Increíble!

Publicado 2017-07-14
11 Comentario

Datos escalofriantes acerca de la comida chatarra

Puede parecer conveniente, pero lo cierto es que la comida rápida no es nada buena para la salud. Los restaurantes de comida basura han aparecido por todas partes, y son una opción bastante apetecible cuando no se tiene ganas de cocinar o ir a otros lugares más caros, dado, además, su precio relativamente bajo. Después de un largo día en el trabajo, a menudo es más fácil agarrar, por poner un ejemplo, una hamburguesa con patatas, que estar de pie delante en la cocina y preparar algo nutritivo. Sin embargo, sí que hay algunos detalles que no vendría mal que supieras sobre algunos alimentos considerados “comida basura”, entre los que podemos encontrar una larga lista.

datos de la comida chatarra

1. Patatas fritas

La composición de Pringles y otras patatas fritas no está ni siquiera cerca de la de una patata real; Tienen una diferencia que merece la pena que sepas. Una vez, cuando se le pidió a la empresa Pringles que pagaran impuestos por la fabricación de “alimentos de lujo”, afirmó que sus productos ni siquiera eran similares a una patata chip. ¿De qué están hechas entonces? Básicamente, son una mezcla de arroz, maíz y trigo que se presuriza para adoptar la forma de una patata y que después es hervida en aceite hirviendo. Finalmente, se pulverizan varios sabores en polvo sobre ellas antes de ser empaquetadas. Un subproducto de este procesamiento extenso es un ingrediente peligroso que se llama Acrilamida, un carcinógeno y neurotoxina perjudicial para el cerebro. ¡Y la lista continúa!

datos de la comida chatarra

2. Ensaladas

Pedir una ensalada en un restaurante de comida rápida es más o menos como fumar un cigarro electrónico, da la sensación de ser menos perjudicial. Claro, eres una persona buena y acudes a la opción saludable, pero estás en un ambiente donde las sustancias nocivas se producen a un ritmo rápido, y lo mires como lo mires, saldrás del local en un peor estado del que tenías antes de entrar. Alarmantemente, muchas ensaladas típicas de estos sitios son rellenadas con porciones de grasas saturadas y sodio, y en algunos casos incluso son más perjudiciales que una buena y gran hamburguesa Bic Mac.

datos de la comida chatarra

3. Un queso que no se agradece

Nada complementa mejor a una hamburguesa que una buena rebanada gruesa de queso cheddar fundido entre la carne y el pan. El problema es que en los restaurantes de comida rápida, este queso no es cheddar. ¡Vaya! La mitad del tiempo, ni siquiera se acerca a ello. Varias investigaciones han revelado que alrededor de la mitad del contenido de la mayoría de los quesos procesados de estos sitios de comida rápida son un cúmulo de productos químicos, aditivos y grasa, dejando una porción final que es menos del 50% de lo que afirma ser. Lo bueno es que, al menos, sigue siendo una parte de comida.

datos de la comida chatarra

4. ¿Salsas? Nunca más

Aquí llega una noticia inquietante para todos aquellos que acuden a un sitio de comida rápida asiduamente. Las regulaciones sancionadas por la Administración de Drogas y Alimentos permiten que haya hasta un total de 30 huevos de mosca, o un gusano, en una cantidad que no supere los 100 gramos de salsa a base de tomate. Es cierto que estas personas están bien enteradas en cuanto a bacterias se refiere, pero la idea de que tu plato esté acompañado de huevos de mosca es suficiente como para no hacerlo nunca más.

datos de la comida chatarra

5. Pan elástico

Probablemente te sorprenda saber que Subway es el mayor proveedor de comida rápida de todo el mundo, incluso por delante de McDonald. Sin embargo, este dato es el segundo más increíble sobre esta cadena, ya que el “ganador” es un poco más inquietante. Hace hace poco, el pan utilizado en estos establecimientos contenía un producto químico llamado “azodicarbonamida”, una sustancia que anteriormente era empleada en la fabricación de zapatos y alfombrillas para el gimnasio. Desde entonces, Subway declaró que este producto ya no pertenece a la receta del pan, aunque todavía nos hace dar vueltas a la cabeza…

datos de la comida chatarra

6. Huevos

Es posible que si no tiempo para desayunar algo nutritivo en tu casa, te entren ganas de agarrar algo rápido a base de huevo en uno de estos locales. En un intento de reducir los costes de producción, una amplia variedad de cadenas utilizan un sustituto de huevo en sus platos, que ha demostrado contener un sustancia preocupante llamada “glicerina”. Si no te suena de nada el nombre, probablemente hayas entrado en contacto con él mientras te duchas o afeitas. ¡Exacto! Este solvente es, entre otras cosas, espuma de afeitar y jabón, y mientras que su consumo en pequeñas dosis no te matará, ¿qué excusa es para incluirla en un desayuno?

datos de la comida chatarra

7. Hamburguesas inmortales

Es una visión inquietante cuando tropezamos accidentalmente con alimentos que han estado escondidos en los huecos más profundos de tu nevera durante semanas. En estos momentos, te ves obligado a pellizcarte la nariz y, tentativamente, arrancar esa monstruosidad y tirarla a la basura. ¿Por qué los alimentos adquieren un aspecto tan horrible cuando caducan? Bueno, debes saber que las hamburguesas de McDonald pueden durar 14 años sin apenas cambiar de aspecto. ¡Genial! ¿No? Incorrecto. La comida se pone fea cuando cauda, ya que es un proceso natural que advierte que ya no es apta para el consumo humano. Si un hamburguesa no cambia en más de una década, es que no es un alimento en absoluto. Mientras que la corteza se endurece cuando se deja durante años, estas “hamburguesas” tienen tan poca agua e ingredientes naturales que simplemente se asientan a ella como la primera vez, siendo algo así como plástico. ¿Sigues con ganas de algo rápido? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

datos de la comida chatarra
53
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Celebridades que gustan de comida chatarra pero tienen cuerpos maravillosos
Síguenos