Increíble!

Publicado 2017-05-16
3 Comentario

9 mentiras que siempre nos enseñaron en la escuela…

El sistema escolar es un baluarte de la educación y la iluminación, una fortaleza de enseñanza superior donde nuestros hijos pueden descubrir con seguridad los hechos sobre la forma en que nuestro mundo funciona. A través de este sistema, tenemos la oportunidad de crecer y madurar en adultos responsables, seguros en nuestros conocimientos de historia, ciencias y matemáticas. Excepto, por supuesto, por todas esas mentiras ridículamente irresponsables con las que fuimos alimentados. A continuación os mostraremos nueve mentiras muy grandes que fueron enseñadas en la escuela…

1. Los humanos evolucionaron del mono

En este escenario, los cristianos tiene razón, pero no de la forma en que piensan. Las primeras clases de evolución suelen dejar una impresión básica: los humanos evolucionaron de los simios. Ve a un zoológico y podrás ver a tus ancestros genéticos retozando y defecando el uno al otro. Pero eso no es la forma en que sucedió. Después de todo, la evolución funciona eliminando a las especies inferior mientras que las más fuertes y adaptadas prosperan. Si eso hubiera ocurrido, no habría ningún simio porque los habríamos superado. La teoría más probable es que los seres humanos y los grandes simios, chimpancés, gorilas y orangutanes, comenzaron con un antepasado común y luego evolucionaron en direcciones separadas a la largo de los años. Específicamente: hace cuatro, ocho y doce millones de años respectivamente. ¡No te pierdas otros datos interesantes a lo largo de nuestro artículo!

2. Solo los nazis tuvieron campos de concentración

Todos hemos escuchado que la Segunda Guerra Mundial, concretamente los nazis, retuvieron en campos de concentración a los judíos; Se trata de lugares donde se encierra a grandes grupos de personas solo por pertenecer a alguna etnia, religión o creencia, sin haber cometido necesariamente algún delito. Sin embargo, lo que no nos dijeron en la escuela es que hubo muchos otros campos de concentración alrededor del mundo. Por ejemplo, en Chile hubo varios campos de trabajo forzado para recluir a altos funcionarios y autoridades del derrocado gobierno de Salvador Allende. En Argentina, hubo campos durante la dictadura; En Cuba, a final de la revolución; En Estados Unidos, para detener a japoneses en la Segunda Guerra Mundial; E incluso en México. Uno en 1918 para apresar a los chinos, y otro en 1942 para retener a alemanes, italianos y japoneses; La información fue ocultada por los gobiernos.

3. Retratos sobre historiadores y personajes famosos

La primera fotografía fue tomada en 1826, y como se podrá comprender, no era para nada fácil distinguir lo que aparecía en ella. Antes de eso, los retratos de personas eran dibujados, pintados o esculpidos, y era bastante caso hacerlo. Por eso, solo los ricos y poderosos podían permitirse retratos, lo cual lo hacían para demostrar poder. Por dicho motivo, cuando querían tomarse un retrato, les pedían al artista que les eliminaran ciertas imperfecciones del cuerpo y la cara, además de hacerlos más altos, esbeltos, delgados y hermosos. Hay ocasiones en que el retrato final no se parece en nada a la persona, aunque esta quedó encantada con el mismo. Muchos héroes históricos nunca fueron retratados mientras vivían, y sus retratos se hicieron gracias a los recuerdos de las personas que los conocieron, y cuando los protagonistas llevaban muchos años muertos. Más bien, se trata de imaginación.

4. Las mapas del mundo son falsos

Esto suena increíble, pero desde la antigüedad hasta nuestro días, en cada país se representa al mundo de manera distinta. Por ejemplo, el mapa mundial no solo sirve para conocer el mundo, sino también para mostrar de manera territorial la relación de nuestro país con el resto de países. Por eso, parece ser que, en cada país, muestran los mapas como si dicha nación fuera el centro del mundo. El mapamundi de Rusia, dicho país es más grande y centrado. Sin embargo, Australia y Estados Unidos están en los laterales y se ven muy pequeños. Si se trata de un mapamundi de Europa, el centro del mundo es Londres, y se te fijas bien, se repitan Rusia y Alaska, tanto a la izquierda como a la derecha. Otro dato interesante es que siempre creemos que el Polo Norte ha de ser arriba, y el Sur abajo, pero no estamos seguros de esto. Según el punto de vista astronómico, en el universo no hay arriba ni abajo, por lo que cada uno podría estar en el lugar del otro. Por eso, en los mapas de Australia, ellos están arriba.

5. La sangre desoxigenada es azul

Si miras atentamente el interior de tu muñeca, verás una pequeña red de venas azules que van hacia tu mano. Sin embargo, y a pesar de lo que se nos dijo en su momento, eso no es sangre azul. El mito es que la sangre desoxigenada es azul, mientras que la que sale del corazón es roja porque está llena de oxígeno. Cuando sangran, la sangre se vuelve roja rápidamente por su contacto con el oxígeno del aire. La razón por la que las venas se ven azules es un simple truco de luz, y la forma en que los ojos perciben los colores. Cuando la luz se filtra a través de las capas de la piel, las longitudes de onda de baja frecuencia son refractadas por la pigmentación y las capas de grasa fina, dejando la mayoría de la luz azul reflejando de nuevo a los ojos. Una persona albina, por lo general, tiene venas rojas debido a la falta de pigmentación en su piel.

6. Los europeos invadieron África y secuestraron a esclavos

Esto no pretende trivializar la esclavitud, ni perdonar a ninguna de las personas que participaron en ella, ni condenarla de ninguna manera. Pero siendo realistas, la mayoría de las ideas de colonización empiezan con gente blanca navegando hacia África, secuestrando a cientos de miles de personas y llevándolas a Europa y América encadenadas. En cierto modo, es verdad. Pero a pesar del cuadro pintado por mucho libros de texto de historia, la mayoría de esos esclavos fueron vendidos realmente a los europeos por otros comerciantes africanos de esclavos, que llevaban en el continente miles de años. La esclavitud no es nada nuevo en el mundo; En realidad era bastante normal en ese tiempo. Los egipcios utilizaron esclavos caucásicos en sus ejércitos durante el siglo XIII. ¡Incluso la Biblia aprobó la práctica! En lo que respecta a la trata atlántica de esclavos, solían ser miembros de una tribu derrotada. Pero tan pronto como los comerciantes se dieron cuenta de que los europeos pagarían por ellos, comenzaron a secuestrarlos solo para venderlos en la costa nigeriana.

7. Abraham Lincoln estuvo firmemente opuesto a la esclavitud

No fue un fiel partidario de la abolición; Sólo quería hacer lo que fortaleciera a la Unión (recuerda que era un momento en que los estados confederados se habían separado de esta y estaban en guerra). En sus propias palabras: “Si pudiera salvar a la Unión sin liberar a ningún esclavo lo haría, y si pudiera salvarla liberando a todos, lo haría. Si pudiera salvarla liberando a algunos y dejando a otros, también haría eso. Lo que hago con respecto a la esclavitud, y la raza de color, lo hago porque creo que ayuda a salvar a la Unión”. La Proclamación de la Emancipación no tocaba realmente la igualdad racial ni los derechos humanos. Fue una decisión en tiempos de guerra: “como una medida militar adecuada y necesaria… A partir de entonces, todas las personas retenidas como esclavas en los Estados Confederados… son libres”. En otras palabras: solo los esclavos del enemigo fueron liberados. ¡Hurra al gran emancipador!

8. Los diamantes están hechos de carbón

Los diamantes se encuentran en los ejes verticales que están repletos de rocas formadas por los volcanes, mientras que el carbón se encuentra principalmente entre otros tipos de rocas, como la piedra caliza y el esquisto. El carbón casi nunca se encuentra en el mismo tipo de ambiente que los diamantes, es más, se forma cerca de la superficie de la materia vegetal, mientras que los diamantes se forman en el manto de la Tierra, a 145 km del núcleo, y luego transportados a la corteza en las erupciones volcánicas. Es cierto que se forman a partir del carbono por el calor intenso de 1.100ºC y la alta presión, pero es poco probable que el carbono provenga del carbón. Otra cosa es que la ciencia moderna pueda convertir cualquier cosa en un diamante de laboratorio…

9. Los Padres Fundadores eran cristianos

Uno de los mitos prevalecientes enseñados en las clases de historia es que los Padres Fundadores de América eran todos cristianos. La Declaración de Independencia habla de Dios; La promesa de lealtad (que fue creada un siglo después) utiliza las palabras “bajo Dios”. Y todo esto se mezclaba en la idea de que Washington y la tripulación eran hombres cristianos que leían la Biblia. Pero no. Para empezar, se creía que Thomas Jefferson y Benjamin Franklin eran deístas, que no siguen la Biblia explícitamente pero asumen que hay un “Dios” porque la naturaleza es muy grande. John Adams era un unitario, una rama del cristianismo que cree que Jesús era bueno, pero no el Hijo de Dios. Alexander Hamilton era cristiano típico, pero solo más tarde, cuando su hijo murió. ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy

534
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Personas que tienen un talento extraordinario para engañarnos a todos los demás
Síguenos