Increíble!Animales

Publicado 2017-07-03
7 Comentario

Los extraños “lobos de mar” que se alimentan del océano y además nadan durante horas

Se mueven como fantasmas a lo largo de la ribera de la isla canadiense de Vancouver, tan elusivos que la gente raramente los puede avistar en los bosques musgosos. El director de cine británico Bertie Gregory fue uno de los más suertudos: pudo ver a los lobos de la costa (o lobos de mar) en 2011. “Hay algo especial en la presencia de uno de estos animales, tienen un aura mágica alrededor de ellos” comentaba Gregory…

Esa experiencia le inspiró para regresar y documentar a estas criaturas para el canal de Youtube de National Geographic. “Son unos depredadores únicos, y sólo cazan en este paisaje épico,” dijo Gregory. Este territorio permanece salvaje al noroeste del Pacífico. Chris Darimont, director científico de la fundación “Raincoast Conservation”, ha estudiado a carnívoros siguiendo estilos de vida inusuales durante casi dos décadas. Hace poco compartió datos intrigantes sobre esta población extraordinaria de lobos grises. Prosigue la lectura para apreciar su belleza y las razones de su naturaleza…

Existen dos tipos de lobos de costa, escindidos en dos poblaciones distintas: la continental y la isleña. Fueron los segundos en los que se centró la aventura de Gregory. “Los continentales son cada vez más “acuáticos”, aunque no comen tantos alimentos del mar en comparación con los otros” explicaba Darimont. Su vidas giran entorno al océano: A diferencia de sus primos terrestres, los costeros se entregan dedicadamente al mar…

Sus genes son la prueba fundamental; colectivamente poseen un ADN que los separa de los lobos de interior, de acuerdo a un estudio del 2014 publicado en BMC Ecology. Estas diferencias genéticas entre estas especies no son poco comunes, pero encontrar este fenómeno en un área tan pequeña como la costa este de la isla de Vancouver sí lo es, según Erin Navid, un oficial de investigación de la Universidad de Calgary, Alberta Canadá.

“Los lobos son animales nómadas"; tienen rangos de territorios que abarcan miles de kilómetros cuadrados y son capaces de cruzar numerosos tipos de fronteras naturales, incluyendo pequeñas extensiones de agua. Cuando pensamos sobre la modificación de su genoma, imaginamos que las especies que están separadas por largas distancias estarán genéticamente diferenciadas unas de otras” Continúo Erin.

El 90% de su dieta se basa en el océano; normalmente la gente asocia las comidas de estos animales con los ciervos o los alces, pero los lobos de mar son prácticamente pescadores. Sólo el salmón abarca un cuarto de su alimentación. Aparte de esto, también les encantan los percebes, las almejas las huevas de arenque, las focas, las nutrias de río y los restos de ballenas varadas en la ribera. Un comportamiento nunca antes observado…

Son nadadores excelentes; los lobos costeros viven con dos patas en el océano y dos en tierra, según explica Darimont. Cuando están cazando pueden nadar varios kilómetros entre las islas y las rocas para darse festines con las focas o los restos de otros animales en las piedras de los acantilados. “Nuestro mejor récord (de las habilidades de natación) registrado es una distancia de 12 kilómetros desde la tierra más cercana hasta un archipiélago,” comentó este experto.

Son del tamaño de un pastor alemán; más pequeños en estatura que los otros lobos grises que habitan en las otras tierras del país, otro efecto de la dieta que siguen. “Los lobos de interior son un veinte por ciento más grandes, como los de los Pirineos.” Comunicó Darimont. En adición, también han mutado el tono de su pelaje, el cual ha adquirido un color entre rojo y marrón. Una joya que no se puede ver en otro punto del globo…

La isla de Vancouver no es su único hogar; Otras poblaciones residen al sudeste de Alaska, aunque han disminuido con el paso del tiempo. “Hace tiempo vagaban libremente por California, en sus selvas templadas. Ahora sólo bajan hasta el norte de Vancouver. Esto debería enseñarnos a cuidarlos, ya que son un tipo de lobos únicos.” Terminaba Darimont. El artista Ian McAllister tomó algunas de las fotografías que hemos visionado hoy. ¿No son preciosos?

En el vídeo que ofrecemos a continuación se pueden observar estos curiosos animales salvajes en su hábitat especial. Esperamos que te hayan gustado estos interesantes documentos sobre una de las criaturas más vilipendiadas por las sociedades humanas. No sólo no son nocivos para los humanos, sino que incluso en algunas circunstancias pueden parar de comer carne. Todos deberíamos apreciar su belleza y aprender de sus estilos de vida. Si te gustó este artículo dale like y comparte con tus allegados.
Fuente: Twitter/Youtube-Nat Geo WILD

85
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Así se despidieron de Cameron Boyce, la estrella Disney que se fue demasiado pronto
Síguenos