Increíble!

Publicado 2017-06-23
1 Comentario

Quinceañeros de horror: accidentes que arruinaron las fiestas de ensueño…

Las fiestas de cumpleaños de los 15 suelen suponer para las jóvenes de México uno de los momentos más especiales de sus vidas. Simbolizan una tradición en la que la adolescente traspasa la edad de la infancia y se convierte a ojos de la sociedad en una mujer. Pero aunque se suelan gastar de media unos 15.000$ en cada celebración, nada quita que se puedan producir un accidente en el momento álgido del baile, dejando que las adolescentes sufran la vergüenza de caerse al suelo.

cumpleaños de los 15

1. Caída libre

Durante la celebración de la primera chica se empleó un truco para que pareciera que la joven iba a ser llevada por todos sus compañeros de baile a modo de bandeja. El problema vino cuando al parecer la joven no controló correctamente el equilibrio y comenzó a caerse. El problema de no tener ningún punto de apoyo hizo que se llevara un buen golpe sin que nadie del público pudiera hacer nada hasta que esta ya estaba en el suelo. Sin duda una forma de dar por concluída una fiesta como esa. Al menos parece que el golpe no fue demasiado fuerte.

2. El recuerdo

Dedicas tu tiempo para elaborar tu fiesta. Compras una tarta para todos los asistentes. Buscas un vestido de tu gusto. Te gasta un dineral en tu comida. Elaboras un baile excelente. Te caes. Y al final de la celebración los invitados dicen en la entrevista que sólo recordarán la fiesta por el último momento en el que tropezaste por accidente. Buena manera de traumatizar a una pobre niña, desde luego. Por suerte seguramente ella disfrutó de la fiesta y no acabó por darle tanta importancia.

3. Baile CASI perfecto

En este caso la pobre quinceañera no tuvo mucha suerte en la coreografía. En el momento álgido de la fiesta comenzó a hacer el famoso baile de los quince. Todo iba sobre ruedas hasta que, de pronto, un giro de los acontecimientos, y más concretamente de la protagonista, hizo que esta se cayese al suelo. Aunque todo continuó como si nada, completando finalmente la coreografía de una forma muy profesional, nadie podrá olvidar el golpe que se llevó y la forma tan tonta de estropearlo todo. El destino a veces es cruel y no te olvida en tus mejores momentos.

4. La sillita de la reina

Uno de los momentos más repetidos, no sabemos exactamente por qué, es el de elevar a la joven adolescente por encima de todo el mundo en una especie de ritual que haga que todos la miren con fijación. El problema es que suele ser el momento elegido, cuando todo el mundo te tiene en el foco de atención, cuando algo sale mal y acabas en el suelo de forma estrepitosa. Todo un detalle que te guarda el destino, por si no fuese suficiente con caerse que tengas que hacerlo delante de todos. Al final a la pobre se le caen hasta las lágrimas.

5. Al menos esta sonríe

No debe resultar fácil caerse no una, ni dos sino tres veces en el mismo baile. Puede que fuera por el calzado o por el estado de la pista, pero lo cierto es que la joven hizo gala de un excelente sentido del humor y no paraba de reírse a pesar de la vergüenza que tuvo que pasar. Al final gracias a este detalle todo quedó como algo cómico y no traumático. Lo más llamativo es que en ningún momento dejó de intentar completar su coreografía junto a sus compañeros de baile. La siguiente chica quiso volar… y lo logró.

6. Mamá, quiero volar

Este fue el deseo que expresó la joven niña para su cumpleaños. Los padres, dejando a un lado los riesgos que entrañan levantarte del suelo, se propusieron utilizar los pocos medios que tenían a su alcance para lograr cumplir su sueño. Un arnés, una cuerda y a conseguir levantar el vuelo. Pero justo antes de terminar, cuando iba a aterrizar, la cuerda se rompe y deja a la pobre con una caída libre ante la atenta mirada de todo el público. Tan sólo esperamos que no se haya lastimado durante el golpe que se llevó.

7. La silla le jugó una mala pasada

En este caso no hubo riesgo ninguno por la joven. Tan sólo se estaba dirigiendo a su lugar en la mesa de invitados para poder probarla. Su traje, impoluto, le daba una impresión de princesa. Todo estaba perfectamente preparado para la ceremonia en la que la joven se iba a convertir en una mujer a ojos de su familia. Pero en el último momento la silla se rompe haciendo que la pobre caiga al suelo de forma aparatosa. Desapareció ante las cámaras a la misma velocidad a la que lo hacía su dignidad. La última chica parecía que iba flotando en el aire. Pobre.

8. Flotar en el aire

Como si se tratara de un elegante cisne que se desliza por el escenario, esta joven acabará por mostrar su arte a todo el público. Una pena que aunque todo pareciera muy elegante acabara con la pobre chica en el suelo. Y es que aunque creamos que podemos dar por concluído un espectáculo, lo cierto es que hasta que no nos vamos a casa siempre podemos meter la pata. Luego tan sólo quedaba levantarse con el poco resto de orgullo que te quede y hacer como que no te has hecho daño.

Seguramente no será ni la primera ni la última vez que alguien protagoniza un espectáculo de este tipo en un día tan señalado como la fiesta de los quince. Por suerte con el paso del tiempo todo acaba por diluirse y tan sólo se te quedan los mejores momentos. Aunque el problema que siempre queda es que alguien haya subido tu tropiezo a Youtube y todo el mundo pueda rememorarlo con el paso del tiempo. Recuerda siempre destruir todas las pruebas del fracaso. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Youtube / Pixabay

cumpleaños quinceañeras
12
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Quinceañera Rubí intentó lucir más atractiva y la criticaron
Síguenos