13 Comentario

Una pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable

La adopción en la sociedad actual

Por desgracia, no todos los niños del mundo pueden disfrutar de una familia. Accidentes trágicos, abandonos y situaciones que se escapan a la lógica provocan que muchos pequeños estén recluidos en hogares de adopción a la espera de que una familia se interese por ellos. Para ofrecer a nuestros lectores datos de interés tomaremos como ejemplo el país de México: en esta nación norteamericana se produjeron 429 casos exitosos en el año 2011, lo que representa del 55% del total de procesos abiertos. Lo cierto es que la proporción de géneros está muy pareja: 50,1% fueron chicos y 49,9% niñas.

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

Por otro lado, un estudio llevado a cabo por la organización UNICEF ofreció información muy interesante sobre Argentina. En este estado sudamericano 14675 infantes no viven con sus familias de origen, es decir, residen junto a otra o simplemente son internados en centros especializados. ¿Cuáles son las causas? Hay diversidad, pero la violencia doméstica (44%), el abandono del hogar (31%) y el abuso (13%) son las razones principales para que esto suceda. Probablemente esos padres no sepan el daño que le hacen a sus hijos…

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

En cuanto a España, es el tercer país del mundo que más adopta, solamente superada por Suecia e Italia. La procedencia de estos pequeños suele ser del propio estado español, Rusia, China, Etiopía e incluso Colombia. Ante la baja natalidad de las mujeres hispanas, la adopción es una de las soluciones más frecuentes para que un niño llegue al hogar de una familia necesitada de amor. ¿Quieres conocer un caso que te conmoverá por completo? El matrimonio Boccalón pasó por un calvario antes de tener éxito… ¡Pero finalmente triunfaron!

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

Los comienzos no fueron muy fáciles

El artículo de hoy está protagonizado por una pareja de origen argentino. Este matrimonio, formado por un hombre llamado Claudio Boccalón y una mujer llamada Mariela Rzepeski tenían un sueño desde hacía ya muchos años: ser padres. Desde que se casaron, comenzaron a ver cómo todos sus amigos y conocidos disfrutaban de una experiencia tan bella, así que con el paso del tiempo se dieron cuenta de que para sellar su unión para siempre lo mejor sería tener un hijo. Y es que estos pequeños son siempre la alegría de la casa…

Por supuesto, el primer método que intentaron fue el más tradicional, es decir, mantener relaciones. Después de varios meses probando el resultado fue nulo, de ahí que optaran por otras alternativas muy diferentes… Poco tiempo después escucharon hablar de una técnica llamada inseminación artificial: la probabilidad de quedarse embarazados era superior al 50%, pero tras varios miles de dólares gastados en este método sin recibir ningún fruto provocó que ambos entraran en una gran depresión.

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

Sin embargo, aún quedaba una solución muy eficaz para satisfacer sus necesidades paternales. ¿De qué estamos hablando? Por supuesto, de adoptar a un niño. Estos infantes sin hogar verdadero y en muchos casos sin familiares que se hagan cargo de ellos pueden ofrecer un gran amor a sus padres adoptivos, por lo que tanto Claudio como Mariela iniciaron los trámites oportunos para que llegara a su hogar el nuevo miembro de su familia. ¿Tendrían éxito ambos? Lo cierto es que sí, pero más tarde descubrieron algo que les sorprendió por completo… ¡Su hijo era un auténtico misterio!

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

Llegó la felicidad… ¡y muy bien acompañada!

El proceso para adoptar a un niño a menudo no es tan rápido como se desea, así que pueden pasar incluso varios años hasta que la familia tenga por fin en casa a ese niño o niña. ¿Cuál fue la situación de este matrimonio argentino? Hay que decir que ambos pasaron una auténtica odisea antes de que llegara alguien a iluminar su hogar por completo. Durante la friolera de diez años estuvieron esperando la llamada de la agencia de adopción que les dijera que finalmente habían tenido éxito en su mayor deseo. Ese tiempo pasó muy lentamente para Mariela y Claudio…

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

Casi una década después, en el año 2014, el milagro se produjo: un niño de 12 años llamado Julio se presentó en su hogar de Buenos Aires. Este joven se convirtió en el nuevo miembro de la familia y desde el primer momento hizo que sus padres adoptivos se sintieran realmente orgullosos de él. Era un chico obediente, atento y amable, por lo que era una auténtica delicia detenerle en casa. “La espera mereció la pena”, reveló Claudio a un medio local. “Creo que no pudimos encontrar a alguien mejor, es un amor de persona”, afirmó Mariela.

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

¿Sabíais que la cosa no acabó aquí? Hubo un pequeño detalle que hacía que la felicidad de la familia no fuera plena: Julio echaba muchísimo de menos a sus hermanos Mario, Ana, María Luján e Iván, que se habían quedado en el hogar de acogida en espera de que otra familia los adoptara en meses posteriores. El matrimonio Boccalón no andaba precisamente escaso de bienes materiales, sino que era de posición muy acomodada, así que ante el asombro de los trabajadores del centro se llevaron a todos los infantes a casa.

Esta pareja adoptó a un niño de 12 años de edad, pero cuando llegaron a conocerlo mejor, hicieron algo impensable…

“Somos la familia más feliz del mundo en la actualidad. En ningún momento pensamos en adoptar a cinco niños, pero después de lo que hemos vivido no nos arrepentimos de nada. Cuando salimos con Julio por primera vez nos pidió por favor que no sólo lo adoptáramos a él, sino que sus hermanos también merecían una oportunidad”, ha comentado Mariela. Claudio, por su parte, ha animado a todos los que no puedan tener hijos que disfruten de las maravillas de la adopción, ya que a ellos les ha iluminado la vida.
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ Pixabay/ Pexels/ Facebook-Claudio Boccalon/ Facebook-Mariela Rzepeski

La adopción en la sociedad actual
5
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Quedó huérfano y nadie quiso adoptarlo. Pero a los 18 se dio cuenta de que era millonario y…
Síguenos