Increíble!Conmovedor

Publicado 2017-05-29
6 Comentario

Él tenía miedo de estar en un ascensor con ella. Pero cuando ella se quitó el velo…

El rechazo a lo desconocido siempre ha sido uno de los miedos más fuertemente propagados por todo el ancho mundo. Ha sido el germen que ha generado el miedo a las diferentes formas de pensar, así como de las religiones y las variadas etnias que pueblan nuestro planeta. Pero una de las mayores lacras que pueblan la tierra son las personas que se amparan en una religión para provocar un acto nocivo como es el del terrorismo. Esto hace que la inmensa mayoría de personas que profesan una creencia tengan que pagar las consecuencias.

Ascensor musulmán

1. El mundo musulmán

La religión musulmana es una de las tres grandes religiones mayoritarias del mundo actual. Tiene unas profundas raíces judías y cristianas, pues aunque es independiente, se considera una continuación de las revelaciones y atribuye a Mahoma el ser el último de una lista de profetas que transmiten la palabra de Alá. Pero aunque sus seguidores sumen más 1.322 millones de fieles a lo largo del planeta, mucha gente se queda con un carácter violento que manifiestan unos cuantos miles de sus más radicales adeptos.

Ascensor musulmán

2. La violencia

Cuando alguien quiere algo, cuando lo desea de todo corazón, las excusas son simples y meros caminos para alcanzar su objetivo. No importa que sean religiosos o económicos, ya que para una persona que quiere el todo vale cualquier motivo es bueno. El problema es que sólo hace falta una mácula para decir que algo es oscuro y pérfido. Y si a eso le sumamos que la mayoría de las personas tienden a la xenofobia o miedo al extranjero se convierte en una auténtica bomba de relojería. Es por ello que algunas personas tratan de transmitir un mensaje diferente para lograr que todos seamos iguales.

Ascensor musulmán

3. Los medios de comunicación

Los medios de comunicación son el eje central de uno de los poderes fácticos más importantes de todos los gobiernos, la información. Pero mientras algunas personas lo emplean para justificar acciones terribles, otros aprovechan para lograr llegar un mensaje de tranquilidad y de armonía. Este fue el eje principal del corto que se creó bajo la dirección y creación de Jihun Ahn, el miedo y el rechazo a las personas sin saber nada de lo que esconde su propio pasado. Todo comienza cuando una persona llama un ascensor y se abre la puerta.

4. El ascensor del pánico

Justo en ese momento hace aparición una mujer con un velo completo que hace despertar los miedos más intrínsecos de la naturaleza humana, lo desconocido. El burka o el nicab son prendas asociadas a la religión islámica y a un rasgo que la sociedad occidental rechaza con vehemencia. Comúnmente ligado a un carácter machista o de supremacía del hombre frente a la mujer, a la que puede considerar su posesión, la idea de esta ropa está íntimamente anclada a la tradición y por ello en muchos casos pierde ese efecto para aquellas personas que lo portan como elección.

5. La primera impresión

Nunca tendremos una segunda oportunidad para crear una primera impresión. La idea que transmite la imagen de alguien que porta esta prensa suele estar cargada de las peores connotaciones, por lo que la persona que hay detrás gana, automáticamente, toda la carga peyorativa asociada. La persona que sube al ascensor comienza a sufrir en su cuerpo un rechazo hacia la otra persona, fruto de una fuerte campaña de odio hacia el mundo musulmán. La persona cae en las redes para las que ha sido preparado por el poder de la propaganda. La historia comienza.

más allá de los muros

6. La mirada fija

Cuando la tensión del momento se rompe, las diferentes miradas se suceden y se comienza a humanizar el miedo, transformándolo en una sensación sin sentido. Poco a poco el velo que cubre la razón va cayendo y se va construyendo un vacío y un desconocimiento que ayuda a reformular la impresión que tenemos sobre la otra persona. Al margen del tipo de religión que profese o a la nacionalidad o etnia que le haya tocado, las personas comienzan a preguntarse si realmente lo que les han contado sobre el otro tiene un fundamento real.

7. El conflicto

Cuando el ascensor se frena, tan sólo se tienen el uno al otro y dependen de ello para poder seguir adelante. El fotógrafo trata de romper el momento tenso cuando entrega su botella de agua a la mujer, dando a entender que quiere compartir sus recursos con ella. Esto logra romper el hielo y ambos comienzan a derretir los estereotipos. Cuando todo parece que va a seguir un curso normal, un repentino apagón y un ruido de cristales rotos dan pie a una situación conflictiva. El hombre ha quedado herido en su pierna, dejando a la mujer con la obligación de dar otro paso.

8. Ayuda mútua

En el mundo musulmán más estricto, la mujer que viste un nicab debe llevarlo siempre que haya delante otro hombre. La retirada del mismo puede ser considerado una falta de honor de la mujer hacia su marido, ya que otro hombre le habría visto el rostro. Pero cuando las situaciones son extremas, hasta las más estrictas leyes del decoro y el respeto se rompen en pos de la propia supervivencia. La mujer hace alarde de valentía y de humanidad rompiendo con la norma musulmana para poder ayudar a su eventual compañero de viaje.

9. El desvelo

Para poder frenar la hemorragia la joven mujer se retira la prenda que le oculta el rostro para poder hacer un torniquete. Al hacerlo muestra a la otra persona que se trata de alguien normal y corriente, que no es ninguna criatura malvada y que tiene exactamente los mismos miedos y sentimientos que él. La presentación como dos personas iguales rompe con el estereotipo de más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer y ésta acaba por curarle las heridas tan bien como puede.

más allá de los muros

10. El desenlace

La historia finalmente se rompe con el ruido de ráfaga de disparos que culmina con la intervención de alguien que nunca llega a aparecer. Lo único que se tiene en cuenta en ese momento es la sorpresa de ambos mezclada con la alegría de haber podido sobrevivir a pesar de los intentos de los poderes por separarlos. Sin duda un claro ejemplo de que la humanidad debería estar por encima de las creencias y de las opiniones personales. Sin duda una idea que ha sido llevada a la realidad en muchas ocasiones.

11. La idea

Gracias a iniciativas como ésta se está logrando desmitificar la apariencia negativa que se asocia a la persona inmigrante que alcanza nuestras fronteras. Por mucha gente que pudiera ser nefasta para nuestra sociedad, la inmensa mayoría de personas prefieren vivir en relativa paz y armonía. Hay que tener en cuenta que sólo un porcentaje ínfimo de personas eligen la vía del terror y que, en la mayoría de los casos, son sus propios congéneres los que sufren las consecuencias de sus actos. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay / Youtube:Mundo Secreto

más allá de los muros
220
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
La "Amiga" del principe Eduardo que paso de Prostituta a Princesa y despues a Asesina
Síguenos