Increíble!

Publicado 2017-05-17
38 Comentario

9 hechos absolutamente sorprendentes que pocos creerán como ciertos...

La Tierra es un monstruo en constante cambio que se alimenta continuamente de conocimiento, preguntas, experimentos y respuestas. Viendo que siempre estamos tratando de descubrir los extraños y maravillosos secretos del universo, no debería sorprendernos que, a veces, se encuentre algo tan extraño que casi podamos pensar que no puede ser verdad. Ya sea que se trate de un planeta lejano en el oscuro vacío del espacio, o de un peculiar detalle de nuestra propia evolución, así como una criatura del océano profundo, la Tierra siempre ha tenido la capacidad de sorprendernos, y no podemos dejar de sentir que todavía no queda mucho camino por descubrir. ¡No te pierdas estos interesantes hechos!

1. El agua de coco se puede administrar por vía intravenosa

Resulta que cuando un paciente está severamente deshidratado, a veces se administra una solución salina que se inyecta directamente en el torrente sanguíneo para reemplazar a los líquidos y electrolitos. Sin embargo, en raras ocasiones en las que no se dispone de una debida solución salina médica, el agua de coco, con su composición de azúcar, sodio, potasio y demás electrolitos, puede utilizarse como sustituto a corto plazo del plasma sanguíneo en circunstancias extremas. No obstante, probablemente sea más agradable al paladar. ¿Te ha parecido interesante? ¡Pues no te pierdas los que vienen a continuación!

2. Los fotones de las estrellas son más viejos que la raza humana cuando llegan a nuestros ojos

Los fotones o “partículas de luz” de las estrellas llegan a todos nosotros desde el espacio, donde han estado viajando literalmente distancias astronómicas. La galaxia de Andrómeda, por ejemplo, está a poco más de 2.5 millones de años luz de distancia, y es el objeto más distante que se puede ver a simple vista. Esto significa que los fotones que proceden de ella empezaron a viajar cuando en la tierra todavía vivía el Homo habilis, el primer género del cual procedemos los humanos modernos.

3. La Luna se formó cuando un planeta chocó contra la Tierra

La Tierra no siempre ha tenido una luna, y muchos astrofísicos están de acuerdo en que podríamos haber ganado a nuestra compañera nocturna como resultado de una colisión masiva entre la Tierra y otro objeto grande durante las primeras etapas de la formación del sistema solar. No se sabe exactamente qué era este enorme cuerpo. Algunos científicos piensan que podría haber sido un planeta del tamaño de Marte llamado Theia, que casi acaba con nosotros y con él mismo en el choque. Finalmente, los escombros se fusionaron en lo que hoy conocemos como Luna.

4. Los pulpos tienen tres corazones y nueve cerebros

Los pulpos son unos animales muy extraños, ya que tienen tres corazones, nueve cerebros y sangre azul. Dos de sus corazones transportan la sangre a las branquias, al igual que la arteria pulmonar lleva la sangre desde el lado derecho del corazón a los pulmones en los seres humanos. El tercer corazón trata con el resto del cuerpo. Ocho de sus cerebros controlan los tentáculos, y uno actúa como un centro nervioso.

5. Los calamares tienen cerebros con forma de donut

Para no quedarse atrás en el departamento de cuerpos extraños, el calamar gigante tiene un cerebro con forma de donut. ¿Por qué tiene un agujero en el centro del mismo, preguntarás? Por supuesto, para permitir que su esófago pueda atravesarlo. Esto tiene un importante inconveniente, ya que significa que los ojos de un calamar gigante son más grandes que su vientre, entonces corren el riesgo de sufrir daño cerebral en caso de tragar algo demasiado grande. Esto requiere que el calamar despedace su comida antes de ingerirla.

6. El T.Rex fue más cercano a los humanos que el Stegosaurio

Hablando de increíbles periodos de tiempo, tendemos a pensar que los dinosaurios vivían juntos en un gran Parque Jurásico, pero en realidad gobernaron el planeta entre 230 y 65 millones de años, lo cual supone mucho tiempo para diferentes especies. Esto significa que el Tiranosaurio Rex realmente fue mucho más cercano a los seres humanos que el propio Stegosaurio. Dato extra: Cleopatra fue más cercana al momento del aterrizaje lunar que de la construcción de la Gran Pirámide de Giza. Para cuando ella nació, ya tenía 2.530 años, así que sería como imaginarnos viviendo cara a cara con Jesús de Nazaret.

7. Si pudieras doblar un pedazo de papel 42 veces, llegarías a la luna

Es más, si lo doblas 50 veces, llegarás al Sol. La distancia media a la Luna desde la Tierra es de unos 384.000 kilómetros, y una hoja media de papel tiene 0.01 cm de grosor, por lo que, intuitivamente, se podría pensar que se necesitarían miles, si no millones para llegar al satélite cercano. Sin embargo, el papel plegable aumenta su espesor exponencialmente, duplicando siempre el último valor, lo que acelera drásticamente las cosas. La primera vez que lo doblas, el papel duplica el grosor original, pero la segunda vez lo cuadriplica. En el sexto pliegue, ya es 64 veces su espesor original. Cuando se llega a 20 veces, tiene 10 kilómetros de altura. A los 41 pliegues, estarás a más de la mitad del camino, y un pliegue más sería todo lo que necesitas para doblar la altura y alcanzar la luna. Curioso, ¿verdad?

8. Los mamuts estaban en la Tierra cuando se construyeron las pirámides

Los mamuts desaparecieron por completo de los hábitats continentales al final de la época del Pleistoceno, y las últimas poblaciones se perdieron hace 6.400 años en la Isla de San Pablo y, finalmente, hace 4.000 años en la Isla Wrangel, varios siglos después de las construcciones de Giza. La extinción completa de las criaturas continuó desconcertando a científicos de todo el mundo. Una parte cree que fueron asesinados debido al calentamiento del medio ambiente y la inhabitación de la tierras libres de hielo por los cazadores de dichos mamuts, el Homo sapiens (humanos modernos).

9. Podrías atravesar la tierra en 42 minutos

Hay una premisa que afirma que si una persona se colocara en un punto medio de la Tierra y atravesara un agujero, podría llegar al otro extremo en 42 minutos. La aceleración de la gravedad es de 9.8 m/s2 y el radio de la Tierra es de 6.378 millones de metros. ¡Lo que significa que, en caída libre, podrías atravesar nuestro planeta en 42 minutos! Sin embargo, viajarías a una velocidad de 12.874 kilómetros en menos de una hora, y la máxima en el centro sería de 8 km por segundo, lo suficientemente rápido como para hacerte gritar. ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy

17
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Datos sorprendentes de nuestro mundo para que no pase un día sin que seamos más sabios
Síguenos