62 Comentario

Este niño podría ser el primer bebé “sin género” del mundo…

¿Existe algo más bello que la llegada de un niño al mundo? Posiblemente no, ya que la perpetuación de la vida es la razón de que los seres humanos habitemos este planeta. Las estadísticas de 2016 reflejan con claridad lo que está sucediendo en la actualidad: cada día nacen 371520 personas y pierden la vida unas 213120. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cada jornada hay un saldo positivo de unos 158400 seres humanos. En términos de probabilidad, el ratio nos dice que hay 1,74 nacimientos por cada defunción.

Este niño podría ser el primer bebé “sin género” del mundo…

Después de que el bebé salga del vientre de su madre de manera inmediata es tratado por los profesionales para que no haya ninguna complicación. Unos días después tanto la madre como el niño pueden abandonar el centro médico, y al cabo de un tiempo recibirán un certificado con la información del recién nacido. Es evidente que se nos asocia a ser un varón o una mujer en función de nuestros genitales, pero parece ser que una persona no está nada conforme con esta situación… ¿Habría podido nacer el primer bebé “sin género”? Veamos este caso tan especial que está dando la vuelta al mundo...

Este niño podría ser el primer bebé “sin género” del mundo…

En el artículo de hoy presentamos un caso único en todo el planeta Tierra. Probablemente siente un precedente para muchas familias, pero lo cierto es que va a levantar una gran polémica para muchos colectivos. El protagonista de esta publicación es Kori Doty, de origen canadiense: esta persona ha pedido que no se la identifique de ningún modo, es decir, que no se la denomine de manera específica como hombre o como mujer. Se define como “transgénero no binaria” y para ella es lo mejor que le pudiera haber pasado.

¿Cuál es el principal problema de Kori? Ha revelado en más de una ocasión que está totalmente en contra de que en el preciso instante en el que lleguemos al mundo nos digan si pertenecemos al bando masculino o al femenino. Según ella, todos y cada uno de nosotros tenemos el derecho a elegir en el futuro lo que más nos represente: mientras somos bebés no tenemos conciencia de nuestros actos, así que es mejor mostrar en el futuro nuestra “orientación”. Su situación es realmente especial, siendo la misma que quiere para su recién nacida…
¡Sigue leyendo para sorprenderte una enormidad!

Varios meses atrás sucedió el momento más feliz de la vida de Kori Doty: dio a luz a una niña llamada Searyl Atli. Desde el preciso instante en el que arribó al mundo de los vivos, el progenitor está luchando fervientemente porque al bebé se le identifique con el género “desconocido”, es decir, en el carnet de identidad debería aparecer la letra “U”: de “unknown”, en idioma inglés. Kori piensa que es lo mejor para la pequeña, principalmente porque así tendrá la posibilidad de elegir el lado con el que más se identifique cuando sea mayor.

En una declaración llevada a cabo a un medio local, Kori comenta que sus labores educativas con Searyl no están centradas en orientarla hacia algo específico. “Sé que lo que estoy haciendo es algo muy controversial y puede que muchos no estén de acuerdo con ello, pero siento que dentro de unos años mi retoño sabrá decirme con sus propias palabras quién es, lo que más le gusta y cómo se siente. Le daré todo mi apoyo y amor con tal de que todo salga a la perfección.” Esta historia no acaba aquí, sino que continúa en la página siguiente… ¡Las autoridades le han puesto en un compromiso!

Canadá es una país relativamente tolerante con todos los colectivos, pero parece ser que todavía no se puede aceptar la petición de Kori. Cuando entregan la documentación oficial a los recién nacidos, colocan una M si es de género masculino y una W si por el contrario estamos hablando de una mujer. Por suerte, recientemente le enviaron un carnet con el que puede acceder a la sanidad… ¡y lo reconocían como desconocido! Ahora sabemos que algunos estados como Alberta y Ontario están en pleno proceso de incluir esta nueva división, pero la protagonista del artículo no está conforme.

“Es cierto que se ha dado un paso adelante enorme, ya que en el DNI de mi bebé no aparece ni género masculino ni femenino, pero sin embargo la adición de esta nueva clase puede llegar a marginar a los que se incluyan dentro. ¿Qué dirán cuando les pregunten en la escuela o cuando tengan que rellenar un formulario con sus datos personales? Para mí, identificar como varón o hembra a una persona cuando nace es un completo abuso de los derechos humanos… ¡Ya expresará sus gustos y su posición cuando se haya desarrollado!"
Parece ser que Kori no lo pasó muy bien en sus primeros años de vida. Lo ha dejado muy claro en sus declaraciones…

“Hay algo que me ha acompañado durante toda mi vida, y eso es lo que pasó cuando llegué a este mundo. En el preciso instante en que nací, los médicos que estaban en la sala vieron mis órganos reproductivos y de manera inmediata consideraron que yo sería una mujer. ¿Era realmente necesario? Pienso que no, ya que durante casi toda mi vida he estado viviendo en un cuerpo que no es el mío…” ¿Qué os parece el testimonio de esta persona? Tiene mucha razón, aunque posiblemente su lucha sea en vano…

¿Y si no fuera así? El caso de Kori y su bebé ha alcanzado altísimos niveles de viralidad en las redes, lo que ha llevado a otros muchos padres a pensar que es lo que de verdad pueden hacer para que sus bebés no vivan acomplejados o se sientan humillados durante gran parte de sus existencia. Según algunos progenitores, las partidas de nacimiento únicamente deberían incluir el nombre, los apellidos y la fecha de la llegada al mundo del niño: ¿qué importa el género? Cada uno tiene el derecho a elegir si es un hombre o una mujer…
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ Twitter/ Facebook-kori doty

230
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Mujer gasta todo su dinero para parecerse a Kim Kardashian
Síguenos