Increíble!Consejos

Publicado 2017-06-19
0 Comentario

9 trucos brillantes que harán tu vida más confortable

En la sociedad actual está muy de moda la idea de comprar cualquier cosa que necesites sin pararte a pensar si realmente puedes sustituir o emplear algo que ya posees. Teniendo en cuenta que los seres humanos generamos entre 7.000 y 10.000 millones de toneladas de desperdicios cada año, lograr que se reduzca cuantitativamente esta, ofreciendo alternativas que nos permitan reutilizar, es siempre algo que nos beneficia doblemente. Por ello os traemos un pequeño recopilatorio con los 9 trucos más brillantes.

trucos sencillos

1. Sujetar un libro con una percha

Si queremos utilizar un libro de recetas de cocina o algo para lo cual no queremos depender de un atril o similar, podemos utilizar una simple percha. Para ello necesitamos una de esas perchas que tienen pinzas en los extremos. Gracias a las mismas podremos sujetar un libro abierto y utilizar el gancho para poder colgar el libro de cualquier tipo de tirador de la habitación. Recuerda siempre tener cuidado con la apertura del libro para no descuadernarlo y de no colocar uno que sea excesivamente pesado. A veces las ideas más simples son las más útiles.

trucos sencillos

2. Clavos

Cuando queremos convertirnos en unos auténticos manitas solemos necesitar utilizar algunas herramientas de forma efectiva. Pero aunque a algunas personas les resulte cómodo, no es muy higiénico tener que llevar los clavos que vamos a utilizar metidos dentro de la boca. Para ello simplemente tendremos que utilizar un pequeño guante de lana y colocar todos ellos atravesados tal y como muestra la imagen. Así evitaremos coger alguna infección por tener tan cerca algo que no sabemos dónde ha podido estar.

3. Dosificador de tortitas

Calcular la cantidad de tortitas que vamos a cocinar a veces se convierte en un suplicio. Bien por derramar demasiado, por hacer algunas más pequeñas o incluso algunas muy gordas, la masa suele acabar destrozada. Para aprender a calcular bien simplemente tendremos que limpiar adecuadamente un bote de ketchup y utilizarlo a modo de dosificador. Con ello podremos calcular exactamente cuánto queremos echar y en qué parte. Y al finalizar podremos simplemente tapar el envase y no estará al aire libre. Tan solo procura que no haya nada de salsa antes. Todos los utensilios utilizados son baratos y fáciles de encontrar.

4. Cerrar una bolsa con una botella

Cuando queremos cerrar una botella tenemos que recurrir a una pinza de la ropa o a algún tipo de utensilio que compremos en algún bazar. Pero para evitar tener que hacer esto, tan sólo vamos a necesitar una simple botella de plástico. Cortaremos la parte superior e introduciremos la bolsa para doblarla luego hacia el exterior. Una vez hecho esto, simplemente cerraremos la botella con su tapón y nada entrará dentro por ese lado. Y además evitamos que las botellas acaben en un vertedero.

trucos sencillos

5. Afilar una tijera

Cuando compramos unas tijeras y comenzamos a utilizarlas, estas empiezan a perder el filo que tenían de fábrica. Si eran unas que no nos gusten, no nos costará trabajo deshacernos de ellas, pero si el caso es de unas a las que tengamos especial aprecio, lo mejor que podremos hacer es afilarlas por nuestra cuenta. Para ello tan sólo tendremos que cortar unas pequeñas incisiones en un papel de aluminio. Esto será suficiente para que el filo de nuestra herramienta se mantenga en perfecto estado. Si no nos crees, tan sólo tienes que probarlo.

trucos sencillos

6. Sujeta móviles

Si queremos ver una película en nuestro móvil o tablet, o bien leer algún tipo de libro, mucha gente opta por utilizar un aparato homologado de la empresa para poder sujetarlo. Pero si en casa tenemos algún tipo de atril de lectura, también será completamente funcional. Normalmente estos cuestan mucho menos dinero y, además, no será exclusivamente reservado para nuestro dispositivo, sino que podremos utilizarlo también para libros convencionales. Tan sólo colócalo como si fuese uno específico y listo.

trucos sencillos

7. Limón para limpiar

Utilizar un detergente puede resultar agresivo para el medio ambiente. Especialmente porque suelen contener productos que lo dañan considerablemente. También puede no ser demasiado recomendable para nuestra propia piel, por lo que si podemos , deberíamos utilizar una alternativa mucho más saludable. Hablamos, por ejemplo, de usar limón. Este tiene las mismas propiedades que cualquier producto desinfectante, sólo que no es agresivo para nosotros, deja un mejor aroma y no cuesta tan caro. ¿Tienes miedo de que alguien te robe la tarjeta?

trucos sencillos

8. Colgar un gancho

Si queremos tener algo a mano en la ducha y no tenemos ningún lugar para colgarlo, simplemente tendremos que utilizar los recursos existentes. Por ejemplo comprar un gancho y colocarlo en la barra de la ducha. Con esto sabremos donde se encuentra cualquier producto que hayamos querido colocar, como por ejemplo una esponja o una bolsa con algún tipo de jabón. Tan sólo recuerda no pegar tirones a la hora de sacarlo para evitar que se te venga encima toda la cortina.

trucos sencillos

9. Proteger tu tarjeta

Si no quieres dejar demasiada información al resto del mundo sobre tu propia tarjeta de crédito, tan sólo tendrás que utilizar algúno de nuestros trucos seleccionados. Pinta de algún color los cuatro últimos dígitos, coloca un poco de cinta adhesiva en la parte trasera para bloquear el acceso al código de seguridad y, incluso, recorta los números antes citados, ya que algunas tarjetas siguen funcionando a pesar de ello. Aunque no recomendamos hacer que sufra ningún tipo de daño, por si llegáramos a estropearla. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Youtube: decoracion facilisimo.com / Youtube: decoracion facilisimo.com / Twitter / Pixabay

trucos sencillos
52
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Trucos de limpieza poco comunes que harán nuestra vida mucho más fácil
Síguenos