2 Comentario

10 secretos que los hoteles no difunden

Cuando reservamos una habitación en un hotel y llegamos la tarde acordada, podemos quedarnos asombrados de lo bonito que se ve el cuarto, lo cuidado y limpio que está. Sin embargo, cada hotel esconde secretos que no cuenta a sus clientes. ¿Por qué? Muy simple: de lo contrario nadie reservaría una estancia en su hotel. Aunque lo parece, no todo es perfecto y cuanto más grande el complejo hotelero, más difícil es cumplir con todas las normas y estándares que imponen las normas sobre un hotel. En el artículo de hoy vamos a echar un vistazo en todo aquello que los hoteles ocultan, especialmente los más lujosos y grandes. Ten estas 10 cosas en cuenta cuando vayas a reservar una habitación en uno de ellos.

1. Las habitaciones no son tan limpias como parecen

1. Las habitaciones no son tan limpias como parecen

Los cuartos siempre están perfectamente preparados, las sábanas están en su sitio, no hay suciedad y todo está ordenado y listo para que un turista cansado pueda reposar. Sin embargo, tienes que saber que cada cuarto en un hotel es visitado anualmente por cientos de personas. Las mantas y los edredones en muy rara ocasión se lavan porque no tienen que estar tan limpias en comparación con las sábanas. Es mejor que las quites.

2. No beber en los vasos de la habitación

2. No beber en los vasos de la habitación

¿Alguna vez te has dado cuenta de lo relucientes que están los vasos en las habitaciones de los hoteles? Eso se da porque muchos hoteles utilizan el pulimento para mueble para lavar los vasos y hacerlos brillantes. Además, en muchas ocasiones se ha visto a señoras de la limpieza o encargadas lavando las copas y los vasos en un cuarto de baño. Si lo consideras muy poco higiénico, te aconsejamos lavar los vasos y copas por tu propia cuenta antes de usarlos, o simplemente no usarlos (a ser posible). Si esto te ha sorprendido, espera a que veas lo que traemos a continuación. Algunas cosas son realmente horribles.

2. No beber en los vasos de la habitación 1

3. Minibares

El minibar es una herramienta perfecta en caso de emergencia. Si sabes que ya no encontrarás ninguna tienda abierta y te morirás de hambre en los próximos dos minutos, un minibar puede salvarte la vida. Son pequeños frigoríficos que se encuentran en cada habitación y están llenos de cosas básicas como alcohol. Aunque también puedes encontrar algún que otro alimento o agua. Eso sí, ten en cuenta que los minibares son un lujo, así que vendrán en las habitaciones más caras y en el caso de los hoteles con mayor número de estrellas. En los hoteles baratos rara vez encontrarás uno. Pero si tienes la suerte de tener uno, ten cuidado cómo lo usas. Los hoteles son estrictamente responsables de todo lo que consumes y cualquier cosa tomada aparecerá en la factura final a la salida del hotel. Por otro lado, se han dado casos de turistas que después de tomar el líquido preferido, rellenan la botella con agua de grifo. Lo desaconsejamos porque la mayoría de los hoteles sabe cómo defenderse de semejante atrocidad, pero se dan casos de valientes que lo intentan.

4. Bichos en la cama

Incluso en un hotel caro y de calidad se puede dar el caso de una sorpresa desagradable escondida en algún lugar del colchón. Los insectos son un gran problema con el que lucha todo aquel lugar, que admite en sus camas diferentes personas, como hospitales o hoteles. Son criaturas pequeñas que pueden llegar con gran facilidad por ejemplo en la maleta del turista anterior. Lo que es cierto es que ningún propietario de hotel admitiría que haya realizado una desinfección en algún momento de la historia de su hotel y menos aún que pueda tener problemas relacionados con chinches u otros insectos.

5. Muertos

Por muy raro que pueda parecer, es cierto que se han dado casos de personas que han fallecido durante su estancia en un hotel. Sin embargo, por mucho que preguntes, nunca oirás que alguien en tu cama ha podido morir. Simplemente nunca nadie te lo dirá. Es más, ha ocurrido mucho más a menudo de lo que cualquier hotel quiera admitir, incluso en los hoteles más caros y lujosos del mundo. Todo esto son cosas muy sorprendentes y lo que leerás a continuación te dejará sin palabras.

6. La policía tiene información confidencial

Lo fundamental para que un hotel progrese como negocio es su buena reputación. Cualquier dato negativo supone una pérdida de posibles clientes que a la larga puede significar la quiebra. Por eso, un hotel hará cualquier cosa para evitar la información negativa que pueda aparecer en los medios de comunicación, en la red o entre los comentarios de las personas. Resulta que muchos hoteles han acordado con los servicios de seguridad, los bomberos o la policía que cualquier intervención en su hotel y cualquier información negativa sobre el hotel es plenamente confidencial.

4. Bichos en la cama

7. Las celebridades

Otro de los muchos secretos que esconden los hoteles son las identidades de las personas conocidas y de los funcionarios importantes. Lo primero que buscan las celebridades durante sus viajes y estancias en los hoteles es la privacidad, por la que son capaces incluso de pagar. Lo mismo pasa con los funcionarios, que prefieren permanecer incógnito. La mayoría de ellos se registra con nombres y apellidos falsos y los hoteles cobran dinero por mantener sus identidades en secreto.

5. Muertos

8. Romances laborales

Cualquier puesto de trabajo es propenso a los posibles romances entre los trabajadores. Sin embargo, un hotel es el lugar perfecto para convertir los sueños en realidad. Al fin y al cabo, dos trabajadores que quieren mantener un cálido romance pueden elegir una de las habitaciones del hotel, darse el placer que ambos buscan y después salir como si nada hubiera pasado. A continuación te traemos otros dos secretos, de los que uno puede ayudarte a encontrar una estancia más barata. ¡No te lo pierdas!

6. La policía tiene información confidencial

9. Por la mañana son más caros

Al igual que los precios de los billetes para los vuelos de avión fluctúan dependiendo del día de la semana o la época del año, los precios de las habitaciones en los hoteles también varían según ciertas variables. Está claro que es fundamental la época del año y el periodo turístico de cada zona, ya que los hoteles en zonas de playa serán más caros en verano que en invierno. Pero además, resulta que si quieres reservar una estancia, es mejor no hacerlo por la mañana ya que serán más caras. Los hoteles no quieren que sus clientes lo sepan, pero suben el precio porque la mayoría de ellos reserva sus habitaciones por la mañana para tener asegurada la habitación. Por la tarde, cuando algunas reservas han sido canceladas o nadie ha pedido la estancia, los precios tienden a bajar para llenar el hotel. Según las estadísticas, la mejor hora para reservar (si es que quieres ahorrar algo de dinero) es algo después de las 4 de la tarde.

7. Las celebridades

10. No utilices el valet parking del hotel

Aunque parece una opción muy cómoda y segura para guardar un auto, no lo es. La mayoría de los hoteles no se hace responsables de lo que le pueda ocurrir al vehículo durante su estadía en el parking, así que es mejor no darles las llaves del auto a los valet parking. Lo mejor es no viajar a hoteles en auto y si es indispensable, buscar un parking privado. ¿La obvia desventaja? La estancia será más cara.

8. Romances laborales

Cuando vayas a reservar una noche en un hotel, ten en cuenta estos puntos y no te sugieras exclusivamente por la categoría del hotel. Aunque es verdad que cuanto más renombre tiene, probablemente mejor será la calidad de sus servicios, no tiene porqué ser así en cualquier caso. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: Twitter @ismminibar / @WeCleanBedBugs / Giphy / Starstock

9. Por la mañana son más caros
196
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
William y Harry son los fieles representantes del legado de Lady Di
Síguenos