Increíble!ConsejosPaternidad

Publicado 2017-07-26
16 Comentario

7 enfermedades que los teléfonos móviles están provocando en nuestros hijos...

Actualmente, en la página web del Instituto Nacional del Cáncer está publicado que debido al aumento masivo de usuarios de móviles, se prevé un futuro con casi 5 mil millones de usuarios a nivel internacional. Por lo que también se recuerda que estos emiten energía en forma de radiación no ionizante por lo cual aquellos tejidos cercanos a los emisores de estas ondas se verán gravemente afectados en lo que hasta ahora se ha considerado, un largo plazo. Si quieres saber sus efectos continúa leyendo este artículo.

1. Enfermedades gastrointestinales

1. Enfermedades gastrointestinales

El móvil está tan sucio que se podría decir que tiene 18 veces más bacterias que un baño público. Esto puede provocarle a un niño graves enfermedades gastrointestinales. Se recomiendo no cocinar con este aparato al lado ya que tras tocarlo vas a manipular la comida que en unos minutos comerás tú y tus hijos. También a tener en cuenta es dejarlo atrás a la hora de ir al baño, ya que esto favorece aún más su contaminación. Cuando laves tus manos, estas volverán a contaminarse una vez cojas de nuevo el teléfono.
Sigue leyendo en la siguiente página.

Post udostępniony przez @_otapp_

2. Quemaduras

Si sueles olvidar el móvil mientras lo cargas debes de tener cuidado. No es recomendable en absoluto ya que al estar enchufado a la corriente eléctrica durante horas puede recalentarlo con consecuencias tan graves como una quemadura o incluso un electroshock a tus hijos. Este hábito tan cotidiano probablemente dañe el cargador e incluso pueda llegar a hacer que explote el dispositivo. También es muy importante no usar el teléfono durante el tiempo que está conectado ya que se acrecentarán estas consecuencias.

3. Ansiedad

Es una enfermedad apenas perceptible para el resto pero muy grave y aún más si se produce en niños. Es muy común que desde pequeños los veamos ya con estos dispositivos. Conseguir que estén unos minutos tranquilos en el sofá conllevará consecuencias fatales como la dependencia de este dispositivo, la ansiedad y minimice su creatividad. Es cierto que hay juegos educativos en estos objetos pero siempre será más beneficioso para su salud si estos juegos son en un tablero y cooperativos.
Sigue leyendo en la siguiente página.

4. Insomnio

Bien sabemos que si un niño no alcanza el sueño, nadie en la casa lo hará. Bien pues la luz azul que desprenden estos teléfonos tienen un efecto adverso en el cuerpo humano alterando su capacidad del sueño. Estos envían información al cerebro alterando los ritmos cardíacos lo que su vez retrasa la producción de melatonina. Esta es la hormona que se encarga de propiciar este acto. Si se da dicha situación probablemente baje el rendimiento académico de los pequeños así como les provoque una sensación de cansancio continuo. Conoce más técnicas a desarrollar con niños aquí.

5. Problemas visuales

Un estudio realizado en el 2014 por un oftalmólogo afirmó que la exposición continuada de los ojos a este tipo de pantallas provoca la degeneración temprana de las retinas. Como consecuencia, se ve incrementado el riesgo de padecer cataratas e incluso ceguera. Es conveniente que un especialista evalúe periódicamente el estado de la visión de nuestros hijos así como procurar que lean libros mejor que los digitales y jueguen con objetos manipulables preferiblemente a los inteligentes de este calibre.
Sigue leyendo en la siguiente página.

6. Diversos tipos de cáncer

Como consecuencia de las ondas que son emitidas por las antenas a medida de que sostenemos el móvil junto a nuestro cerebro, aumenta el daño que estas provocan. La radiofrecuencia recibida es mayor y teniendo en cuenta que los tejidos cerebrales de los niños aún están en periodo de desarrollo, el daño será 18 veces mayor al que puede padecer un adulto. Antes estas estadísticas la probabilidad de desarrollar un cáncer es mucho mayor que en una persona de edad avanzada.

7. Déficit de atención e hiperactividad

Los hábitos continuados de los niños con respecto a los teléfonos móviles están haciendo de ellos una sociedad distraída e impaciente. Estos son componentes del TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad). Es una enfermedad grave que provoca en las personas olvidos y descuidos constantes así como incapacidad para concentrarse en algo tan simple como puede llegar a ser una conversación. Es importante desligar la vida de los niños con este problema a las tecnologías dosificándoselas coherentemente.
Si te ha gustado este artículo haz click en Me gusta y comparte en Facebook.
Fuente: Twitter/ Instagram/ StarStock

3854
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Las siamesas más famosas de México... ¡ya son todas unas bellas adolescentes!
Síguenos