosas. Al parecer, este famoso juego se remonta a la época del antiguo Egipto, con una pequeña variación que tuvo lugar en el Imperio Romano, alrededor del primer siglo a.C, llamado Terni Lapilli. De hecho, se han encontrado marcas del juego por toda Roma. Si quieres saber algunos detalles y trucos sobre este y otro juego más, no dude en seguir avanzando a las siguiente páginas…

A pesar de su aparente simplicidad, el tres en línea requiere un análisis detallado para determinar incluso algunos hechos combinatorios elementales, entre los que destacan el número posible de juegos y el número de posiciones posibles. Un jugador puede realizar una partida perfecta (para ganar, o al menos, empatar) si elige un determinado movimiento, de acuerdo al programa de 1972 de Newell and Simon: Si empiezas tú colocando una “X” en cualquier esquina. A continuación, tu rival elige poner una “O” en cualquier otra esquina. Nuevamente pones una “X” en otra esquina del tablero. Si tu oponente se defiende, siempre tendrás un nuevo hueco libre para colocar tu ficha, sin importar el movimiento que haga. ¡Ganaste!

El primer jugador designado con una “X” tiene 3 posiciones posibles para marcar durante el primer turno. Superficialmente podría parecer que en realidad hay 9 posiciones que se corresponden con los 9 cuadrados del tablero. Sin embargo, si lo giramos, veremos que en el primer turno, la marca de cada esquina equivale estratégicamente a su propia esquina. La opción número 2 para ganar es la siguiente: Si tú empiezas, coloca una “X” en cualquier esquina. Tu rival pondrá un “O” en el centro. A continuación, colocas un “X” en la esquina diagonal. Si tu oponente pone una “O” en otra esquina, tienes una oportunidad para ganar. Colocas la “X” para bloquear su jugada, y sin importar lo que haga, podrás ganar. ¡Avanza a la siguiente página para otro truco importante!

Por razones de estrategia, solo hay tres posibles lugares para empezar: esquina, borde o centro. El jugador X puede ganar o forzar un empate a partir de cualquiera de estas marcas iniciales. Sin embargo, jugar en la esquina le da al oponente la menor opción de cuadrados que debe jugar para evitar perder. Esto hace que la esquina sea el mejor movimiento de apertura para X, siempre que el rival no sea demasiado listo. La tercera opción para ganar siempre es la siguiente: Empiezas colocando una “X” en el centro. Si tu rival pone un “O” arriba, puedes ganar. Coloca una “X” en la esquina inferior derecha, y tu rival se defenderá. Coloca otra “X” bloqueando el movimiento de tu oponente y podrás ganar sin importante su siguiente paso.

Recuerda que si tu oponente empieza en la esquina, debes forzar un empate colocando una “X” en el centro para tener mayor libertad de movimiento. La segunda “X” debería estar en un borde, no una esquina, a menos que necesites bloquear a tu oponente para que no gane. También podrías ganar desde esta posición, pero tu rival tendría que fallar al no ver que tienes 2 “X” en la misma fila. Si, de otro modo, tu rival comienza en el centro, debes colocar la “X” en una esquina, bloqueándolo todo el tiempo hasta terminar en empate. ¡No te pierdas otro gran juego en la página siguiente!

En caso de que nunca hayas jugado a piedra, papel, tijera en la escuela, es un juego que se remonta al siglo 18. Una regla comúnmente memorizada determinar al ganador: “La roca rompe la tijeras, las tijeras cortan el papel, y el papel cubre la roca”. Cuando dos jugadores sacan el mismo signo, se produce un empate. Normalmente, se toma como un juego de azar, por lo que no realizan demasiadas estrategias, sin embargo, todo eso podría ser erróneo. Al parecer, las personas siempre suelen empezar, por estadística, sacando tijeras debido a que la piedra es demasiado obvio.

En caso de que se produzca un empate con tijeras, la siguiente opción debería ser nuevamente tijeras, precisamente porque “todo el mundo espera que saques piedra”. Se realizaron varios estudios del juego, y resulta que existen algunos trucos que pueden servir para ganar apuestas. Los jugadores casuales intentan reconocer los patrones inconscientes de los rivales, pero no es del todo correcto. La estrategia para jugar a piedra, papel, tijera depende de la habilidad del oponente. Supongamos que juegas contra un jugador novato (es decir, el 99% del público). No se lo pierda en la última página…

En primer lugar, los lanzamientos no son comunes por igual. La Sociedad Mundial de piedra, papel y tijera informa de las siguientes proporciones para jugar torneos (jugadores expertos): piedra (35.4%), papel (35%) y tijeras (29.6%). Por lo general, la piedra es la opción de la testosterona, la más agresiva y la favorita de los jugadores enojados. La mayoría de los participantes en los torneos son masculinos, aunque no es ninguna sorpresa. En su primer lanzamiento contra un oponente masculina inexperto, la mejor opción es el papel porque batirá a la roca. Se dice que las mujeres son más propensas a tirar tijeras, pero no son tan populares como las otras opciones.

A los jugadores ingenuos no les gusta repetir el mismo lanzamiento más de dos veces consecutivas. No pueden aceptarlo como aleatorio, lo que significa que si lanzan piedra, es más probable que cambien a otra cosa en el próximo lanzamiento. Esto es importante en un juego que es casi todo suerte. La contra estrategia es elegir cualquier signo que venciera el signo doble. Si tu rival saca piedra, puedes pensar en sacar tijeras a la siguiente ronda. Dado que es poco probable que el oponente saque piedra de nuevo, la tijeras serán imbatibles. En caso del papel, gana la tijera; Si el oponente saca tijeras, será empate. ¡Ten en cuenta estos consejos y no pagues las cervezas nunca más! ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy

194
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¿Heath Ledger, un talento brillante destruído por el Guasón?
Síguenos