2 Comentario

La hija adoptiva de su vecino era sospechosamente parecida a la suya. Lo que descubrió gracias al ADN está dando la vuelta al mundo…

La adopción puede ser la solución

El artículo de hoy está protagonizado por una pareja de origen estadounidense formada por James y Staci Maneage. Estas personas llevan casadas cerca de 25 años y residen en la actualidad en la localidad de Weldon Spring, que apenas sobrepasa los 5000 habitantes. Los dos se querían muchísimo, pero cuando comenzó su noviazgo y realizaron una visita al doctor recibieron la peor de las noticias: para ellos sería imposible tener hijos. Por suerte, y pasados unos años, se dieron cuenta de que el diagnóstico del médico era erróneo.

La felicidad llegó muy pronto a su vida, ya que pudieron concebir a tres hijos preciosos llamados Matthew, Andrew y Kyle. Sin embargo, no estaban del todo conformes, principalmente porque en los momentos más duros de su relación habían resuelto adoptar una niña si el destino no les concediera la posibilidad de ser padres de manera biológica. La mujer siempre habían mostrado cierta predisposición por las chicas de origen asiático, así que se pusieron en contacto con una agencia de origen chino… La historia se pone realmente interesante, así que te animamos a seguir leyendo para conmoverte por completo…

Se cumplió su sueño...

Aunque durante unos meses esa búsqueda no dio ningún resultado, a comienzos del año 2010 recibieron una llamada telefónica que les alegró una enormidad. En el pueblo de Hakka Folket había una niña que necesitaba de manera urgente una adopción: lamentablemente la pequeña había perdido a sus padres y había desarrollado daños en su cerebro, lo que no le auguraba precisamente un futuro prometedor. La pareja estadounidense no le dio importancia a esto último, sino que reforzó aún más su idea de quedarse con ella para proporcionarle un devenir más que agradable.

De manera inmediata hicieron las maletas y se trasladaron al corazón del continente asiático. Tras un largo trayecto consiguieron recoger a la chica, a la cual pusieron de nombre Elliana, y la llevaron de vuelta con ellos a los Estados Unidos. Cabe destacar que las primeras semanas permaneció ingresada en un hospital porque el mal de su cuerpo había empeorado, pero poco tiempo después se recuperó bastante y volvió a casa con la mayor de las sonrisas… ¡Por fin había encontrado una familia que le quisiera! El mayor misterio viene ahora: ¿quién era esa chica con la que había trabado amistad?

Otra familia realiza algo similar...

El destino a veces puede ser muy caprichoso, pero en algunas ocasiones puede propiciar que sorpresas inesperadas a la vez que agradables lleguen a la vida de una familia. ¿Sabíais que otro matrimonio de Weldon Spring también había adoptado una niña china? Debido a que era un pueblo muy pequeño, evidentemente conocían a los Maneage. Paige y Steve Galbierz, como así se llamaban, no podían tener más hijos, pero por suerte la agencia de adopción pudo conseguir que su mayor sueño se hiciera realidad…

Después de unos rápidos trámites, una chica llamada Kinley se convirtió en la alegría de la casa. Evidentemente, en una edad muy temprana los niños aman salir a la calle a jugar con sus compañeros de escuela o con los vecinos, así que era bastante normal que tanto Elliana como Kinley coincidieran en alguna ocasión. Después de varias quedadas juntas se convirtieron en las mejores amigas: pasaban horas en casa de las dos familias, tanto que incluso el señor Galbierz dijo en sorna que podrían considerarse hermanas… ¿Y si este hombre no estuviera precisamente desencaminado? ¡Qué sorpresa se llevaron todos!

¿Y si fuera un milagro?

En Occidente se suele decir que todos los asiáticos, y más concretamente los que son de origen chino tienen unos rasgos faciales muy similares, lo que complica sobremanera su identificación. Sin embargo, tanto la familia Maneage como los Galbierz estaban realmente anonadados con el evidente parecido físico que presentaban ambas chicas. En más de una ocasión se preguntaron si realmente podría existir algún tipo de parentesco, pero lo descartaron de inmediato: En China viven más de mil millones de personas, así que es totalmente imposible que dos jóvenes de distintas localidades tengan la misma sangre…

Sin embargo, después de pensarlo durante un gran número de días, James y Staci se decidieron a realizar una prueba de ADN con el fin de quedarse totalmente tranquilos. En un principio Steve y Paige se mostraron reticientes a que “unos desconocidos” trataran de obtener una muestra de sangre de su hija con un fin tan extraño, pero como también sentían curiosidad por el asunto permitieron que todo se llevara a cabo. Acudieron a un centro especializado y esperaron durante días a que les dieran los resultados… ¡Más de uno se llevará las manos a la cabeza!

Estarán unidas para siempre…

Al cabo de unas semanas llegaron noticias: en un sobre de color blanco estaba la resolución de un gran misterio. ¿Sabéis qué? Después de abrir el envoltorio y leer con detenimiento el contenido de la carta se quedaron de piedra... El análisis de su material genético no dejaba lugar a dudas… ¡había una semejanza entre ellas del 99,9%! Esto quiere decir que podrían tener los mismos progenitores o al menos uno de ellos había contribuido en su concepción… Nadie podía creer lo que estaba sucediendo, pero por suerte la felicidad reinaba en el ambiente…

No eran de la misma edad y lo cierto es que fueron adoptadas en regiones muy diferentes, pero parece ser que el destino quiso que estas dos hermanas se juntaran. A partir de ahora seguirán jugando y disfrutando como en años anteriores, pero existirá un sentimiento de fraternidad bastante agradable. En el vídeo que dejamos adjunto a este párrafo está explicado todo este caso de manera muy explícita: todos nuestros lectores que dominen el idioma inglés seguramente se conmuevan al ver esas imágenes… ¡Tenemos un final feliz!
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: Facebook-Paige Galbierz/ Facebook-Staci Maneage

86
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Joven mexicano fue al súper y contó una gran historia de amor y lujuria con los productos que encontró...
Síguenos