Increíble!

Publicado 2017-07-17
2 Comentario

Los 8 hoteles más increíbles del mundo…

Cada cierto tiempo, el ser humano tiene la necesidad de descansar del mundanal ruido, así que si por suerte tiene una gran capacidad económica, podría costearse unas merecidas vacaciones en un alojamiento acorde a sus gustos. En el artículo de hoy podremos ver ocho hoteles diferentes que harán las delicias de nuestros lectores: ¿descansar bajo el mar, viendo auroras boreales e incluso en el interior de un fantástico iglú? No cabe duda de que las compañías saben cómo captar clientes...

Los 8 hoteles más increíbles del mundo…

1. Karostas

En Liepaja, una de las ciudades más importantes de Letonia, hay un albergue que probablemente sorprenda a muchos de nuestros lectores. Un enorme edificio actuó como cárcel desde 1903 hasta 1997, viviendo horrores tanto del período nazi como del momento del apogeo soviético. ¿Sabías que esta prisión se utiliza ahora como hotel? Sin embargo, algo la hace muy peculiar: todos los huéspedes son tratados como prisioneros, estando las habitaciones libres de todo lujo e incluso recibiendo ciertos castigos si no se comportan debidamente. Toda una experiencia…
¡Sigue leyendo si quieres ver “La Casa de Locos” y el parador de los bosques!

2. Crazy House

“La casa de los locos” está situada en la localidad de Dalat, en Vietnam. En este maravilloso país asiático podemos disfrutar de las instalaciones de uno de los hoteles más extraños del mundo. La decoración sin sentido, un laberinto en mitad de una estancia e incluso un pequeño bosque la han convertido en una de las principales atracciones de la nación… En más de una ocasión creeremos que nos hemos transportado a otra época diferente o que simplemente estamos dentro de un mundo fantástico en el que todo se puede hacer realidad.

3. Skylodge

En el Valle Sagrado de Perú hay un pequeño albergue al que no todo el mundo querría tener acceso: son tres habitaciones de cristal que se encuentran colgando de una montaña. ¡Hay nada menos que 400 metros de caída hasta el suelo! ¿Sabías que para acceder a cada estancia hay que escalar por un barranco y que incluso si tenemos que preguntar en recepción necesitamos echar mano de una tirolina enorme? Los que sufren de vértigo es más que probable que nunca deseen visitar estas instalaciones…

4. La cápsula

Los amantes de lo minimalista y que tampoco tienen intención de gastar mucho dinero tienen en este hotel probablemente la mejor alternativa. A lo largo de Japón hay muchos albergues que ofrecen a sus usuarios la posibilidad de dormir en cápsulas de dos metros de largo por uno de ancho, equipadas solamente con una cama, varias bombillas, una televisión y un reloj despertador. Muchos pensarán que nadie pagaría por ello, sin embargo, ¿acaso no es muy importante descansar por la noche? Si buscamos el mínimo ruido, no existe nada mejor…

5. El iglú

En el pequeño país de Andorra cualquiera que lo desee puede disfrutar de unas merecidas vacaciones como si estuviera en pleno Polo Norte. Hay que resaltar una cosa bastante importante: el hotel solamente está abierto entre los meses de Enero y Marzo, ya que conservar las 40000 toneladas de nieve solamente es posible en el periodo invernal. Todas las instalaciones están hechas de hielo, hasta el colchón, de ahí que sea necesaria protección extrema si no queremos morir de hipotermia. Por suerte, el baño incorpora un jacuzzi muy relajante en el que fluye agua caliente…

6. Kakslauttanen

Hay personas que seguramente no se lo piensen dos veces a la hora de visitar este paraíso. Ubicado en Finlandia, ofrece a los huéspedes la posibilidad de reposar en una especie de invernadero, similar también a un iglú. Cada estancia está equipada con las mayores comodidades posibles y el reposo en sus camas es fenomenal, pero lo que realmente hace disfrutar a la gente es la posibilidad de ver las auroras boreales de noche mientras reposan en la alcoba… Estar rodeados de un bosque boreal otorga más aún un aura mística al lugar…

7. Kolarbyn

No salimos de los países bálticos, ya que en esta ocasión visitamos Suecia. “Kolarbyn” podría decirse que es uno de los hoteles más rudimentarios que hay en la actualidad: se compone de una serie de cabañas de madera en los que no hay electricidad… ¡al menos existe una hoguera para calentarse por la noche! Si alguien está buscando desconectar del día a día, trasladarse a un bosque muy especial e imitar al ser humano de hace decenas de miles de años no encontrará un sitio mejor… ¡Cuidado con los animales salvajes!

8. El hotel submarino

Si un albergue es valorado por una puntuación cercana a las cinco estrellas en todas las páginas relativas a viajes, quiere decir que es toda una delicia para los sentidos. Está compuesto por tres pisos diferentes, estando los dos inferiores situados bajo el nivel del mar: ¡las paredes hechas de cristal dan lugar a que se puedan ver todo tipo de peces y animales subacuáticos! Por otro lado, la posibilidad de realizar deportes extremos en la zona y los fenomenales atardeceres en la terraza provocan que cada vez más gente acuda aquí a pasarlo bien.

¿Cuál de todos estos hoteles te ha gustado más? Déjanos un mensaje en nuestro muro dando tu opinión acerca de esto. Evidentemente cada persona tiene sus propios gustos en lo relativo a la elección del lugar en el que pasará sus vacaciones, pero no hay duda de que a lo largo de nuestro mundo podemos encontrar ciertos rincones muy especiales que nos cautivarán hasta el límite aunque permanezcamos en ellos tan sólo unos días. ¿Imagináis vivir una experiencia así? ¡Por suerte los que hemos mostrado hoy no son precisamente caros!
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ Youtube

Los 8 hoteles más increíbles del mundo…
0
Comportamientos animales que NO podemos explicar...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Claudia Margarita Muñoz Moreno
Claudia Margarita Muñoz Moreno 20/7/17 6:00
Ramon Arciga Camarillo
Manuel Villanueva
Manuel Villanueva 19/7/17 6:00
yo no quiero eso para mi
Síguenos