Increíble!

Publicado 2017-05-18
10 Comentario

Así es como evolucionará el mundo en los próximos 1.000 años…

Los seres humanos están en constante evolución, pero, ¿adónde nos llevará dentro de 1.000 años? Los más probable es que seamos más altos, ya que en los últimos 130 años, los seres humanos han experimentado un auge de la altura, incrementando hasta 7 centímetros. También podemos fusionarnos con máquinas que pueden mejorar nuestra audición, visión, salud y mucho más. En este momento, hay audífonos que permiten a las personas grabar sonidos, generar ruido blanco, e incluso vienen con un teléfono incorporado.

Otro ejemplo es, por ejemplo, el de la Universidad de Oregon, que se encuentra desarrollando unos ojos biónicos que ayudan a los ciegos a ver. Sin embargo, no es imposible pensar que esta tecnología podría convertirse en una herramienta para ver lo que actualmente consideramos invisible, como las diferentes energías de luz, como las infrarrojas o las radiografías. Poco a poco llegará un día en el que las prótesis ya no serán únicamente para los discapacitados. Pero, echemos un vistazo a ciertos aspectos que se podrían ver muy modificados a lo largo de 1.000 años…

1. Seremos parte humanos, parte máquinas

Los seres humanos ya están implantando dispositivos en sus cuerpos para estar más conectados con la tecnología; Hay una comunidad entera de personas llamadas hackers corporales que tienen implantes que les permiten hacer cosas, como abrir puertas a distancia, reproducir música sin usar audífonos y controlar electrodomésticos pequeños. Pero en 1.000 años, esta tecnología será mucho más avanzada. Una pequeña electrónica conectada o implantada directamente en nuestros cuerpos podría fortalecer nuestro sistema inmunológico y ayuda a combatir las enfermedades. Los nanobots programados podrían revolucionar la cirugía y los implantes cerebrales podrían hacernos más inteligentes e incluso capaces de acceder a Internet con solo pensarlo.

2. Tendremos genes superhumanos

En este momento los investigadores están perfeccionando una técnica de edición de genes llamada CRISPR que pronto podría permitir “ingenierizar” unos humanos más saludables y fuertes. Podríamos ser capaces de insertar genes en determinadas cosas, como unos huesos más fuertes, mayor tolerancia al dolor y un menos riesgo de cáncer. Incluso algunas mutaciones naturales podrían tomar fuerza. Podríamos desarrollar espontáneamente un nuevo color de ojos como fucsia, o implementar habilidades, como una audición extra sensible o mejor visión.

3. Seremos muy parecidos

Los científicos ya están trabajando en maneras de editar genéticamente a los embriones, para que los padres algún día puedan seleccionar determinados rasgos para sus hijos. La mayoría probablemente querrá que sus hijos estén sanos y sean físicamente atractivos, por lo que la raza humana podría llegar a ser misteriosamente similar genéticamente. Pero estos “bebés diseñados” podrían crear un problema enorme. Si somos demasiado similares, en caso de surgir un problema que se aproveche de alguna debilidad genética común, podría acabar con una gran parte de la raza humana.

4. Tendremos ordenadores hiper rápidos

Nuestra apariencia no será lo único que cambie. La tecnología probablemente dará un gran salto en los próximos 1.000 años si la ley de Moore, la premisa que afirma que la potencia de una computadora se duplica cada dos años, es verdadera. Con el tiempo veremos ordenadores que pueden resolver problemas casi insolubles, algunos tan complicados que les llevaría décadas poderlos resolver a los ordenadores de hoy en día. Todavía no sabemos cómo accederemos a dicha tecnología, pero los ordenadores cuánticos son una posibilidad. También podríamos desarrollar algunos tan potentes que incluso “piensen” como un cerebro humano. Podrían hablar, escuchar, recordar y dada su velocidad, es posible que se puedan programar para ser artificialmente inteligentes, más que los humanos, dicho sea de paso.

5. Tendremos edificios desmontables

En lugar de construir cosas ladrillo a ladrillo, podríamos crear redes de diminutos robots casi invisibles que se pueden enlazar y erigir cualquier cosa. Es un concepto llamado niebla de utilidad. En un mundo cada vez más abarrotado, nuestras casas se podrían ensamblar cuando llegamos a ella, y desmontarse cuando salimos para el trabajo y así dejar sitio para algo más. Esto parece algo de ciencia ficción, pero estamos haciendo muchos progresos en nanobots. En un futuro próximo podrían ser utilizados en medicina para entregar con precisión los medicamentos al organismo o incluso luchar con las células cancerosas. La industria del petróleo está planeando utilizarlos para el alcance de reservas de petróleo y gas sin explotar el subsuelo. El futurista Ray Kurzweil cree que podríamos usar nanobots cerebrales para respaldar nuestros pensamientos y recuerdos.

6. Viviremos más allá de la Tierra

A medida que el mundo se caliente debido al cambio climático, los suministros de alimentos se vean afectados con una población creciente, y la gente sea demasiado similar genéticamente, será prácticamente necesario establecer asentamientos más allá de la Tierra si queremos que la raza humana sobreviva. Grandes pensadores como Stephen Hawking y empresarios como Elon Musk han dejado claro que explorar el cosmos y formar un asentamiento humano en otro planeta debería tener alta prioridad ahora mismo. En 1.000 años tendremos una civilización próspera en Marte, la Luna, o tal incluso otro planeta lejos del sistema solar. Ya hemos descubierto miles de millones de planetas fuera de nuestro propio sistema. Hay 40 mil millones de planetas similares a la Tierra en nuestra propia galaxia.

7. Podríamos desafiar a la muerte

Los avances tecnológicos también significarán que vamos a mejorar en la lucha contra la enfermedad y las tasas de mortalidad se verán reducidas. Los emprendedores ricos como Sergey Brin y Larry Page han invertido ya en la investigación que está intentando retardar y detener progresivamente el proceso de envejecimiento. Esto es, potencialmente, un gran problema, ya que la creciente población mundial está agotando los recursos. ¿Qué pasará si la gente comienza a vivir más de 100 años mínimo? Una forma de resolver el problema es cargar nuestras mentes a una computadora. No necesitaríamos comida ni la mayoría de recursos, sino una fuente de energía. Potencialmente, nos podríamos convertir en inmortales y usaríamos únicamente una cantidad mínima de suministros. ¿Qué crees que ocurrirá en los próximos 1.000 años? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy

320
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Por qué el cambio climático acabará con la humanidad en tres años?
Síguenos