Increíble!Conmovedor

Publicado 2017-05-19
0 Comentario

He aquí las verdaderas historias detrás de algunas fotos históricas más famosas

Merodeando por la red, a menudo podemos encontrarnos con fotografías históricas en blanco y negro que nos fascinan y nos hacen preguntar por su origen. De hecho, muchas historias del pasado que a veces cuentan las fuentes históricas o las personas mayores (como los abuelos) son difíciles de creer y parecen sacadas de una película de acción. Otras de ellas tienen un mensaje tan profundo que nos sacan las lágrimas con facilidad, mientras que otras nos hacen reír por el gran sentido del humor que sabían presentar las personas de aquel entonces incluso en tiempos difíciles, de pobreza o guerra. Sea cual sea la imagen, hay algo interesante en las viejas fotografías que nos llama la atención y que nos gusta observar con detenimiento.

1. La lengua famosa de Albert Einstein

La razón puede estar en que en los tiempos pasados la fotografía no era un bien tan difundido y común como lo es ahora. En la actualidad, la gente hace fotos de todo, las modifica con filtros y las publica en medios sociales. Por aquel entonces, hacer y revelar una foto era un proceso costoso y prolongado, así que se fotografiaba sólo las cosas y situaciones más importantes. Esas imágenes estamparon algo muy importante que ha podido perdurar el paso del tiempo y simplemente nos fascinan. Por eso en el artículo de hoy te vamos a revelar las verdaderas historias que se esconden detrás de algunas de las fotos más famosas que se hicieron jamás.

1. La lengua famosa de Albert Einstein 1

1. La lengua famosa de Albert Einstein

Esta es probablemente una de las fotografías más famosas y peculiares de Albert Einstein. Todo el mundo lo considera uno de los mayores genios del mundo (y de hecho lo es), pero muy pocos saben que Einstein era también un bromista con carácter liviano. Durante su 72 cumpleaños, un fotógrafo le pidió que sonriera a la cámara. Sin embargo, siendo un gran guasón, Einstein decidió en cambio sacarle la lengua. La foto se convirtió en un clásico al instante y tanto le gustó al propio genio que pidió nueve copias de esa foto. Una de ellas, junto con su autógrafo, se vendió por más de 74 mil dólares. ¡Una historia curiosa e inusual! Las que vienen a continuación también son dignas de conocer.

1. La lengua famosa de Albert Einstein 2

2. “¡Espérame, papá!”, 1940

“¡Espérame, papá!” es una fotografía muy famosa tomada por Claude P. Dettloff el 1 de octubre de 1940. Presenta el British Columbia Regiment (Duke of Connaught’s Own Rifles) marchando a lo largo de la calle Eight Street en New Westminster, Canadá. En la imagen aparece Warrey “Whitey” Bernard, un chico de cinco años y sus padres, Bernice y Jack Bernard, en el momento en el que la familia será separada por la guerra. La fotografía se hizo increíblemente famosa, e incluso fue colgada en todos los colegios de British Columbia. El niño de cinco años estaba en la escuela primaria cuando su padre estacionaba en varios puestos de vigilancia de la ciudad. Su regimiento hacía tareas aburridas hasta que después de meses de espera, fueron convocados a ir a una destinación desconocida en el extranjero. Mientras las tropas marchaban, el fotógrafo se colocó para fotografía la columna de personas, sin embargo fue sorprendido por un niño que se liberó de su madre para correr hacia su padre.

2. “¡Espérame, papá!”, 1940

Resultó que la ubicación secreta estaba en Nanaimo, a tres horas de viaje. El regimiento defendió ahí la costa de los ataques alemanes y japoneses, pero no fue antes de julio 1944 que vieron verdadera acción, cuando se establecieron en las playas del D-day y participaron en la Operación Totalize. Después de que las tropas aliadas vencieran al ejército alemán en Francia, ellos y el resto de los aliados hostilizaron a las tropas alemanas que retrocedieron a territorio holandés. La última batalla en la que participaron fue el 17 de abril de 1945, cuando pasaron a través del canal Kusten.

2. “¡Espérame, papá!”, 1940 1

Durante la guerra, el regimiento sufrió bajas de 122 soldados y 213 heridos. El padre de Whitey sobrevivió al infierno que ocurrió en Europa y volvió a casa en octubre de 1945. Sin embargo, el matrimonio de Whitey fue una de las víctimas de la guerra: Jack y Bernice Bernard se divorciaron poco después. ¿Has visto alguna vez una muy famosa foto histórica del diario de Theodore Roosevelt? La historia que está detrás de esa fotografía es conmovedora.

2. “¡Espérame, papá!”, 1940 2

3. La entrada del diario de Roosevelt

El 14 de febrero de 1884, Theodore Roosevelt recibió las peores noticias: su esposa y su madre murieron en unas horas la una de la otra en la mansión de los Roosevelt en Nueva York. Su madre de 50 años padeció tifus y su mujer, Alice, murió a la edad de 22 años dando a luz a su hija. Las entradas en el diario de Theodore Roosevelt comentan su noviazgo, casamiento, felicidad durante el matrimonio y gran pena por la muerte de Alice. Bajo la fecha de 14 de febrero de 1884 en su diario personal, Theodore escribió sólo una X grande y una única frase muy chocante: “La luz de mi vida se desvaneció”.

3. La entrada del diario de Roosevelt

Roosevelt fue llamado por telegrama para volver a Nueva York de Albania, donde era asambleísta de su estado, debido a los problemas de salud de su madre. Además, Alice había dado a luz sólo dos días antes. Sin embargo, para cuando Roosevelt llegó a su mansión, la condición de Alice empeoró considerablemente. El hombre fue saludado por su hermano, Elliot, quien ominosamente dijo que “había una mal de ojo en la casa”. Eso es lo que parecía. La madre de Roosevelt de tan sólo 50 años estaba agonizando abajo con fiebre provocada por el tifus y su amada esposa Alice apenas podía reconocerle y estaba muriendo de un fallo de riñón (conocido por aquel entonces como enfermedad de Bright), que había sido ocultado por el embarazo.

3. La entrada del diario de Roosevelt 1

Su madre Mittie murió de fiebre tifoidea ese mismo día a las 3 de la tarde, unas 11 horas antes de su mujer, en la misma casa. Después de ese acontecimiento, Roosevelt nunca más habló de Alice y nunca más permitió a nadie hablar de ella cerca de él, incluso a su hija, Alice Longworth Roosevelt, que jamás escuchó el nombre de su madre. Theodore Roosevelt una vez le comentó a un amigo suyo que también había perdido a su mujer que tenía que esconder el dolor lo más profundo posible porque de lo contrario le podría destruir. ¿Quieres una última apasionante historia relacionada con fotos del pasado? Te contamos otra de ellas a continuación.

3. La entrada del diario de Roosevelt 2

4. Hombre de 17 años dispara a la Reina con balas de fogueo, 1981

En junio de 1981, Marcus Sarjeant se unió a la multitud para el saludo de la bandera. Cuando la Reina pasó cerca, montando un caballo birmano de 19 años, Sarjeant efectuó seis rápidos disparos con balas de fogueo con su revólver en su dirección. El caballo se espantó al instante, pero la Reina Isabel II fue capaz de apaciguarlo. No sufrió ningún tipo de daño. De todas formas, los agentes de seguridad capturaron instantáneamente a Sarjeant, quien les dijo que “quería ser famoso. Quería ser alguien”. Durante el interrogatorio, Sarjeant admitió que se había inspirado en los asesinatos de John Lennon en 1980 y los intentos contra Ronald Reagan y Juan Pablo II.

4. Hombre de 17 años dispara a la Reina con balas de fogueo, 1981

El joven advirtió con qué facilidad Mark David Chapman se hizo famoso y él decidió hacer lo mismo. “Quisiera ser el primero en disparar a la Reina”, comentó. La policía encontró también un texto de Sarjeant en el que escribía: “Voy a sorprender y desconcertar al mundo. Me convertiré en el adolescente más famoso de la historia”. Lo curioso es que las pruebas psiquiátricas no revelaron ningún trastorno mental en el caso de Sarjeant. La fotografía presentada anteriormente fue tomada por Georg P. Uebel, un turista que descubrió lo que había capturado después de revelar el carrete. La fotografía se publicó en mayo de 1982, pero no llamó la atención. Lo que sí fue chocante fue que durante su detención, Sarjeant tenía consigo una cinta que revelaba sus intenciones de atacar otra vez a la Reina, esta vez con un arma cargada.

4. Hombre de 17 años dispara a la Reina con balas de fogueo, 1981 1

Sarjeant fue condenado por “efectuar disparos voluntarios hacia o en la proximidad de Su Majestad la Reina con el propósito de alarmar o afligir a su Majestad”. El joven escribió una carta a la Reina pidiendo perdón desde su prisión, pero nunca recibió respuesta alguna. Después de tres años en cárcel, Sarjeant fue liberado en octubre de 1984 a la edad de 20 años. Decidió cambiar su nombre, empezar una nueva vida y desapareció para siempre de la historia. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: knowable.com / Starstock

4. Hombre de 17 años dispara a la Reina con balas de fogueo, 1981 2
74
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Imágenes peculiares que no se ven casi nunca en la vida
Síguenos