Increíble!

Publicado 2017-06-22
0 Comentario

7 errores que no creerás que existen en diseños famosos…

Nadie debe ser inmune a la crítica, ni siquiera los grandes maestros del mundo del arte, ya que son humanos como el resto de nosotros. A lo largo de la historia ha habido una inmensa cantidad de obras de arte, así como otros logos de marcas famosas a los que se les ha sacado algunos errores de diseño. Obviamente, estos fallos fueron señalados por algunos entendidos en el tema bajo su humilde opinión, por lo que nuestra intención en este artículo no es echar por tierra el trabajo de todos los artistas que realizaron dichas obras. Sin embargo, sí que podrían esconder pequeños detalles en los quizás no te habías fijado, y que podían cambiar tu percepción respecto a la obra. ¡No te pierdas estos “errores” en 7 famosas obras y diseños!

errores en obras de arte

1. El logo de Wikipedia

Para empezar, hay que entender lo que representa dicho logo. Como bien podréis haber visto, es una esfera incompleta compuesta por piezas de un rompecabezas que muestran grafemas pertenecientes a distintas escrituras del mundo. Al parecer, el logo contenía algunos errores tipográficos en su diseño; dos de los caracteres que aparecen en el mismo, uno en japonés y otro en Devanagari, el guión utilizado en sánscrito y varios idiomas indios modernos, carecen de significado debido a pequeños descuidos. Jimmy Wales, uno de los fundadores de Wikipedia, dijo que “la naturaleza de la página es así porque está escrita por todos, hay errores”. También agregó que esa era la naturaleza del proyecto, que hubiera errores para que los usuarios pudieran corregirlos.

errores en obras de arte

2. Cristo de San Damián

La gran cruz románica de San Damián es bastante famosa por ser la cruz a la que San Francisco de Asís rezó antes de recibir su visión milagrosa para reformar la Iglesia Católica Romana. Sin embargo, y de manera inadvertida, parece haber algo extraño en una de las figuras más sagradas del mundo occidental. Desde que la Cruz de San Damián se convirtió en un estándar para los iconos religiosos, su estilo se han intentado reproducir durante siglos. No obstante, no fue hasta hace unos años, en una iglesia de Warr Acres, Oklahoma, que alguien se fijó en su reproducción y se dio cuenta de que en la zona del abdomen del cristo crucificado había algo similar a las partes íntimas de un hombre. Al parecer, una vez que lo ves, no puedes dejar de verlo.

errores en obras de arte

3. ¿Una tercera pierna?

Las personas que no saben absolutamente nada sobre arte, por lo general, tampoco sabrán quién es Norman Rockwell, aunque sus obras se pueden encontrar en las salas de espera de los dentistas de todo el mundo. Rockwell creó más de 4.000 pinturas, la mayoría representando a estadounidenses haciendo cosas en un estilo distintivo y conmovedor. Su clásico titulado “People Reading Stock Exchange”, muestra a cuatro personas que se inclinan a leer un periódico, una de las cuales con una gran deformidad. El niño de la camisa roja tiene tres piernas; dos con las rodillas dobladas, y una aparente tercera sobre la que está reposando la mano. En el contexto de la pintura, el biógrafo Rockwell, Richard Halpern, describió el detalle como “un inexplicable suplemento fálico”.

errores en obras de arte

4. Moisés no tenía cuernos

La escultura del Moisés de Miguel Ángel es una de las más famosas de la historia, pero si te fijas bien, verás que tiene dos cuernos. ¿Por qué? Al parecer, la Biblia original se escribió en hebreo, pero en el siglo IV, San Jerónimo fue el primero en traducirla al latín para que todos los cristianos pudieran entenderla. Una parte decía que cuando Moisés se encontró con Dios en la montaña, “salían rayos de luz de su rostro”; se cree que al traducir dicha frase, San Jerónimo cometió el error de pensar que realmente significaba “su rostro tenía cuernos”, escribiéndolo así. A partir de entonces, muchos artistas le colocaban cuernos en la cabeza de Moisés.

errores en obras de arte

5. La perspectiva de William Penn

Un enorme coloso de bronce del fundador de Pensilvania, William Penn, se encuentra en lo alto de la torre del reloj del ayuntamiento de la ciudad desde el año 1894, siendo la estatua más alta colocada en un edificio del mundo. Su escultor, Alexander Milne Calder, asumió que todos los habitantes de la ciudad estarían viendo su estatua desde un ángulo bajo… Sin embargo, no tuvo en cuenta que la mayoría la mirarían desde la base del Ayuntamiento. Si la observas desde el número 1 de Penn Square, todo es genial. Pero si te fijas desde cualquier otro punto, la estatua estatua se verá de perfil, y su mano extendida representativa simula una protuberancia fálica. Incluso si eso fuera un accidente, seguro que no explica la mirada en la cara de William Penn…

errores en obras de arte

6. Monumento a Caballo Loco

La enorme escultura de Korczak Ziolkowski se supone que representa un episodio famoso de la historia de los nativos americanos, cuando el guerrero Oglala Lakota, Caballo Loco, fue preguntado por un hombre blanco, “¿Dónde están tus tierras ahora?”, a lo que este respondió apuntando hacia la distancia y agregando: “Mis tierras están donde están enterrados mis muertos”. Los gestos de las manos no significan lo mismo de cultura a cultura. Dependiendo de donde estés, un pulgar hacia arriba puede significar muchas cosas. El artista retrata a Caballo Loco apuntando con su dedo, lo cual es algo “grosero y agresivo” a través de la mayoría de las culturas americanas nativas. Esta completa falta de investigación sobre un hito tan prominente es otra razón por la cual grupos como el Consejo Indígena Americano de Manataka comparan dicho monumento con George Washington “hurgándose la nariz” en el Monte Rushmore.

errores en obras de arte

7. La Mona Lisa

Para empezar, la mujer de la pintura es Lisa Gherardini, cuyo marido Francesco Del Giocondo encargó la obra, de ahí el título menos frecuente de La Gioconda. El nombre de Mona Lisa tendría que ser en realidad Monna Lisa, tal como lo prefieren los italianos, debido a que esa es la traducción exacta “Mi señora Lisa”, en lugar de utilizar solo una “n”. Asimismo, el hecho de si está o no sonriendo ha fascinado a artistas e historiadores durante años. Pero en el año 2000, se aplicó un método científico para explicar por qué la sonrisa de la Mona Lisa parece cambiar; todo depende de dónde fijes la mirada y cómo responde tu cerebro, por lo que no está sonriendo. Otro dato curioso es que es su mano tiene un bulto similar a un quiste, lo cual pudo ser representado a semejanza de Lisa. Por último, si observas el codo izquierdo, verás el daño causado por Ugo Ungaza Villegas, un boliviano que arrojó una roca al retrato en 1956. Pocos meses antes, otro atacante había lanzado ácido al cuadro, por lo que motivó a usar un vidrio a prueba de balas. ¿Te ha parecido interesante? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock / YouTube

errores en obras de arte
28
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Sabías de qué se ríe la Mona Lisa?
Síguenos