Increíble!

Publicado 2017-06-12
0 Comentario

Las 9 comidas más EXTRAÑAS del mundo…

En el mundo de la cocina existen premios que garantizan y auguran una experiencia deliciosa en un restaurante. Pero aunque haya chefs que tengan varias estrellas Michellin, como el famoso Jöel Robuchon que tiene 28 en su haber, nadie puede superar la imaginación de algunas regiones y sus platos más extraños. Si estás cansado de ir siempre a los mismos lugares y degustar los mismos platos, te animamos a que emprendas nuestra ruta gastronómica y conozcas los más extravagantes platos del mundo.

cocina extraña

1. Pizza en las nubes

En algunas ocasiones las temáticas se van de las manos. Al parecer el restaurante Schmatz Beer Dining, en Tokio, quiso emular una temática ambientada en Alemania. Lejos de limitarse a poner salchichas y cerveza, se animó a crear un plato compuesto por una pizza, algodón de azúcar y un sirope. Poco más se puede añadir a un plato sin que la práctica totalidad del país germano se niegue a probarlo. Esperemos que los camareros se vistan con los clásicos trachten para cumplir con la promesa de ambientación.

2. Helado de gato

Antes de comenzar pedimos tranquilidad, pues que sepamos no se emplean estos simpáticos animales para elaborar unos platos tan extrañamente diseñados. Se trata en realidad de un helado que copia la textura y el sabor de una pata de un gato. Sin que haya desvelado el motivo o el proceso de elaboración de dichos gustos, lo cierto es que no ha trascendido las fronteras del país nipón. Puede que alguien pueda ver satisfecha su necesidad de probar a lo que sabe un gato gracias a esto.

3. Kopi Joss

Es un hecho que las bebidas carbonatadas son muy efectivas para curar algunos problemas estomacales. Por ello en muchos países es común añadir gas al agua para ayudar a la digestión. Pero de esta sutileza a lo que inventaron en Indonesia hay un camino importante. En concreto gracias a un café al que se le añade, directamente, un trozo de carbón. Puede que el producto fuese todo un éxito de ventas, pero como podrán imaginar no salió de la región. Y es que a algunos ya les cuesta imaginar beber agua con gas, cuanto menos con un trozo de madera medio quemada.

4. Galleta de avispas

Una galleta hecha de avispas es otro de los suculentos platos que JAMÁS nos atreveremos a probar. Si bien es cierto que desde pequeños nos dicen que hay que comer de todo, a poca gente le apetece estar dando bocados a una galleta que tiene en su interior una buena cantidad de estos insectos tan poco atractivos. Puede que sean muy nutritivos, como afirman algunos, o incluso saludables; pero a no mucha gente le animaría probarlo. Sobre todo porque en ningún momento se busca esconder el ingrediente clave de dicha comida.

5. Sushinut

Los platos australianos gozan de un misterio especial, ya que es en esta región donde habitan algunos de los animales más exclusivos del mundo. Pero en este caso la teoría culinaria parece habérsele ido de las manos. En concreto una especialidad que consiste en utilizar pescado crudo para aderezar un donut. Como si se reemplazara el arroz por esta rosquilla glaseada y se convirtiese en un plato nuevo. Sin lugar a dudas se trata de una idea curiosa, aunque no por ello más apetecible.

6. Refresco de panqueque

Las clásicas tortitas o panqueques son uno de los alimentos favoritos por todas las personas, independientemente de la edad que estas tengan. Por ello en Japón decidieron que no estaba cubierta la necesidad de beberse uno de estos deliciosos dulces. Así fue como surgió la idea de comerciar un producto tan exótico como un refresco con sabor a panqueque. Ahora sí que más de uno se atrevería aunque fuera solo a probarlo. Luego ya decidiría si es de su agrado o no.

bebidas raras

7. Zapatos de diseño

¿Le gustan estos modelos de zapato? No se apresure a probárselos porque realmente se tratan de una imitación. Pero lejos de utilizar cuero, tela o papel, en este caso han decidido hacerlo con chocolate. Motohiro Okai fue el maestro que decidió crear una alternativa a la convencional tableta para diseñar figuras que emularan objetos cotidianos. Teniendo en cuenta su experiencia profesional, sin duda merece y mucho la pena degustar estos zapatos del más delicioso choclate. Como para no animarse.

8. Pudin de cachorro

De nuevo la sorpresa culinaria no incluye el elemento a emular. Aunque a muchos les pudiera parecer creíble que en una región donde el perro cocinado es un plato típico. Pero en esta ocasión es simplemente un pudin de coco con una forma simpática lo que se busca comerciar. Seguramente a muchos les duela en el alma comenzar un plato tan tierno, pero sin duda su sabor exquisito romperá la barrera de una obra de arte de este calibre. Un enorme mérito por parte del cocinero lograr hacerlo de una forma tan atractiva.

9. Helado de oro

Poder decir que estás comiendo oro es suficiente para algunos. Aunque tengan que pagar un precio bastante más elevado que un helado normal, merece la pena. Lo cierto es que la lámina de oro comestible que envuelve al producto no tiene ningún valor adicional o sabor diferente, por lo que solo se trata un adorno. Aún así, en Japón, tiene una asociación con la longevidad que lo convierte en un producto muy demandado. Para el resto del mundo seguramente no pasará de ser una de las costumbres raras niponas. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter / Pixabay / Twitter:Alshehrii__Ali

78
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La comida es un arte y estas personas lo hacen una delicia para nuestros ojos
Síguenos