Increíble!Controversial

Publicado 2017-06-28
2 Comentario

Las 9 bromas más arriesgadas y graciosas que encontrarás en la red

El artículo de hoy va dedicado a todos aquellos valientes y muy poco normales que no tienen miedo a gastar bromas arriesgadas a sus seres cercanos. Está claro que con este tipo de personas la vida es mucho más entretenida y nunca puedes saber lo que te espera a la vuelta de la esquina, pero al mismo tiempo pueden pasar muy malos ratos con gente que no sabe reír. Lo que unos tratan como una broma y pretexto para divertirse, otros consideran una catástrofe digna de un castigo. Por eso, no realices los siguientes trucos y bromas si no estás seguro de que la persona a la que la vas a hacer se va a reír contigo. Al fin y al cabo, en la vida no se trata de fastidiar a otras personas. Las 9 bromas presentadas a continuación sirven para divertirse, aunque algunas de ellas son muy arriesgadas.

1. Millones de bolas Orbeez en la bañera

¿Conoces las bolitas Orbeez? Son unas bolitas muy pequeñas y de colores que al echarlas al agua (u otro líquido), cambian de tamaño y crecen, convirtiéndose en canicas de gel. ¿Qué se puede hacer con esto? Preparar miles y miles de estas bolitas y echarlas a una bañera llena de agua. Ten en cuenta, que tardan entre 6 y 10 horas hasta conseguir su tamaño completo, así que prepara esta broma cuando tengas ese tiempo. Después de ese plazo, te sorprenderás al ver lo que ha pasado en la bañera. Si tienes una familia alegre, todos vais a poder disfrutar de una tarde (o unos días) de diversión absoluta. ¿Te ha gustado esta broma? Comprueba las siguientes también.

2. Notas adhesivas

Las notas adhesivas de colores son el mejor amigo de cualquier trabajador de oficina. Sirven para apuntar detalles importantes, pegarlos en algún lugar visible y acordarse de ello en el momento adecuado. Se han hecho muy populares en los últimos tiempos y hay que admitir que se le puede dar innumerables usos. Uno de ellos puede ser la siguiente broma. ¿Eres lo suficientemente valiente para hacerla? Es muy simple: llena toda una habitación o un salón de notas y espera a la reacción de las demás personas. Si quieres, puedes incluso utilizar diferentes colores para hacer realidad una visión artística. Eso sí, ten en cuenta que esta tarea ocupa mucho tiempo y mucho más esfuerzo que la broma anterior. Por eso es mejor hacerla con otras personas.

3. Cacahuetes de espuma

Esta broma es una de las más divertidas que hemos visto jamás por su efecto final. Consiste en llenar la habitación de los padres con cacahuetes para embalaje y el único pormenor es que no en todos los lados es un artículo fácilmente accesible. Sin embargo, si por alguna razón tienes como 20 bolsas grandes de estos cacahuetes (¿quién no los tiene en algún lugar de su casa?), puedes gastar a tus padres una broma que nunca olvidarán. ¡Llena su habitación de este material espumoso! Aunque pueden estar sorprendidos, estamos seguros de que se lo pasarán de maravilla… por lo menos hasta que se hagan la pregunta: ¿quién lo limpiará? Estas bromas son más bien inofensivas, pero si compruebas la siguiente, podrás conocer una de las más pesadas que hemos visto jamás.

4. Moco gigante

¡Advertencia! No realices esta broma a menos que hayas elaborado un testamento y estés preparado a abandonar el mundo de los vivos. Probablemente la persona a la que hagas esta broma quiera por lo menos matarte. Lo que quieres hacer es empapar el auto de alguien en un moco verde asqueroso. Para crearlo, vas a necesitar mucho pegamento líquido, colorante alimenticio y algo para mezclarlo todo bien. Cuando lo tengas todo preparado, simplemente esparce bien la sustancia que obtengas (que parecerá un moco tanto por color como consistencia) sobre el auto de tu hermano. Eso sí, asegúrate de que todos los orificios estén bien tapados con cinta aislante para que la sustancia no entre dentro del vehículo. El efecto será… bueno, lo puedes ver debajo.

5. Cepos para ratas

Si en este momento te has preguntado, qué otras cosas pueden servir para gastar una broma impresionante, te podemos decir que las trampas tradicionales para ratas (las mismas que siempre aparecen en los dibujos animados) son una opción perfecta. Como en el caso anterior, cuantas más coloques, mejor. Los protagonistas de la imagen debajo decidieron colocar cientos de trampas en el salón de su casa para sorprender a su familia por la mañana. Francamente hay que admitir que lo lograron. No dudes en comprobar la siguiente parte del artículo para encontrar más bromas graciosas.

6. Pinzas

Volvemos a la habitación de nuestros padres para gastarles otra broma. En este momento probablemente ya te van a querer echar de casa para siempre, así que no hay mejor método de sellar tu destino que con las pinzas para colgar la ropa. Simplemente, prepara todas las que tengas o incluso muchas más y colócalas en cualquier lado que se te ocurra en su habitación. En caso de que tengan una alfombra, podrás también decorar todo el suelo con facilidad. Si tienes un par de horas hasta que vuelvan tus padres del trabajo y no sabes qué hacer, te proponemos utilizarlas para crear un par de sonrisas y algún que otro chanclazo.

7. Huevos y más huevos

Si pensabas que no se puede hacer nada más loco, nunca has visto una casa llena de huevos. Imagínate 5 mil huevos, uno al lado de otro, esparcidos por todo el pasillo. Está claro que es una tarea que puede ocupar muchas horas, pero para los protagonistas que puedes ver debajo era un placer ver las caras de sus familiares cuando se enteraron. Si quieres hacerlo también, debes estar seguro de que tienes manos que puedan ayudarte. Para terminar, hemos preparado dos trucos de lo más arriesgados y más graciosos que existen. ¡No te los pierdas!

8. Cinta adhesiva

En algunas zonas del mundo era muy popular hacer el truco de rodear la casa de papel higiénico y la broma que vamos a presentarte en este apartado es parecida en ese sentido. La única diferencia consiste en que en vez de rodear la casa de papel, se puede hacer de cinta adhesiva. Mucha cinta adhesiva. Obviamente, para un efecto estético impresionante hasta más no poder, sugerimos usar cintas de colores. Al igual que en todos los casos anteriores, lo mejor es tener un par de amigos o hermanos que puedan ayudarte, ya que cubrir los muros de la fachada con cinta es una superficie mucho mayor de lo que puede parecer a primera vista.

9. Bolas de papel

Este último truco es muy simple, accesible para cualquiera y relativamente barato. Sin embargo, el efecto final es el mismo. Desgraciadamente, requiere también horas de trabajo con varias personas. ¿Tienes un hermano al que le quieres gastar una broma? ¡Llena su habitación de miles de bolas de papel! ¡Cuantas más, mejor! Si el artículo te ha parecido interesante, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos.
Fuente: YouTube - Lucas and Marcus / Giphy

30
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Organiza un falso secuestro para obtener fama, fue su final y otras bromas macabras
Síguenos