7 Comentario

La verdad sobre las mascarillas negras de la que nadie habla

Si bien las mascarillas faciales de todo tipo son extremadamente populares tanto entre los hombres, como las mujeres desde hace varios años, hace unos meses el mundo se ha vuelto loco por una en particular. El ingrediente principal de dicho cosmético es el carbón activado, hasta el momento utilizado para terminar con diversos problemas de salud y belleza. ¿Sabías que las pastillas de carbón que se pueden comprar en cualquier farmacia combaten diarreas, mejoran la digestión y, machacadas, incluso blanquean los dientes eliminando el sarro de forma natural?

1

El carbón activo parece ser lo mejor

Sin embargo, ninguna de estas propiedades milagrosas puede compararse con la que ofrecen las mascarillas tan populares entre los aficionados a los cosméticos naturales. Si bien es bastante fácil elaborar una máscara de estas en casa, la necesidad de enjuagar la cara con agua después de que la pasta se seque no es igual de extraordinario como la posibilidad de pelarlo del rostro de una vez.
Si quieres intentar preparar tu propia versión de la mascarilla negra, fíjate en nuestro artículo: ¡Usó ESTO para deshacerse de los puntos negros! El resultado me dejó atónita… INCREÍBLE…

2

Algunas de sus muchas propiedades

Si a ti también te gustan los productos de tipo "peel-off", sin duda sabes a qué exactamente nos referimos aquí. Hace mucho tiempo ya fue demostrado que el carbón activo utilizado en la cosmetología tiene propiedades antibacteriales, purificadoras y astringentes. Por ende, con su ayuda podemos limpiar la cutis a fondo, quitarle las imperfecciones, eliminar el exceso del sebo y de las toxinas. Dicho absorbente iguala el color de la piel y aclara las manchas cutáneas. ¿Te parece poco?

Cada vez más barato y exitoso

Dado que se puede pasar un montón de tiempo hablando sobre sus cualidades, no es de extrañar que tantas personas en todo el mundo tengan ganas de experimentarlas en sus propias carnes. Y aunque al principio la mascarilla negra fue un cosmético caro y difícil de conseguir, los productores no tardaron en utilizar su receptura para elaborar sus propias versiones de ella y, así, infuir en la reducción de su precio a nivel global. De momento, las mascarillas a base de carbón activado se pueden comprar prácticamente en todas partes y no son nada caras.
Si el problema no es este, ¿cuál es? Te lo contamos en la página siguiente.

Puedes verlo en Internet

Lo prueba, aunque sea, la Red. Ya en el mismo Youtube, además de la publicidad relacionada con esta mezcla milagrosa, podemos encontrar un sinfín de tutoriales, reseñas y recetas que tienen que ver con la mascarilla en cuestión. De hecho, no solamente las mujeres demuestran el interés al respecto: todos los que alguna vez hemos tenido que combatir las espinillas, en el fondo soñamos con un remedio así. Pero hay gato encerrado: lo que nadie se anima a admitir en voz alta está relacionado con la parte posterior a la aplicación de la mascarilla.

Sorpresa poco placentera

Resulta que, dependiendo de marca y el lugar de su producción, algunas de ellas en realidad no quitan todos los puntos negros que podemos ver en nuestros rostros (aunque sí lo prometen), mientras que otras los eliminan de manera dolorosa. La mayoría de las personas que adquirieron dicho producto se dieron cuenta de ello en el acto y se llevaron una gran y desagradable sorpresa tratando de deshacerse de la capa negra... Una de ellas es, sin lugar a dudas, la joven del vídeo que vas a ver a continuación.
Míralo y decide cuál fue el error que cometió...

¡Duele!

Como vemos, la chica decidió aplicar la mascarilla no solamente en la barbilla y en la nariz, sino en toda la superficie de la cara. A pesar de su principal entusiasmo, terminó gritando de dolor cuando trataba de sacarse la mascarilla según indicado. Aunque no conocemos el porqué de esta reacción, sí que podemos advertirte: quitarse del rostro la famosa mascarilla negra puede ser muy poco placentero. Como dicen los especialistas, el carbón activo aplicado de esta manera puede resultar demasiado agresivo para la cutis de algunas personas.

¿Qué hacer?

Por ello, siempre merece la pena hacer una prueba poniendo un poco de producto en el antebrazo o una pierna: si te das cuenta de que deshacerse de la mascarilla supera tus capacidades de soportar dolor, mejor absténte de usarla. Además, si tienes una piel realmente delicada y propensa a enrojecimientos, este popular cosmético puede producirte irritaciones, ardor e incluso dejarte heridas en la cara. Antes que nada, siempre es mejor consultar la idea con un dermatólogo y -si hace falta hacerlo- encontrar otra manera de luchar contra las espinillas.
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Youtube / Giphy / BeautyMNL

250
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Usos de carbón de los que no tenías ni idea
Síguenos