Increíble!

Publicado 2017-06-07
0 Comentario

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

Todos hemos visto algunas películas basadas en escapes de prisiones de alta seguridad, pero lo que leeremos en el día de hoy es algo completamente real. Datos estadísticos nos dicen que Estados Unidos es el lugar donde hay más gente encarcelada, nada menos que 700 presos por cada cien mil habitantes; los países que le siguen son Ruanda (492), Rusia (446) y Brasil (301). Muchos de los reclusos quieren escaparse de estos centros penitenciarios, pero apenas el 0,1% de los que lo intentan tienen éxito. ¿Quieres conocer a algunos de los más famosos de la Historia? ¡Te sorprenderá cómo lo hicieron!

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

1. La Fuga de Alcatraz

Esta prisión, ubicada en San Francisco, es hogar de los delincuentes más violentos y peligrosos de Norteamérica. Ningún malhechor que entrara en ese lugar podría escaparse de allí, o al menos esa era la teoría. Todo cambió en el año 1962, cuando tres criminales llamados Clarence, John Anglin y Frank Morris se las idearon para salir de allí por sus propios medios. ¿Sabías que fueron capaces de desgastar poco a poco el cemento de la ventilación de sus celdas para poder abrir un agujero por el que salir? Acto seguido, elaboraron un pequeño barco hecho con toneles, alambres metálicos y ropa vieja… ¡La corriente los llevó hasta la libertad!

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

2. El caso de Michel Vaujour

Michel Vaujour estaba recluido en la prisión francesa de La Santé por un delito de atraco a mano armada e incluso intento de homicidio. Su mujer, Nadine, no podía pasar un día más sin su querido esposo, de ahí que se le ocurriera algo genial para liberarlo. Esta chica tomó clases de pilotaje de helicóptero, por lo que en Mayo del año 1986 se dirigió a la cárcel para recoger a Michel… Este hombre consiguió subirse al techo de la prisión haciendo creer a los guardias que tenía entre sus manos unas granadas muy poderosas (en realidad eran nectarinas) y se aupó a la aeronave. Aterrizaron en una cancha de fútbol y se marcharon en un coche…
¡Sigue leyendo para conocer cómo escapó el Chapo Guzmán!

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

3. La idea del Chapo

Joaquín Guzmán llevaba nueve años recluido en la prisión de Puente Grande, México, cuando vio una ocasión perfecta para salir de allí. El “Chapo” estaba considerado uno de los presos más exclusivos, tanto que incluso podía leer el periódico, dar clases de bachillerato y tener acceso al celular. El 18 de Enero del año 2001 sucedió lo que las autoridades aztecas nunca creyeron que sucedería: escondido en un carrito con ropa vieja, Guzmán escapó de la cárcel. Muchos colaboraron en esta fuga, incluidos varios miembros del personal del centro penitenciario.

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

4. Un gran engaño… ¿o no?

Como bien sabemos, los presos desean por todos los medios salir de la cárcel, ya sea para volver a realizar sus actividades delictivas o simplemente para esconderse de por vida en algún lugar muy alejado. En el año 1934, un hombre llamado John Dillinger ideó un arma improvisada a partir de un pedazo de jabón de manos: los funcionarios de la prisión de Crown Point, Indiana, le dejaron pasar por miedo a ser disparados. Su felicidad no duró mucho, ya que apenas varias semanas después le localizaron en la entrada de un cine… Los guardias le abatieron sin ningún miramiento.

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

5. ¡De milagro!

La Guerra de Vietnam fue un conflicto internacional que duró 20 años, desde 1955 hasta 1975. Realmente se quería evitar que un gobierno comunista se estableciera en este país asiático, pero poco a poco muchas potencias intervinieron y dejaron alrededor de 5,7 millones de víctimas. Los que caían prisioneros en este lugar sabían que estaban perdidos, pero no fue el caso para un piloto alemán llamado Dieter Dengler. Este hombre fue capturado en 1964, pero dos años después aprovechó un descuido de sus captores para robarles las armas y salir de allí junto a varios compañeros.
¡Avanza para descubrir cómo se las idearon los presos de los campos de exterminio para salir de ahí sin ser vistos!

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

6. ¡No todos pudieron salir!

Durante la Segunda Guerra Mundial, los prisioneros eran recluidos en campos de concentración. Uno de estos lugares, ubicado en Polonia, se denominaba Stalag Luft III, y era precisamente el que más comodidades otorgaba a los que allí estaban cautivos. En 1943 llegó a haber en este recinto alrededor de 11000 personas, pero un comando dirigido por Roger Bushell ideó tres túneles diferentes para poder salir de allí. Los nazis se dieron cuenta de que algo no iba bien, así que después de horas de búsqueda consiguieron dar con dos de los agujeros. 87 prófugos es escaparon por el restante…

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

7. Contra viento y marea

Las islas-prisión son probablemente las cárceles de mayor seguridad, pero aun así ciertos presos se las idean para poder escapar, dejando a los captores con una sensación de gran incredulidad. El centro penitenciario al que hacemos referencia en el día de hoy se encuentra en Turquía y se denomina Sagmalcilar; en 1975 un chico llamado Billy Hayes pudo robar la vestimenta de un guardia, agenciarse 2000 dólares y conseguir una balsa para poder salir de allí. Había una tormenta enorme fuera, pero después de varias horas remando consiguió llegar a la costa griega.

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…

8. Un hombre muy explosivo

Para finalizar este artículo haremos referencia al extraordinario caso del argentino Antonio Ferrara. Este hombre estaba condenado por dos robos con violencia, así que lo recluyeron en la cárcel francesa de Fresnes. En Marzo del año 2003 parece ser que junto a varios cómplices ideó una fuga espectacular: mientras que varios de sus hombres se vistieron con uniformes de funcionarios de prisión y comenzaron a disparar a los vigilantes, el propio Antonio fabricó un explosivo para reventar su celda. Se montó en uno de los carros y desapareció sin dejar rastro…
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ Pexels/ Pixabay

Las 8 fugas de prisión más increíbles de toda la Historia…
73
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Un preso de Alcatraz manda una carta al FBI y cuenta cómo logró a escapar y a sobrevivir
Síguenos