Increíble!

Publicado 2017-06-05
1 Comentario

Los títulos originales de películas famosísimas

Al igual que con los libros y sus portadas, muchos de nosotros juzgamos una película por su título. Dependiendo del mismo, entre otros factores, un filme puede hacer que su estreno sea un éxito o un verdadero fracaso. También habría que tener en cuenta la temática, los actores que aparecen en ella, el director, etc. Sin embargo, el título es lo primero que nos llama la atención. Muchas películas famosas rompieron literalmente la taquilla, pero, ¿hubieran tenido el mismo éxito de haber conservado sus títulos originales? No estamos tan seguros… ¡No te pierdas los títulos que tendrían 8 películas famosas y que se cambiaron a tiempo!

1. Pretty Woman - Mujer Bonita

La película que convirtió a Julia Roberts en una estrella se suponía que iba a ser llamada “3000”, en referencia a lo que cobraba Vivian a Edward por una semana de compañía. Unas pruebas realizadas a la audiencia consideraron que el título parecía un poco de ciencia ficción, pero afortunadamente, la banda sonora proporcionó la inspiración perfecta para cambiarlo. ¿Sabes que la película también podría haber sido muy distinta? El guión original incluía a una mujer de compañía adicta a los narcóticos que, al final de esta, vuelve a la calle en lugar de encontrar el amor.

Una publicación compartida de Cheri Relyea (@vixenbliss) el

2. Scream

Scream es una de esas películas que parece ser bastante fácil a la hora de colocar un título típico de terror, pero al principio se jactó de un nombre mucho más básico: Scary Movie. Sí, el mismo título con la que luego se estrenó una saga de comedia parodiando a una gran cantidad de películas de terror. El director Wes Craven y el escritor Kevin Williamson descartaron el título auto-referencial por al menos tonto, pero pronto encontraron trabajo en algo donde la ironía brilló con luz propia.

3. Serpientes en el avión

¿Qué película preferirías ver: Serpientes en el avión, o Pacific Air Flight 121? Afortunadamente para todos, Samuel L. Jackson aceptó el primero, pero si no sin pasar un momento turbio. “El título fue lo que me llamó la atención”, dijo Jackson. “Un día estaba en el plató y escuché que lo habían cambiado, y dije, ¿qué estáis haciendo aquí? No es Lo que el viento se llevó, ni tampoco Nido de ratas, es ¡Serpientes en el avión! Tenían miedo de ir demasiado lejos con el título, y les dije: Así es exactamente como debe ser. Cuando la audiencia lo escuche, dirán, ¡vamos!”

4. Volver al futuro

El escritor Robert Zemeckis redactó el guión bajo un título que, con el tiempo, funcionó bastante bien, pero durante la producción, el ejecutivo Sidney Sheinberg sugirió cambiarlo a “Spaceman from Pluto”, que sería algo así como “Astronauta de Plutón”. Esto lo hizo alegando que incluir la palabra “futuro” en el nombre podría condenar el éxito de una película. Steven Spielberg evitó este desastre fingiendo que todo se trató de una mala broma; Sheinberg estuvo demasiado avergonzado para corregirle.

5. Annie Hall - Dos extraños amantes

La comedia romántica clásica de Woody Allen tuvo numerosos nombres durante el proceso de producción. La sugerencia original de Allen fue Anhedonia, el término médico que se refiere a una incapacidad para experimentar placer, pero no se consideró lo suficientemente apropiado. El co-guionista Marshall Brickman ofreció una serie de sugerencias que probablemente encantarían a los aficionados de manera retrospectiva, pero no encajaron en el tono de la película: “Tuvo que ser judío”, “Una montaña rusa llamada deseo”, “Yo y mi Goy”.

6. Blade Runner

El thriller distópico de Ridley Scott estuvo vagamente basado en el libro de Philip K. Dick, “Do Androids Dream of Electric Sheep?”, que sería algo así como “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” Tan poético y provocativo como el título, el estudio pensó que un nombre tan estúpido sería difícil de comercializar, y la producción pasó por una serie de opciones de una palabra, como Android o Mechanismo, antes de establecerse finalmente en Blade Runner.

7. Pulp Fiction - Tiempos violentos

Lo creas o no, Quentin Tarantino realiza muchos homenajes en sus trabajos. Y la inspiración principal para el guión ganador de un Oscar de Pulp Fiction fue una popular revista de la década de 1920 llamada Black Mask. Además, la película conecta las historias de los mafiosos de Los Ángeles, pequeños criminales, y un misterioso maletín. Las revistas en las que estuvo basada la película mostraban una gran violencia gráfica y un diálogo penetrante.

Una publicación compartida de TAI$HI (@taishi4222) el

8. Titanic

Antes de anunciar el desarrollo inicial de la película, el director James Cameron grabó algunas imágenes de icebergs en la costa de Nueva Escocia bajo el pretexto de hacer una película bajo el título de “Planet Ice”, que sería algo así como “Planeta hielo”. De hecho, durante una pequeña parte de su producción, este título se siguió utilizando como el breve “señuelo” de la película. Ahora podemos sentirnos contentos porque la película no se llamó de esa manera, por un título así hace que no nos la tomemos tan en serio. ¿Qué piensas de sus títulos originales? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Giphy / Instagram

Una publicación compartida de eduard tsang (@toys_et) el

3
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Harry y Meghan gastan millones renovando su nuevo hogar
Síguenos